LISA ANDREAS

lisa andreas

Con tan solo 16 años, Lisa Andreas representó a Chipre en el Festival de Eurovisión 2004 celebrado en Estambul (Turquía). Sobre el escenario del Abdi İpekçi Arena, la artista interpretó «Stronger every minute», con la que consiguió una 5ª posición para Chipre, la mejor posición del país hasta el momento junto con Anna Vissi (1982) y Hara & Andreas Constantinou (1997). Doce años después de su participación en el certamen europeo tenemos el placer de contar con su testimonio para esta entrevista.

Hace ahora 12 años desde tu participación en Eurovisión. Con sólo 16 años tuviste la oportunidad de estar en el mayor concurso musical en el mundo. ¿Cómo fue la experiencia de ese año?

Es difícil de creer que fuera hace tanto tiempo, porque los recuerdos de mi experiencia en Eurovision están todavía muy presentes. ¡Mi experiencia en Eurovision fue algo de ensueño, tanto dentro como fuera del escenario! He trabajado durante muchos años, desde que era muy joven, como cantante, bailarina o intérprete, construyendo mi carrera en el Reino Unido, Chipre y Europa (aunque seguía yendo a la escuela a tiempo completo – buen trabajo mamá y papá). Cada actuación, pequeña o grande, me preparaba para mi experiencia en Eurovisión. A pesar de ello, cuando caminé por aquel estadio vacío por primera vez y fui consciente de la verdadera magnitud del evento, me quedé sin respiración. Pensé, ‘¡WOW, ya estoy aquí!’. En ese momento sentí que era la única persona en aquel lugar. Ser cantante era mi sueño, y sentí que se estaba haciendo realidad. Ser parte de algo tan entretenido y espectacular fue un honor. Será por siempre uno de los momentos a destacar de mi vida y carrera. Aprendí mucho como artista sobre el mundo del espectáculo, la industria musical y la televisión. Aprendí a ser una profesional de verdad, aunque era muy joven. Fue una experiencia que me hizo crecer también como persona. Ser elegida por la gente de Chipre para representarles y saber que depositaban tanta confianza en mi fue increíble. Una de las cosas que más me gustan sobre Eurovisión es la manera en la que une a tantos países, diferentes culturas y personas. Según mi experiencia, ésta era la razón por la que estábamos todos allí, nuestra misión conjunta era compartir la música, unir a la gente y pasarlo bien, y es lo que hicimos.

 ¿Cómo ves todo ahora, tantos años después de tu participación?

A la semana de regresar de Eurovision empecé mis exámenes finales en la escuela secundaria. Fue un torbellino, dos mundos chocaron; un día estaba de pie en un escenario en televisión frente a cientos de miles de personas en todo el mundo y al día siguiente me encontraba en casa con mi familia y de vuelta a la escuela, como el resto de personas, exceptuando que ahora en mi colegio y en mi ciudad todo el mundo sabía quien era. ¡Definitivamente, fue un momento emocionante y surrealista!

Hasta pasado mucho tiempo desde mi vuelta de Eurovision no vi mi actuación porque quería guardar mis recuerdos tal y como eran, como lo vieron mis ojos. La experiencia me llenó de alegría, orgullo y felicidad. Estoy encantada de haber podido vivir la experiencia junto a mis padres, hablamos en muchas ocasiones de aquellas dos semanas y parece que fue una aventura también para ellos, estoy feliz por haber sido parte de ello, viendo todo lo que ellos han hecho por mí y el apoyo que me han dado en mi carrera, fue genial poder compartir la experiencia y devolverles un poquito del cariño que me han dado. Desde la llegada de las redes sociales he recibido de muchísimas personas sus experiencias, cómo se sintieron con la canción y la actuación y lo que aquello significó para ellos. Muchas personas piden que la canción sea tocada durante sus bodas. Es increíble, ver a cuantísima gente has conseguido emocionar, y todavía seguir haciéndolo. Es un logro del que siempre estaré orgullosa.

Volviendo al principio. ¿Cómo empezó todo? ¿Quién te dio la oportunidad de competir en la final chipriota?

Mike Connaris estaba buscando a alguien con el que competir en Eurovision, teníamos un contacto en común que nos presentó y le dijo que yo era cantante. Mi equipo de management nos organizó una reunión. Mike y yo nos encontramos, decidimos que era algo que ambos queríamos hacer, y así empezamos a trabajar, el resto ya es historia.

Era una canción bastante «atípica» para Chipre. ¿Por qué la interpretaste en inglés?

La canción estaba escrita originalmente en inglés, y así fue como nos presentamos. El inglés es tan internacional, pueden disfrutar de él tantas personas por ser un idioma tan ampliamente hablado.

La puesta en escena fue muy simple… tu sola en el escenario, interpretando ese gran tema. ¿Fue esa la idea desde un principio?

Completamente, esa era la idea, esperábamos que la belleza se pudiera encontrar en la simplicidad. Queríamos que la canción hablara por sí sola.

lisa

Yo estaba allí, y recuerdo que, para que los 3 minutos el estadio se limitó a escucharte… No se podía oír nada más, sólo interrumpido por algúnos aplausos. Una sensación realmente impresionante. ¿Cómo te sentiste en el escenario?

¡Gracias Valentin! Volver a recordar aquellos tres minutos y los minutos que nos llevó preparar la actuación hace que sienta como si esos momentos hubiesen quedado grabados a fuego. Tener a un público esperando y tan entregado incluso antes de que empezara. Podía sentir la electricidad en el estadio, las emociones en esos minutos que faltaban para salir a cantar en directo, increíble. La gente cantaba mi canción y después hubo un silencio mientras esperaban a que empezara a cantar, estaba metida en ese momento, tratando de gestionar todo aquello, estaba eufórica. Me hace muy feliz poder recordarlo.

Un quinto puesto, que sigue siendo la mejor posición para Chipre en los últimos 12 años.

Sin duda pensé que podía ganar, quería hacerlo y llevar el premio a Chipre. Por supuesto, fue un orgullo obtener una quinta posición, aunque tras el festival me sentí un tanto decepcionada por no haber obtenido el gran premio. Realmente pensé que podía ganar, pero el que no arriesga no gana.

¿Cuál fue tu canción favorita de ese año?

Es una pregunta dificil. Cuando compites es muy complicado decidir. Hay muchos factores que forman parte del juego. No sé si se puede decidir de forma imparcial como hace un espectador. Conoces a los artistas y a los equipos de cada país, creas relaciones de amistad, y escuchas las distintas canciones en todos sitios durante todo el día. Mientras tanto, tú estás trabajando de forma meticulosa en tu propuesta, centrándote en el deber de hacer una buena actuación.

“Wild dances” era un diamante en bruto. Me encantaba esa canción, su ritmo, el baile, la vestimenta; la puesta en escena fue diseñada de forma intensa desde su inicio hasta su fin. Ver a Ruslana como una princesa guerrera era realmente inspirador para mí, ya que representaba el tipo de artista en la que quería convertirme. Era fuerte, bella y tenía una indiscutible cantidad de energía, tanto dentro como fuera del escenario. Obtuvo el primer puesto merecidamente.

¿Cuál es tu participación favorita en Eurovisión de todos los tiempos?

No sabría ni por dónde empezar. Hay muchas, muchas canciones. ¿Cuál es mi favorita? Todo lo que sé es que el Festival en conjunto es mi favorito. Me encanta que un gran número de canciones se hayan convertido en éxitos tras pasar por el festival, así como artistas, que han sido reconocidos a partir de su participación en el concurso. Es una gran plataforma para que los artistas muestren su talento.

¿Tienes todavía los mismos ídolos? Por lo que yo recuerdo en ese momento era Whitney Houston y Celine Dion.

Sí, las divas que escucho desde pequeña todavía tienen un lugar especial en mi corazón y siempre lo tendrán. ¡Me enseñaron a cantar! Siempre he estado abierta a todo tipo de estilos musicales, aunque mi admiración por nuevos vocalistas, músicos y géneros musicales ha crecido sustancialmente.

¿Cómo ifluyeron en tu carrera?

Han influido notablemente en mi forma de cantar, el tipo de canciones que interpreto, la calidad tonal y la técnica vocal que uso y disfruto. También me encanta el baile, algo que pongo en práctica en mis actuaciones.

¿Alguna vez has pensado volver a partcipar en el Festival?

Yo siempre digo: ¡Nunca digas nunca!

Lisa, estoy seguro de que todos nuestros lectores les gustaría saber lo que estás haciendo actualmente y cómo sigue actualmente tu carrera. Cuéntanos…

394620_398019376913025_859332083_nTras el Festival de Eurovisión, me centré en terminar mis estudios. Comencé a bailar como parte de un grupo femenino de hip hop en The Palladium y Her Majesty’s Theatre, incluso actué en un musical en The Prince of Wales Theatre, en Londres. Escribí y produje mis propias canciones, realizando bolos y conciertos de forma semanal a través de todo el Reino Unido.

Posteriormente comencé a trabajar como maestra en una escuela de danza, y de forma simultánea, inicié la carrera de Teatro Musical en el Conservatorio de Música y Danza de Greenwich, en Londres. Mi objetivo era aprender danza, canto e interpretación, y lo conseguí. Tras la universidad, creé una compañía de teatro, junto a mis compañeros de clase, con la que ideamos, produjimos e interpretamos nuestros propios musicales. Uno de ellos formó parte del Fringe Festival de Edimburgo, donde conseguimos aforo completo durante tres semanas seguidas, obteniendo muy buenas críticas. Fue realmente impresionante, sobre todo por haberlo conseguido con aquel equipo de personas con las que había aprendido desde la universidad.

Tras ello, trabajé con la BBC en “Silent Witness” y fui elegida como solista del musical “I love you because”. Además trabajé como vocalistas de múltiples proyectos para compositores y productores del Reino Unido.

Recientemente me trasladé a los Estados Unidos, donde vivo con mi marido Reece y nuestro adorable perro Lexie. Desde el traslado, dedico mi tiempo en escribir monólogos y textos para una escuela de teatro en Inglaterra. No he dejado a parte la música, ya que recientemente conseguí mi propio estudio de grabación, por lo que grabo y compongo a diario. Me entrego a todas las aventuras que la vida me ofrece y disfruto trabajando hacia mi objetivo. Me encanta crear e interpretar, y estoy agradecida de continuar trabajando en lo que quiero. Quiero cambiar el mundo en algo mejor, y siempre y cuando sienta que lo estoy haciendo, ¡estaré feliz! Mi experiencia en Eurovisión es parte de los cimientos que me invitan a esforzarme cada día.

Gracias por vuestro constante apoyo y amor. Ha sido un inmenso placer responder vuestras preguntas. Si queréis saber más acerca de mí y estar al tanto de mi trabajo, podéis hacerlo a través de Facebook, Instagram y Youtube – @lisaandreasofficial.

Os dejo uno de mis vídeos más recientes:

Muchas gracias por tu tiempo, Lisa. Ha sido un verdadero placer para nosotros.