Las compañías discográficas Sony Music, Warner y daWorkds amenazan con boicotear la próxima edición del Melodi Grand Prix noruego ante el acuerdo entre la UER y Universal Music.

Recientemente la Unión Europea de Radiodifusión (UER) firmó un acuerdo con Universal Music, que incluía la posibilidad de comprar las canciones participantes en el certamen individualmente en lugar de comprar el disco completo; de esta forma el beneficio de los singles iría también a parar a Universal Music en lugar de la discográfica del artista. Esta decisión ha causado un enfrentamiento entre las compañías noruegas.

Leif O. Ribe, de Sony Music, ha explicado que efectivamente fueron forzados a firmar un acuerdo para poder sacar al mercado el single del representante noruego Carl Espen, ganador del MGP 2014 con el tema Silent Storm. Según sus palabras, la alternativa a no firmarlo era que Carl no podría representar a Noruega en Eurovisión, algo que no podían permitir que sucediese. En este caso, todas las ventas del single irían a parar a Universal Music en lugar de a su discográfica Sony Music, impidiendo además que las oficinas de otros países europeos promocionen al artista.

En respuesta a este asunto Jon Ola Sand, productor ejecutivo del Festival de Eurovisión, ha afirmado: «Enviamos esta información a las televisiones europeas el pasado otoño, pero parece ser que la NRK noruega se olvidó notificar a Sony Music los cambios. Lo mismo ha sucedido en la televisión de Rumanía y de Finlandia».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *