LUCÍA (ESPAÑA 1982)

1389783120461

Lucía fue a Eurovisión en 1982 con la canción “Él”. A principios de los 80, siendo sólo una adolescente, se dio a conocer en los tablaos sevillanos. Su verdadero nombre era Maribel, aunque la farándula sevillana la conocía por el sobrenombre de “La Ruina”. Tenía sólo 17 años cuando fue elegida para Eurovisión, la experiencia que supondría un antes y un después en su carrera. Hoy en día, apartada de la vorágine musical y centrada en su faceta televisiva, Lucía recuerda su paso por el Festival como un gran acierto en su carrera y en su vida. De todo ello ha hablado con OgaeSpain.

-Hola, Lucía. Han pasado ya 32 años desde tu participación en el Festival de Eurovisión. ¿A día de hoy cómo lo recuerdas?

 Lo recuerdo como algo muy lejano. Ten en cuenta que yo era una niña. De hecho, he sido la representante más joven que ha llevado España a Eurovisión. Fue algo muy emocionante. Me puse muy nerviosa cuando me dieron la noticia de que iba yo. En mi época, ir a Eurovisión era lo mejor que le podía pasar a un cantante y eso me hacía sentir con mucha responsabilidad.

 

-¿Soñabas con ir a Eurovisión?

 Nunca me lo había planteado. Era una niña y no pensaba esas cosas. De hecho, fui la última en enterarse de que iba a Eurovisión. Según tengo entendido, en aquella época las discográficas proponían sus cantantes a TVE y ya la cadena decidía (algo parecido a lo que se hace ahora, creo). Y, bueno, TVE confió en mi discográfica y en la cantante que les presentaba, en este caso yo, y en esas me vi. Pero me avisaron cuando todo estaba ya determinado. Yo no pude elegir si ir o no. Simplemente tenía que ir.

 

-¿Crees que “Él” era la canción adecuada?

 Nunca lo sabré. De hecho, no he sabido nunca si me propusieron a TVE ya con esa canción o les dieron a elegir entre varias canciones de mi repertorio. Sinceramente, sé que tengo canciones mejores que “Él” en mis discos pero a mí esta canción me gustaba y me divertía. Era comercial y me hizo disfrutar mucho de aquella actuación que hice en Eurovisión. Y si quedamos entre los diez primeros, no sería tan mala la canción…

 

-Era una canción con ritmo de tango argentino y te tocó cantarla en Reino Unido, en medio del conflicto que había entre este país y Argentina en ese momento. ¿Fue una provocación o simplemente casualidad?

 No lo sé. No quiero verlo como una provocación tampoco. Era una canción más de ese festival. Con el tiempo me he considerado valiente por cantarles un tango a los ingleses en su propia casa en tan mala época pero, si te digo la verdad, en ese momento yo no sabía lo que hacía. No estaba al día de política ni me preocupaba. Yo iba a cantar simplemente. Y lo cierto es que la canción gustó y no dejó a nadie indiferente, independientemente de que fuera un tango argentino.

 

-Y dicen por ahí que te tomaste muy mal ese décimo puesto…

 No, tampoco es eso. Verás, yo iba a ganar. ¡Quería ganar! Me lo pintaron tan bonito que me creí capaz de traer el tercer triunfo para España. Es más, cuando eres tan joven te ilusionas muy fácilmente con este tipo de cosas y eso fue lo que me pasó a mí. Al principio me dio rabia no quedar mejor pero, bueno, tampoco lo tuve fácil para quedar entre los diez primeros. Lo importante es que a día de hoy veo mi actuación y puedo sentirme orgullosa. Eso sí que es un triunfo.

 

-¿Te gustó la canción ganadora de aquel año?

 A mí personalmente sí. Era una canción de temática social. Hablaba de la paz que hacía falta en el mundo. Una canción así conmueve a cualquiera y más por aquel entonces, por eso ganó. Y hay que reconocer que Nicole, la chica que ganó por Alemania, cantaba y sigue cantando muy bien.

 

-Hay productores y compositores que alguna vez te han propuesto volver a presentarte como candidata a Eurovisión. ¿Te veremos algún día haciéndolo?

 No lo creo. Yo ya no me dedico a cantar. Yo ya estuve en Eurovisión y tuve bastante con esa vez. A día de hoy, se guarda un buen recuerdo de aquella Lucía juvenil y prefiero que ese siga siendo el único recuerdo que tenga la gente de mi imagen en Eurovisión. Prefiero que se les dé paso a nuevas promesas de la música y que el Festival les sirva de ecaparate. A mí hoy por hoy no me serviría de nada. La música es una faceta que he apartado. Aun así, siempre formaré parte de la historia de Eurovisión.

 

-Aunque estés apartada de la música, sigues mucho el Festival. ¿Qué actuación de las que ha llevado España destacarías?

 Esa pregunta me la hacen mucho. La verdad es que es difícil quedarse sólo con un artista. Hemos llevado a gente muy grande y con buenas canciones además. A mí me emociona mucho la actuación de Paloma San Basilio, por ejemplo. Después, Soraya me encantó. Además, me cae muy bien ella y sigo mucho su carrera. Y, ¿cómo no?, Pastora Soler fue perfecta. Las tres tenían que haber ganado Eurovisión.

 

-¿Y Ruth Lorenzo este 2014?

 No tengo opinión porque no vi el Festival este año. Me pilló trabajando. Sólo sé que ganó Austria porque ha tenido una repercusión tremenda.

 

-¿Te gustó la canción “Rise Like a Phoenix”, de Conchita Wurst?

 Me gusta mucho la voz de Conchita. Me gusta todo de ella. Transmite mucho con su voz, con su imagen, con su tranquilidad cuando canta… Y la canción es un dulce que me tiene totalmente enganchada.

 

-Austria ha ganado tras 48 años. España ya lleva 45 años sin ganar. Nos está costando…

 Pues sí. No sé por qué será. En mi época corría el rumor de que costaba mucho dinero montar el Festival y que por eso TVE hacía lo posible por no ganar. No sé si será cierto. Sí veo un rollo de “vecinismo” entre algunos países que no me gusta nada. Eso sí, la calidad es la calidad y, como en el caso de Austria, cuando hay una buena canción y una buena propuesta en definitiva, se puede ganar.

 

-Ya empiezan los rumores de quién nos representará en 2015. ¿Tú a quién mandarías?

 No sabría decirte. No oigo mucho la radio, por lo que no estoy muy al día de los cantantes que más suenan o que más repercusión tienen con su música. De todas formas, quien vaya debe ir con una buena canción. Eso es lo importante.

 

-¿Por qué dejaste la música, Lucía?

 Porque me cansé de los malos asesoramientos y de la falta de apoyo discográfico.  Estaba harta de defender canciones que no eran del todo de mi estilo y de no tener un equipo que me guiara correctamente. Así que abandoné.

 

-Y ahora estás haciendo televisión en Andalucía. ¿Cómo surgió este proyecto?

 Empecé en televisión hace muchos años, en Canal Sur. Presenté algunos programas y fui colaboradora de otros muchos. Noté que la televisión me gustaba y me lancé de lleno a la aventura. Actualmente, presento el programa “Salud y Belleza con Lucía” en 8Tv, donde además soy la productora.

 

-¿Y cómo es tu vida personal a día de hoy?

 Pues estoy muy bien y llevo una vida de lo más normal. Tengo pareja pero no es nadie del mundillo, afortunadamente. Estoy muy bien con él. También tengo una hija, Lucía, de 23 años y soy muy feliz con los míos y haciendo lo que me gusta. No puedo ni debo quejarme.

 

-¿Qué les dirías a los eurofans que siguen recordándote y siguiéndote después de tantos años?

 Os mando un fuerte beso y agradezco un montón siempre vuestro interés. Sabed que en Eurovisión vosotros sois lo verdaderamente importante. Os quiero de corazón.

[tube]https://www.youtube.com/watch?v=2ankrdUirC8[/tube]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *