Ruslana es una de las artistas más respetadas y con más éxito de Ucrania. Es cantante, bailarina, productora, compositora, directora de Orquesta Sinfónica y pianista. Escribe, compone y produce sus propias canciones y videoclips.

Ganó el Festival de Eurovisión en 2004 con la canción «Wild Dances», tras lograr 280 puntos, que recibió de 34 de los 35 países participantes en el concurso. Hace apenas una semana, Ruslana participó en la gala benéfica Eurovision Gala Night en Luxemburgo y dió una pequeña rueda de prensa a los medios presentes, entre los que estaba Ogae Spain. Paul Hrosul, presidente de OGAE UCRANIA, se encargó de traducir las preguntas y respuestas de la artista para los demás medios.

Ruslana, ¿alguna vez te has arrepentido de tu participación en el Festival de Eurovisión?

Ruslana: Si ha sido así, nunca nadie me lo ha notado ni se ha enterado. Hace 11 años en Estambul, hubo momentos de muchísimo cansancio, pero pienso que es normal con toda la tensión que se vive y la sobrecarga. Pero en realidad, nunca había pensado antes en ello.

Realmente se vió una actuación llena de fuerza cuando presentaste Wild Dances y no parecías para nada cansada…

Ruslana: Hay que darlo todo y luchar mucho para ganar. Pero nosotros no nos presentamos para ganar, sino para dar a conocer nuestra música y que la escucharan en toda Europa. Hubo gente que dijo que deberíamos presentar algo más comercial para estar más presentes en las listas de éxitos. Pero dijimos: ¡NO! Queremos mostrarnos como somos y no mentir. La energía de las montañas de los Cárpatos, de allí son los Wild Dancers y a ellos es a quien queríamos mostrar.

Ruslana: A mi también, claro que sí, pero sobre todo ha cambiado a los musicos de mi pasís. Han visto, a través de mí, que Europa les puede ofrecer otra perspectiva, que se les escucha. Se abrieron muchas puertas para nuestra música, fue un verdadero avance.

¿Volverías a participar en el Festival de Eurovisión?

Ruslana: Lo he pensado más de una vez. Sí, y echo de menos esa energía que te da el ambiente eurovisivo. Si el destino así lo quiere, volvería a repetir. Si sintiera que yo podría ser una vez más un impulso para la música ucraniana y Ucrania en sí, volvería al Festival.

El pasado año el ente ucraniano NKTU, por primera vez desde 2003, comunicó su ausencia del Festival de Eurovisión. ¿Estuviste de acuerdo con esta decisión?

Ruslana: Fue una decisión errónea que tomaron los políticos. Siempre cuando los políticos toman una decisión sobre cultura o música, algo sale mal. NO han hablado con la gente de a pie ni les han consultado, simplemente dijeron que el ente público tomó la decisión de no participar en el Festival por problemas financieros. Pero el Festival de Eurovisión no es como una película, que puedes parar de rodar y después seguir con ella. Se podrían haber buscado patrocinadores para la financiación.

Por tu parte no se escuchó ninguna crítica…

Ruslana: En esos momentos estaba muy cansada, y por eso no se escuchó niguna declaración mía al respecto. Estaba en Donezk, ayudando a personas necesitadas. Pero quiero que los europeos se puedan fiar de Ucrania en cuanto su participación en el Festival., no sólo porque la canción sea buena, sino porque Ucrania pertenece a la familia eurovisiva.

¿Qué planes personales y profesionales tienes? ¿Algún nuevo álbum?

Ruslana: Hay dos clases de músicos: unos ya tienen un nombre para su hijo antes de que haya nacido, y hablan sobre ello; los otros compran ropa para los hijos que aún están por nacer. Yo pertenezco a la segunda categoría. Así protejo a mi hijo, para que pueda ver la luz en calma. Pero sí, estamos trabajando en un nuevo proyecto que pretende mezclar lo que vivimos en Maidan (Plaza de la Independencia, en Kiev) con mucha cultura de los Cárpatos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *