LA COLUMNA DE LA PAKA: «LA VENDA YA CAYÓ»

¡Hola queridos eurolectores! Ya estoy de vuelta para traeros la última entrega de la temporada, previa al festival, en la que analizaré la canción anfitriona y todas las candidaturas del BIG 5. Tengo que aprovechar porque solo nos quedan un par de días hasta que comiencen los ensayos; momento en el que no daremos abasto para seguir todo el exceso de información que nos llegará desde Tel-Aviv. Vamos a estar más superados que Jon Ola Sand cuando le llegan a su ordenador todos los resultados de golpe… ¡Estrés!

Mi próxima columna será tras el festival, como cada año, para daros mi análisis de todo lo acaecido en la sexagésimo cuarta edición del certamen. Así podré desahogarme y superar la dolorosa depresión post-festival que siempre te deja vacío a la vez que relajado… Así pues me calzo la pluma de la Drama Queen danesa y meto en faena:

¡Qué maravilla! Y es que Kobi es la voz masculina del año sin duda alguna. Con un timbre especial, y un amplio registro, juega como quiere con sus quiebros y dibuja las melodías con una afinación exquisita. Me recuerda por momentos a Freddie Mercury, salvando las distancias que son muchas… Lo que siempre tuve claro desde que vi su primera audición en el talent israelí es que él iba a ser el representante del país anfitrión. Su presencia, su porte, su forma de pisar el escenario… Cuenta con una gran desventaja, desde luego, y es que es demasiado clásico y eso puede jugar en su contra, pero la calidad que desprende el conjunto espero que supere lo anterior. Aunque lo veo difícil…

La canción es una obra maestra que tiene mucho más trasfondo del que en principio se adivina. Israel, siempre fiel a sus mensajes subliminales ensalzando al pueblo elegido, ha seleccionado un tema que aunque de primeras parece que trate de la superación y autoestima personal, en fondo creo que habla del holocausto judío y el regreso a la tierra prometida, y como consecuencia final de la creación del estado de Israel por parte de los judíos supervivientes del genocidio nazi. Si os leéis la letra con calma os daréis cuenta de lo que os digo… Por poner un claro ejemplo de los muchos que hay en los tres minutos: “I used to listen to the way they talk, counting down the minutes from the ticking clock” (“Solía escucharlos de la manera en la que hablaban, contando los minutos del reloj”), como referencia a la forma en la que los judíos eran tratados en los campos de concentración contando los minutos hasta que alguien decidiera cuando ya no eran útiles y podían deshacerse de ellos… ¡La verdad es que el doble sentido está escrito con una pluma magistral!

Y es que esta trayectoria la lleva ejerciendo el país de oriente próximo desde que comenzó su andadura en el festival en 1973… Recordemos el momento épico de Munich 1983 cuando Ofra Haza cantó una alabanza al pueblo de Israel en Alemania, o temas como Hallelujah, Kan, Amen o Light a candle… ¿Y qué me decís de la candidatura de Noa y Mira Awad en 2009? En fin, que los anfitriones no solo celebran la ceremonia musical sino que nos lanzan el mensaje de su identidad y sus raíces desde casa. Pero todo muy sutilmente y con mucha elegancia, como solo ellos saben hacer.

Puesto en la clasificación final:20º

¡Las hermanas huelen a “levinazo”! Y es que los teutones presentan una candidatura facilona y manida que cuenta el típico drama barato de película de sobremesa de Antena 3. Y para defender semejante tragicomedia, que es más comedia que tragedia, se han juntado dos niñas: Laurita (la morena mala) y Carlota (la rubia buena) que no se compaginan en absolutamente nada, ni estilismo, ni expresión corporal, ni siquiera lo más importante como es el empaste de sus voces… Es un dúo imposible, impostado, forzado y que no funciona. Así que será cómico el ver la tragedia de resultado que van a tener el 18M.

La puesta en escena de la preselección con la plataforma cuadrada giratoria, que no existirá en Tel-Aviv a Dios gracias, tampoco facilita nada el asunto con dos señoras jugando a gato y al ratón sin orden ni concierto. Así que veremos que les ha diseñado Florian Wieder, que también es el creador de escenario de este año, y que truco se saca de la manga para hacer que las falsas hermanas tengan opción de al menos no quedar en el puesto 26º y subir al 25º… ¡Ya que no mejorarán mucho más!

Ciertamente la gala de elección alemana tenía una dudosa calidad, con puestas en escena de dudoso gusto y el resultado final fue el triunfo de las pizpiretas hermanicas emocionadas por ser las elegidas de un público votante que tenía poco donde escoger.

¡Alemania me quita la vida! Lo mismo te presenta un año un temazo ganador, como el año pasado, que al año siguiente te suelta un cuadro para marcarse otro puesto último como en 2015, 2016 y 2017… Parece ser que Michael Schulte fue un oasis en el desierto.

Puesto en la clasificación final: 26º

¡Amo a la circa francesa! Lo tengo que gritar desde lo más profundo de mi ser, queridos. Desde que le vi por primera vez en la semifinal del Destination Eurovision me enamoré y supe que sería el abanderado… la abanderada… bueno llamémoslo X en Tel-Aviv. ¡No hay Eurovision que se precie sin una buena circa que nos de la vida! Y Bilal Hassani lo hace. Vamos que si lo hace… con sus pelucas, sus videoblogs, sus historias del Instagram, sus entrevistas con las wiwis (las reinas de Wiwiblogs: William & Deban)…

Ser homosexual, afeminado, de ascendencia árabe, influencer adolescente, y una auténtica reina, aunque ella cante “Rey”, da como resultado del conjunto un paquete de regalo envuelto en un gran lazo rosa que va a ser protagonista durante la semana de ensayos en Israel. Tiene todas las papeletas para generar polémica y dar que hablar, para generar empatía con la que captar votos con facilidad, y para hacer historia en el nuestro concurso. Quizás no tanto por su resultado final, que intuyo será mitad de tabla, porque estará lejos del hito de Conchita; ya que solo hay una, grande y libre; sino por los espectáculos que montara tanto dentro como fuera del escenario.

La canción tiene un mensaje muy profundo, no podía ser de otro modo siendo tocada por la varita mágica del dúo Madame Monsieur. Y encima se le ha sabido adaptar la historia basada en hechos reales del propio intérprete con su corona incluida. Si bien es cierto que no canta especialmente afinado en directo, interpreta con el alma y abre su corazón al público. Su imagen, extraña pero hipnótica, andrógina pero sugerente, también hace que no puedas dejar de mirarle durante los tres minutos. Así que me muero de ganas de ver que es lo que tiene pensado para el escenario y como sonará la secreta versión final de Roi, que estoy absolutamente seguro de que no me decepcionará para nada. ¡De momento ya ha dicho que va a llevar un pelucón de campeonato, largo como no se ha visto nunca, va a parecer la Rapunzel moruna! ¡Maravillosooo!

Puesto en la clasificación final: 13º

¡Brava Italia! Clásica como ella sola y arriesgando con lo más urbano del año para romper el molde. ¡Pero que arte hay en este país! Y es que la inesperada canción ganadora de Sanremo nos dejó en shock. Tardamos un ratito en reaccionar al ver una Italia sumamente transgresora y actual gracias al voto de la prensa especializada en contra del fascista Salvini…

No comprendo el porqué es tan favorita de los eurofans hasta el hecho de haber ganado la OGAE Poll 2019 por la mínima a Suiza y sobre todo a Países Bajos, pero es lo que hay… Yo creo que en el festival no va a ser tan entendida y rozará el top 5 sin colarse en él. Todo lo contrario al año pasado, en el que vi clarísimo desde el primer momento que Italia tenía muchas opciones de hacerse un top 3… al final solo lo consiguió en el televoto. Y es que cuando Italia es favorita de los eurofans… es precisamente cuando no da el campanazo.

Soldi trata varios temas de actualidad, la desigualdad social, el abandono del hogar familiar, la orfandad paterna, el buscarse la vida desde pequeño haciendo cosas que no se deberían de hacer, el sufrimiento al ver a una madre mal, la importancia del dinero y la tranquilidad que da el tenerlo… Política social convertida en canción, el estilo de la ganadora que mueve el corazón de los italianos, y que ya funcionó en Sanremo 2012 con Non è l’inferno de Emma Marrone. Aprovecho para decir que es una de las mejores ganadoras del festival italiano, que de haber participado en Azerbaiyán habría dado guerra a Suecia, Rusia y Serbia, y que habría hecho de la Marrone una diva y no una mamarracha como su propuesta de 2014.

Volviendo al asunto, Mahmood se mueve muy bien en este terreno pantanoso de la crítica social con la seriedad de su interpretación y las distancias que marca con su halo de misterio e inaccesibilidad. También juega genial con la ambigüedad de su sexualidad siendo muy masculino y fuerte por momentos y tierno y afeminado en otros. Posee ese perfil de chico frágil pero duro a la vez que hace que el espectador se derrita y caiga rendido a sus pies… Otro de los pibones del año sin duda, y es que Eurovision 2019 es un año de hombres. Así que sumemos al italiano a la lista que ya engrosan el neerlandés, el ruso, el suizo, el sueco, y nuestro Miki. ¡No dudo que Italia será el país del BIG 5 con el mejor resultado a priori si España se lo permite y no consigue dar la sorpresa!

Puesto en la clasificación final: 

¡Pobrecillos los británicos! No dan una… ¡Nosotros, los eurofans españoles estamos mal, pero estos están aún peor!

Todos los años me repito y escribo lo mismo, lo sé. Pero es que es una verdadera pena que teniendo uno de los mercados musicales más poderosos del mundo, y siendo creadores de estilo, nuevas tendencias y fusión de géneros, nos ofrezcan canciones de cuarta regional, de relleno, para cubrir el expediente. ¡Me da mucha rabia! Quiero que el “Reino Hundido” deje de estarlo y reverdezca sus laureles. Que nos presente temas que pasen a la historia y que oigamos en las votaciones muchas veces “Guayominí” aunque eso implique que reviente por verles siempre arriba, como me sucedía cuando era pequeño…

Bigger tan us es una composición del participante sueco John Lundvik, que por otro lado es descarte del jefazo Björkman por no estar a la altura de lo que él buscaba para el Melodifestivalen. Y es que es una balada r&b de esas que salen a montones cuando das una patada a una piedra, de esas que hubieran funcionado en el festival de hace una década, pero que ahora llega mal y tarde… Y si a ello le sumas el poco carisma de Miguel Arroz, lo nervioso que se pone en directo porque le faltan más tablas que a Di Caprio en el Titanic, y que las puestas en escena británicas suelen ser horteras, anticuadas y básicas; tienes como resultado que se va a estar jugando el último puesto con Alemania. No puedo decir mucho más… así que me voy a España para terminar que es quién realmente nos interesa.

Puesto en la clasificación final: 25º

Pues bien, parece que la venda ya cayó y con ella el mal fario de España en los últimos 15 años de certamen, aunque tendremos que esperar a ver que puesto de actuación nos corresponde y si es verdad que la puesta en escena es tan maravillosa como se rumorea, con cubos gigantes con proyecciones, buena coreografía y hasta polvos Holi de colores… Porque todo son rumores de esos que le gustan a Raffaella Carrá.

La venda ya se les cayó a los mandamases de RTVE y por fin se han dado cuenta de que esto es euroVISION y la puesta en escena es fundamental. Así pues, han decidido tirar la casa por la ventana y contratar al griego Fokas Evangelinos para que nos monte un numerazo… el que ya buscaba Tony Sánchez-Ohlsson para Amanecer y Edurne en Viena 2015, pero que nunca llegó finalmente. Y estoy seguro de que este año Fokas se va a salir y nos va a dar algo guay tanto por España como por Rusia, salvando las distancias que implican la inversión económica de cada uno de los dos países, que seguramente es muy diferente. De momento ya sabemos que van 40.000 euros en la preparación de la escenografía que tendrá plataformas de esas que tanto le gustan al heleno. Fokas es muy de cachivaches.Al final nos vino bien el trompazo de “Almaia” en Lisboa gracias a la insípida puesta en escena de Gestmusic, que ya avanzó que este año no se involucrarían en el asunto, y por una vez tenemos suerte y se cumple lo prometido de modo que la Bordás, la Prieto y demás jefazas hayan decidido levantar el teléfono de la esperanza y contratar a alguien con experiencia, conocimientos y buen criterio. No olvidemos que Evangelinos ha metido traspiés con algunas de sus escenografías, pero que también hizo las de las ganadoras Grecia 2005 y Rusia 2008, así como Grecia 2004, Bielorrusia 2007, Azerbaiyán 2013 y Rusia 2016 entre otras. ¡Vamos, que es capaz de montar un espectáculo digno de top 3!

La venda es una charanga que suena a España al mil por cien. Una pachanga de fiestas de pueblo en verano. Un himno potente de los que se bailan en las fiestas del partido comunista de la Casa de Campo de Madrid. Desenfadada y alegre. Con mensaje y trasfondo, pero divertida y desinhibida. Ideal para ser expuesta en las Preparties europeas y que funcionara como un tiro; como así ha sido. Es también un canto a la esperanza, a la que tenemos los eurofans este año. Ojalá y se cumplan nuestras ilusiones con una candidatura que parece ser que es lo que demandaba Europa de nosotros desde hace muchos años… Si nos fue bien con Bandido, Dile que la quiero y Dime entre otras… este año debería de pasar igual.

Además tenemos a Miki (y sus bíceps que son lo mejor de todo Eurovision 2019) y su carisma. El nen tiene ángel. Su sonrisa derrite y su mirada se mueve a medio camino entre la nobleza de haber roto nunca un plato y la picaresca del chiquillo listo que te rompe la vajilla pero sabe ganarte para que no le eches la bronca. Se mueve como pez en el agua en este estilo musical porque es lo que le gusta cantar y lo que escucha en sus ratos libres. Vive intensamente cada interpretación de la canción como si fuera la primera vez que la canta porque cree en ella y en sus posibilidades. Todo ello hace que si lo presentara cualquier otro país veríamos un top 5 clarísimo, pero claro, al ser España lo vemos imposible. ¡Pues yo os digo que NO! Este año sí, este año no sucederá como con Barei y ese subidón en las apuestas en el último momento para acabar descalabrados por los puntos del televoto. Y hablando de apuestas, España ha subido en las últimas 48 horas muchísimos puestos hasta colocarse en el puesto 14 (y lo que nos queda por subir) porque los israelíes y la gente que está en Tel-Aviv siguiendo los ensayos de figurantes han flipado con lo que presenta España y se están hinchando a meterle dinero a nuestro país. De hecho el presentador del festival, que ha visto ese ensayo, ha comentado que está asombrado con lo que va a ofrecer Spain… ¡Ahí, creando hype del bueno para que luego la ostia sea mayor y no podamos ni levantarnos! Jajaja ¡Qué lástima!

Por fin vamos con los deberes hechos, muy bien hechos, así que esta vez nos van a dar la matrícula de honor y podremos llevarnos una alegría de las buenas que ya toca desde 2003… ¡Si se quiere, se puede! … Ahora recemos para que Miki saque el papelito de la “Second Half” y que Jon Ola y Björkman nos pongan en el 26 a actuar. Si se alinearan los astros de esa manera ya no podríamos pedir más…Yo, por la parte que me toca, viendo nuestro palmarés y la cantidad y calidad de favoritas que hay, con finalizar la votación entre el 9º y el 5º puesto sería una auténtica victoria. Pero de momento estemos felices porque LA VENDA HA CAÍDO POR FIN.

Puesto en la clasificación final: 

Antes de despedirme os muestro la que creo que será la clasificación final con lo que sabemos hasta el día de hoy, sin conocer puestas en escena y directos, puestos en el orden de actuación y demás circunstancias que marcarán el devenir de cada uno de los países en la competición. Esto es jugar un poco a la lotería, obviamente, porque se pueden intuir los países que quedarán en el top 5 y en el bottom 5 a priori, pero lo demás es puro azar e intuición. Así que os ruego que lo toméis como lo que es, una predicción subjetiva y basada en experiencias de años anteriores; que luego normalmente nunca se cumplen puesto que la realidad termina superando a la ficción y sorprendiéndonos.

  • 26º. ALEMANIA
  • 25º. REINO UNIDO
  • 24º. NORUEGA
  • 23º. SAN MARINO
  • 22º. PORTUGAL
  • 21º. CHEQUIA

 

  • 20º. ISRAEL
  • 19º. DINAMARCA
  • 18º. BÉLGICA
  • 17º. CHIPRE
  • 16º. AZERBAIYÁN

  • 15º. FRANCIA
  • 14º. GRECIA
  • 13º. SERBIA
  • 12º. HUNGRÍA
  • 11º. POLONIA

  • 10º. MACEDONIA DEL NORTE
  • 09º. MALTA
  • 08º. ALBANIA
  • 07º. ITALIA
  • 06º. ISLANDIA

  • 05º. ESPAÑA
  • 04º. SUIZA
  • 03º. SUECIA
  • 02º. RUSIA
  • 01º. PAÍSES BAJOS

Dicho esto, os deseo que paséis un feliz Festival de Eurovision 2019, que viváis intensamente estos días de ensayos, noticias y eurodramas, y  sobre todo que independientemente del resultado no olvidéis que “Eurovision es música y la música es para disfrutar. Así que disfrutemos de Eurovision”.

Eurobesos para todos.

Firmado: Juan Manuel Jiménez Díaz

Twitter: @JuanmaJiDi

Facebook: Juanma JD

Instagram: @juanmajd

*Todas las afirmaciones e ideas expresadas en este artículo de opinión pertenecen única y exclusivamente a su autor, y son totalmente ajenas a la Asociación OGAE Spain.

PUEDES LEER EL RESTO DE COLUMNAS DE LA PAKA EN EL SIGUIENTE ENLACE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *