CARMELO (LA DÉCADA PRODIGIOSA)

Carmelo_Martinez

En 1988, junto a La Década Prodigiosa  hizo una digna representación del momento musical español que vivíamos. Se clasificaron en 10º lugar y continuaron en su misma línea musical hasta que el destino separó al grupo. Casi 27 años después de su experiencia eurovisiva y con un montón de experiencias musicales y personales a sus espaldas, Carmelo Martínez comparte un rato de sinceridad con ogaespain.com .

 

-Carmelo, es un honor tenerte con nosotros. Fue inolvidable aquel Festival de 1988. ¿Qué recuerdos guardas tú?

Mis recuerdos de aquella época son maravillosos.  Lo primero que se me viene a la mente fue la noche del festival, tras el resultado, de fiesta en la habitación del hotel con Celine Dion. Ella invitó al resto de participantes como habíamos pactado anteriormente (entre todos los concursantes de aquella edición pactamos que quien ganara hacía fiesta en su habitación del hotel e invitaba al resto). Hasta me metí en la cama con ella y terminamos hablando de nuestras cosas, riéndonos… Fue increíble. Terminamos a las 7 de la mañana. También recuerdo que se celebró en Dublín, la capital de Irlanda. ¡Qué gran país! ¡Qué bien nos trataron! Y, por supuesto, recuerdo que llegamos a grabar nuestra canción «Made in Spain» hasta en 6 idiomas diferentes: español, inglés, francés, italiano, alemán y japonés. Muchos eurofans extranjeros nos decían que éramos sus favoritos… Y, como anécdota, os diré que al comienzo de la canción dejamos de oír los monitores y no me llegaba ninguna referencia de sonido. El sonido volvió justo un segundo antes de que yo entrara a cantar… Así que si veis el vídeo y notáis que tengo la cara blanca, es por eso. Sentí pavor esos segundos. ¡Casi nos pasa como a Azúcar Moreno les pasó un par de años más tarde! (Risas). Como anécdota estuvo bien.  Todos mis recuerdos son excelentes, por lo tanto yo soy de los que apoyan y defienden el festival.

 

-Compartisteis escenario con cantantes que han llegado a ser estrellas mundiales, la propia Celine Dion que tú mencionabas antes y la gran Lara Fabian. ¿Cómo eran ellas por aquel entonces en las distancias cortas?

Tímidas. Extremadamente tímidas. También es que eran muy novatas en esto pero, eso sí, se preocupaban mucho de estar a la altura. Se tomaron muy en serio el festival. Se les iba la vida, se pasaban todo el día nerviosas… Querían quedar bien sí o sí, como debe ser. Sabían que se jugaban una gran oportunidad. Y lo curioso era verlas transformarse en escena. Pasaban de ser dos niñas introvertidas a dos monstruos en cuanto sonaban las primeras notas de sus canciones. Era bestial verlas transformarse. Y, desde luego, han llegado a ser dos números 1 a nivel mundial porque se han tomado todo el interés en conseguirlo. Son dos cracks. Siempre lo fueron.

 

-Representasteis a España con “Made in Spain”. ¿Era la canción que queríais llevar?

Hombre… Yo hubiera elegido otro tema pero es que no nos dieron esa opción. La elección de intérpretes y canción corrió a cargo de TVE y era lo que había. Lo justo habría sido exponer varios temas en una gala y que la audiencia decidiera, pero eso no se hacía entonces así. TVE te elegía y te asignaba canción. Y nosotros fuimos muy buenos y aceptamos, defendiendo la canción como si fuera la mejor del mundo.

 

-¿Sigues en contacto con los componentes de La Década Prodigiosa que te acompañaron en Eurovisión?

No es que hayamos perdido del todo el contacto pero tampoco nos vemos asiduamente. A las chicas, de hecho, hace mucho que no las veo. Ana se fue a EEUU, se casó allí y vive retirada de la música. Y Cecilia ahora se dedica más a la publicidad, que siempre le gustó, y ha puesto voz a muchos anuncios conocidos.

 

-¿Por qué os separasteis?

Porque fueron 8 años juntos y muy duros. Había días que hasta dábamos tres conciertos. Trabajábamos demasiado, pasábamos muchas horas en carretera, apenas podíamos tener vida propia… y todo eso quema mucho. Aparte, queríamos cantar otras cosas, probar más estilos, abrirnos a otros proyectos… Lo pasábamos muy bien en La Década pero para mucha gente de la profesión éramos sólo unos «orquesteros», nos tenían colgada esa etiqueta como si hiciéramos algo malo y era un estigma difícil de vencer. Así que, al final, hubo que poner fin a aquella etapa y luego fueron llegando otros componentes al grupo, que todavía está dando guerra. Y cada uno de nosotros emprendió un camino diferente.

 

-En vuestra edición de Eurovisión ganó CEline Dion, como decías anteriormente, siendo una completa desconocida. Llevaba la canción “Ne Partez Pas Sans Moi”. ¿Viste justa su victoria?

Lo vi bastante lógico. Era la clásica balada que gustaba mucho en esa época. Además, el idioma francés estaba muy de moda. Y, ¿qué decir de la interpretación de Celine? Fue impresionante. Ese chorro de voz… Desde luego, se lo mereció. Y sí, mis compañeros y yo la veíamos como posible ganadora desde que la conocimos. ¡Pero no era de las favoritas!

 

[tube]https://www.youtube.com/watch?v=8pEYw8PcBas[/tube]

     

-A día de hoy, ¿eres seguidor del Festival de Eurovisión?

Siempre lo he sido. Yo de pequeño jugaba con mis amigos al Festival de Eurovisión (risas). Y ahora soy más seguidor que nunca porque el Festival cobra cada vez más repercusión.

 

-Para ti, ¿cuál ha sido la mejor representación que ha llevado España a Eurovisión?

Tengo muchas canciones favoritas de España en Eurovisión. Siempre he echado en falta más rock por parte de nuestro país. Yo es que soy rockero… Pero me encantan «Hablemos del Amor» (Raphael, 1967), el «La la la» que es todo un himno (Massiel, 1968), «En un Mundo Nuevo», que debió ganar por el mensaje que transmitía (Karina, 1971), «Eres Tú», clasicazo donde los haya en toda Europa (Mocedades, 1973), «Su Canción», que para mí es ganadora (Betty Missiego, 1979), «La Fiesta Terminó» (Paloma San Basilio, 1985), «Europe´s Living a Celebration» porque devolvió la ilusión a los españoles por el festival (Rosa, 2002), y ¿cómo no? «Quédate Conmigo» (Pastora Soler, 2012). Para mí, todas éstas son las mejores.

 

-¿Qué te pareció Ruth Lorenzo el año pasado con “Dancing in the Rain”?                 

Bastante elegante. Defendió muy bien la canción. Es que Ruth canta muy bien y tiene una gran presencia.

 

-Este año le toca a Edurne. ¿Qué opinas de ella y su “Amanecer”?

No está mal… Es un tema pegadizo con algo de misterio. La verdad es que yo estoy encantado últimamente con nuestras representaciones en Eurovisión pero, aun así, exigiría a TVE que arriesgara más… ¡Podrían hacerlo!

 

-El año pasado ganaba Austria con la balada “Rise Like a Phoenix”, interpretada por Conchita Wurst. ¿Cuál crees que fue su secreto para ganar?

Tuvo mucho peso el mensaje reivindicativo de la letra. Y más dirigiéndose a un público como el que sigue a Eurovisión… Muchos eurofans se vieron identificados. Es una canción muy bien construida en ese aspecto. También le dio valor a la canción esa dulzura que transmite Conchita. Además, la puesta en escena fue muy elegante. Y, lo más importante: el amor. Conchita Wurst despierta amor. Cuando mira, cuando canta, cuando sonríe, cuando se planta en el escenario… Ella es amor y eso se contagia, se propaga y, por supuesto, se revierte. Ella amó a toda Europa mientras cantaba y Europa le devolvió ese amor. El amor siempre es el secreto.

 

-Carmelo, ¿qué estás haciendo ahora? ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Estoy promocionando mi disco, tanto aquí como en América. Y produciendo un disco a Alberto Vázquez, que es un gran actor de musicales (hermano de Helena Bianco, por cierto). Y os confesaré que el disco va a ser muy eurovisivo porque incluye versiones de temas ganadores del Festival. Sigo viviendo de la música pero con mucha tranquilidad, sin la ansiedad que se tiene con otros años. Ya no tengo prisa por conseguir nada. Todo llega a su tiempo.

 

-Como experto eurovisivo, ¿qué consejos le darías a Edurne para afrontar su paso por Eurovisión?

Bueno, más que ser experto tengo la experiencia. A Edurne le diría que sea ella misma, que disfrute, que se lo tome con mucha calma y se olvide de que es un concurso. Que cante como ella sabe y seguro que tendrá toda la suerte que se merece.

 

-Y, por último, para despedirte, ¿podrías dedicar  unas palabras a los lectores de ogaespain.com?

Sólo se me ocurre daros las gracias. Os admiro mucho por haber defendido siempre el Festival, incluso cuando la prensa de este país lo ha etiquetado de mala forma y lo ha desprestigiado a nivel social. Gracias por no rendiros, por no dejar de creer en el evento musical más importante del mundo. Y mi más sincera enhorabuena por como sois, os lo digo de todo corazón.

 

[tube]https://www.youtube.com/watch?v=QUZru0M-cks[/tube]

 

 

 

 

 

 

                                                                     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *