LA COLUMNA DE LA PAKA: «LA CAÍDA DE LOS GIGANTES (SEMIFINAL 2)»

¡Hola queridos eurolectores!

Espero que os gustara la columna de ayer sobre los países que participan en la primera semifinal del martes. Pero para no bajar el ritmo y entreteneros hasta que comiencen los ensayos del domingo, ya estoy aquí con la segunda entrega en la que analizaré la semifinal 2 que tendrá lugar el jueves 10 de mayo, la cual he titulado “la caída de los gigantes” porque tenemos en competición a 4 de los 5 únicos países que han pasado siempre a la gran final. Estos son Australia, Rumanía, Rusia y Ucrania. A los que hay que sumarle Azerbaiyán de la primera gala.

Esta semifinal cuenta con un nivel más bajo que la primera tanto por el nivel musical como por las opciones que tienen en principio de conquistar a la audiencia. Si bien es verdad que es mucho más equilibrado el porcentaje histórico de clasificación, que estaba más descompensado en la primera semifinal. En la del martes tan solo 3 países tienen un porcentaje de clasificación superior al 90%: Azerbaiyán, Grecia y Armenia. Mientras que 9 países cuentan con un 50% y han conseguido el pase tan solo en la mitad de las ocasiones: Croacia, Islandia, Israel, Lituania, Austria, Chipre, Albania, Finlandia, Irlanda y Bélgica. Y tan solo 6 países rondan el 25% de clasificación, es decir que han pasado alrededor de una vez por cada 4 que participan: Bulgaria, Bielorrusia, Estonia, ARY Macedonia, Suiza y República Checa.

Por el contrario, en la semifinal 2 un total de 11 países alcanzan como mínimo el 70% de acierto a la hora de clasificarse. A los 4 gigantes que han pasado siempre hay que sumarle Suecia, Hungría, Noruega, Georgia, Dinamarca, Moldavia y Serbia. Por su parte Malta y Polonia rondan el 50% y 5 países están en torno a un 25% de posibilidades de clasificarse según la estadística: Letonia, Países Bajos, Eslovenia, Montenegro y San Marino.

Creo que en esta gala apenas habrá sorpresas que nos dejen patidifusos. Y lo que sí espero que podamos celebrar de una vez por todas que Rusia se vaya para casa y se haga justicia. Merecen un escarmiento por querer vender pena, por currarse la paginita de la lástima y por pretender meternos cualquier cosa y que los europeos traguemos con ello. Así que espero que los jurados sean justos y el público inteligente. Me dispongo a desgranar cada una de las candidaturas…

 

  1. NORUEGA – THAT’S HOW YOU WRITE A SONG – ALEXANDER RYBAK

Historial de clasificación: 73% (8/11)

Probabilidad de clasificación: 100%

Definición: Pachanga de feria simpática a rabiar.

Ventaja: El carisma de Rybak que todo lo que toca lo convierte en oro.

Inconveniente: Que musicalmente es bastante inferior a “Fairytale”.

El niño con más carisma de la última década del certamen es Rybak sin ninguna duda. Con su sonrisa de niño bueno y ese aire naif nos mete en su bolsillo con absoluta facilidad. Hasta el punto de arrasar como lo hizo en 2009 con Fairytale. Pero su canción en esta ocasión no es tan bella y atractiva, sino más bien desenfadada y básica, aunque cuenta con la ventaja de que el noruego de ascendencia bielorrusa es un vendedor sobresaliente y sabe que debe de hacer para colocar su producto al personal. Yo mismo me enamoré de su actuación en el MGP cuando habiendo oído la canción en estudio me pareció un tema intrascendente y horrible… Quizá también porque le tengo un poco de manía por intentar ser el Johnny Logan del siglo XXI. Pero hay que reconocer que la propuesta entra con facilidad y anima a cualquiera. Incluso me recuerda un poco al Happy de Pharrell Williams en las emociones que transmite. Y es por ello que estoy seguro que se hará un top 5 en la final y será el ganador de la semifinal si Ucrania y MÉLOVIN se lo permiten. Buena realización, un par de guiños al principio del tema y fiesta de la buena son las cartas con las que juega el ganador de ganadores.

  1. RUMANÍA – GOODBYE – THE HUMANS

Historial de clasificación: 100% (10/10)

Probabilidad de clasificación: 30%

Definición: Rock prescindible sin una estructura clara.

Ventaja: Que este país logra clasificarse con canciones que a priori son carne de semifinal.

Inconveniente: El puesto de actuación.

No es una mala canción aunque si es absolutamente prescindible. Y encima le han concedido un puesto de actuación que no les ayudará en la ardua tarea de mantener ese ritmo de clasificación… Aunque la solista es muy buena en directo, el ser una banda tampoco permite hacer una puesta en escena espectacular. Y a todo lo anterior hay que sumarle que el votante potencial de esta candidatura se inclinará antes por Países Bajos y Hungría que por el pop rock rumano. O al menos eso creo… Sinceramente me gustaría verlos eliminados en la semifinal ya que no lo hicieron en 2013 con It’s my life y en 2015 con De la capat, aunque ahora, con el paso del tiempo, considero que fueron dos propuestas dignas de final.

  1. SERBIA – NOVA DECA – SANJA ILIC feat. BALKANIKA

Historial de clasificación: 67% (6/9)

Probabilidad de clasificación: 30%

Definición: Un ejemplo de canción étnica sin glamour.

Ventaja: Que apenas tiene inconvenientes.

Inconveniente: Que no destaca por nada en especial.

Serbia ya no es lo que era… Desde luego que su preselección contaba con un nivel medio bajísimo y ganó lo mejor dentro de lo peor. El conjunto me transmite la sensación de querer ser una balcanada moderna que desprende ranciedad y circo por partes iguales. El estilismo de ellas, el señor de la flauta, Sanja Ilic con su teclado y su imagen… Me parece todo un despropósito. Y cuando Serbia no está a la altura, Europa le castiga como en 2009, 2013 y 2017. Si le añadimos el puesto de actuación que tienen y que Montenegro si lleva una canción balcánica al uso, tenemos que en caso de pasar alguno de los dos lo haría antes Inje por Crna Gora.

  1. SAN MARINO – WHO WE ARE – JESSIKA feat. JENIFER BRENING

Historial de clasificación: 13% (1/8)

Probabilidad de clasificación: 5%

Definición: Una pop sencillo sin aires de grandeza.

Ventaja: El mensaje que lanza.

Inconveniente: Que es una elección equivocada con la final nacional tan maravillosa que tenían.

Quizá sea la candidatura de preselección que más rabia me da que pise Lisboa porque el nivel musical de la manipulada preselección sanmarinense era altísimo y con un par de opciones dignas de top 10. Stay de Sebastian Schmidt y Out of the twilight de Sara de Blue. Pero según se dice, se comenta, se rumorea, Jessika está rodeada de gente con mucho poder adquisitivo que compró para ella el pasaporte a Lisboa mediante la delegación de San Marino ya que la pobre no ha sido capaz de representar jamás a Malta por más que lo ha intentado… Y digo yo: ¿Si no le han querido nunca en Malta será por algo no? Quizá la niña no esté a la altura con sus propuestas musicales. Sea como fuere San Marino de nuevo se quedará en semifinales con una canción agradable que trata una importante reivindicación como es el bullying pero que no tiene el empaque de Heroes de Måns Zelmerlow que trataba el mismo asunto. Tampoco comprendo muy bien que pinta Jenifer Brening en el asunto, al igual que me pasa con Isaura por Portugal… ¡Qué manía con meter cosas con calzador!

  1. DINAMARCA – HIGHER GROUND – RASMUSSEN

Historial de clasificación: 67% (8/12)

Probabilidad de clasificación: 60%

Definición: Himno vikingo que ensalza la cultura nórdica.

Ventaja: El fanatismo por “Juego de tronos” que está tan de moda.

Inconveniente: Que a este país lo que le funcionan son las “americanadas”.

Se me hace muy raro ver a Dinamarca enviando a concurso un tema de este corte porque aunque ellos son escandinavos como el que más, siempre se tiran por temas propios de la lista Billboard para competir en el festival. Pero sinceramente me alegra muchísimo que hayan realizado este giro radical enfocado a sus raíces vikingas. Por lo visto esta canción se presentó al Melodifestivalen pero se quedó en la criba, y yo que me congratulo porque en Suecia nunca hubiera ganado y así pudo salvar el desastre de preselección danesa que tenían… El DMGP ya no es lo que era… ¿Dónde quedan aquellas preselecciones de Dinamarca de los años 2013 y 2014 en las que las 10 canciones aspirantes eran 10 temazos? Imagino que el despropósito económico que generó la celebración del festival en Copenhague, su mala inversión financiera y la nula capacidad de ahorrar y repartir las partidas de gasto para hacer más con menos hayan hecho que este país no quiera rozar la victoria ni de lejos hasta dentro de unos años… Pero volviendo al tema, el cantante danés es muy bueno en su interpretación, su estética casa perfectamente con el tema que defiende y es arropado por uno de los mejores coros vistos hasta el momento. Todo ello le dará un ajustado pase a la final, aunque me temo que en ella se hundirá al final de la tabla como les sucedió el año pasado.

  1. RUSIA – I WON’T BREAK – YULIA SAMOYLOVA

Historial de clasificación: 100% (9/9)

Probabilidad de clasificación: 40%

Definición: Un desastre absoluto para dar mucha pena.

Ventaja: Que es Rusia.

Inconveniente: La cantante, su directo, su imagen, la canción… ¡TODO!

¡Fuego a discreción! Una absoluta vergüenza lo de los rusos. Ellos, los zares del este y látigo de la Europa occidental dejan de lado sus candidaturas dignas de top para presentar a la pobre desvalida rusa que ganó un talent show (¿Qué alguien me explique cómo y por qué ganó según canta?) y seleccionan una candidatura que intenta dar pena por la discapacidad de la intérprete cuando lo que sucede en realidad es que dan pena en sí mismos por ofrecer semejante residuo musical. Partiendo de la base de que la muchacha canta como un grillo y no afina ni una nota; continuando con que su imagen no es nada agradable, pero no porque ella no sea una mujer vistosa como la estonia o la suiza sino porque se le nota incómoda en el escenario y en directo y parece estar poco preparada para el tute eurovisivo, y finalizando con que la simplona canción, que aunque es muy sencilla de cantar le cuesta horrores, se hace soporífera por ser repetitiva, olvidable e intrascendente. ¿Merecen la final ésta gente? La respuesta es NO. Un NO rotundo que deseo que se haga realidad y les toque el orgullo a los rusos en general y al deleznable Putin en particular para que una de dos: o se retiren para siempre y nos dejen en paz, que vivan su homofobia allá como su Dios les dé a entender, o vuelvan con una candidatura digna de victoria y nos deleiten como hace casi todos los años. Al menos así, aunque muchos sintamos un rechazo tan grande hacia la gran madre Rusia deberemos reconocer que van a por todas y triunfan de forma merecida. No con artimañas baratas y productos disfrazados para evitar el abucheo. Pero ojo, os hago una afirmación a día de hoy y os la recordaré dentro de un año: ¡Cómo Rusia quede eliminada en la semifinal, id reservando (los que os atreváis a ir) en San Petersburgo 2020 porque los rusos ganarán el próximo año! A ellos nadie les hace de menos, y menos la Europa occidental y capitalista. A ellos se les compra lo que venden, su propaganda barata aunque ellos nunca hayan querido comprar la nuestra. A ellos se les debe hacer la reverencia allá dónde lleguen porque se sienten superiores aunque no lo sean… Como diría mi amada y venerada “Cerduska”: Russia Goodbye.

  1. MOLDAVIA – MY LUCKY DAY – DoReDoS

Historial de clasificación: 67% (8/12)

Probabilidad de clasificación: 75%

Definición: Cabra fina para animar al este.

Ventaja: La simpatía arrolladora del trío.

Inconveniente: Que repitan la puesta en escena que ya conocemos.

Los moldavos se han venido arriba con su resultado en Kiev y este año han confiado en el todopoderoso Kirkorov para crear su propuesta a concurso. Los simpáticos y divertidos DoReDoS han cogido un tema que podría ser la canción del verano tanto en Sebastopol como en Vilna, con bien de cabra y órgano callejero para levantar el ánimo de los espectadores. La canción no es nada del otro mundo, la verdad… Pero eso no quita que sea un tema agradable que te anima a bailar, echarte unas risas y pasa fugaz como un rayo. Por esas razones creo que tiene la final más que asegurada aunque luego en ella vete tú a saber que sucede… Aunque este país siempre se mueve entre los puestos 11º y 14º cuando pasa a la final. Así que apuesto a que su resultado final el sábado será ese… Un sumatorio de unos 110 puntos entre las dos votaciones y “Moldova” aparecerá reflejada en la parte baja de la columna de la izquierda del marcador. Vamos, lo de casi todos los años…

  1. PAÍSES BAJOS – OUTLAW IN ‘EM – WAYLON

Historial de clasificación: 36% (5/14)

Probabilidad de clasificación: 75%

Definición: Country en estado puro.

Ventaja: Que es un tema muy votable para diversos públicos.

Inconveniente: Que Waylon no contará con la magia que generó en el dúo “The Common Linnets”.

Lo siento, pero yo no compro este tema y tampoco a Waylon. El tema no me atrae porque es un country demasiado rockero para mi gusto… Yo soy más de Dolly Parton y Garth Brooks. Y a Waylon porque me cae como una patada en los mismísimos. Ya me caía así en 2014 aunque reconozco que el tándem que hacía con Ilse era una maravilla y me enamoraron (los tenía en mi top 3 final tras Conchita y Sanna Nielsen). Pero peor todavía después de lo que le hizo a la neerlandesa, enamorándola y dejándola tirada como un pañuelo de papel, quedando ella enamorada y rota de dolor; además de que desprende unos aires de superioridad artística, es un creído y tiene pinta de vividor empedernido, sino recordar el video que presentó la televisión holandesa para dar la pista de que era él: Waylon recién despertado tras una noche de excesos en su piso con la casa hecha una pocilga, dando la imagen de ser un follador nato y más guarro que la Chelito… Fijaos si es chulo que presenta 5 canciones para hacer promoción de su disco y luego la gente no puede elegir, sino que él, y solo él, acaba decidiendo el tema que interpretará en Lisboa. El que le salió del mismísimo papo y que a servidor era el que menos le gustaba de los que mostró. Pero tengo ya muy asumido que el pequeño neerlandés errante será finalista sí o sí… aunque le insto a que tenga cuidado porque por detrás de él vienen los húngaros dando caña y se lo van a comer con patatas en la noche del sábado. ¿Se nota que me cae cómo una patada en la boca del estómago? Gracias, era lo que pretendía transmitir.

  1. AUSTRALIA – WE GOT LOVE – JESSICA MAUBOY

Historial de clasificación: 100% (2/2)

Probabilidad de clasificación: 100%

Definición: Un tema repetitivo con arreglos sobresalientes.

Ventaja: Lo pegadiza que es la canción.

Inconveniente: Lo ordinaria que es Jessica Mauboy en el escenario.

Australia sigue en su línea y presenta un temazo de nuevo. No está a la altura del de Dami Im pero si considero que mejor que el Isaiah Firebrace, así que apuesto a que su resultado en la final estará entre los puestos 7º y 11º. Mientras que en la semifinal será top 3 junto a Noruega y Ucrania. A ver la puesta en escena que le diseña Sacha-Jean-Baptiste a la Mauboy, que parece que no tuviera bastante con las de Chipre y Bulgaria… ¡Esta señora debe de forrarse cada primavera trabajando en Eurovision y luego se pega la vida padre el resto del año!

Jessica es extremadamente ordinaria, un poco poligonera y su complexión y ritmo le hacen parecer o ser arrítmica o forzada. A mí no me gustó absolutamente nada cuando cantó Sea of flags en el intermedio de la segunda semifinal de Copenhague, y aunque espero que haya mejorado considerablemente en estos años, creo que la escenógrafa tiene una ardua tarea por delante… De todos modos la isla oceánica seguirá manteniendo el 100% de pases a la final tras este año con 3 de 3.

  1. GEORGIA – FOR YOU – IRIAO

Historial de clasificación: 70% (7/10)

Probabilidad de clasificación: 5%

Definición: Folk rancio que tira pa’tras.

Ventaja: Que se diferencia mucho del resto.

Inconveniente: Que es igual de infumable que su propuesta de 2014.

¿Pero qué narices es esto? Lo que más me indigna es que nos tuvieran esperando hasta un día después de la reunión de jefes de delegación sin poder hacer nuestros tops para acabar presentando semejante bodrio, que reconozco que a mí de primeras me gusto jajaja. Primero porque creo que fue menos horrible de lo que me esperaba, ya que tenía en la cabeza que sonaría como el tema de Mariko & The Shin, y dentro de que es malo, no es tan horrible como el de 2014; y en segundo lugar porque el aroma a ranciedad que destila en un principio le sentó bien a mi nariz clásica. Pero han ido pasando los días… y esto no hay quién lo compre. A Rusia se le compró en 2010 algo parecido por ser Rusia, pero a los georgianos no se les regala ni un punto… La pregunta es: ¿Serán últimos de su semifinal o conseguirán no ser el farolillo rojo? Me da igual. Queden como queden merecen el ostracismo y arder en el infierno por dar a un año de gran nivel semejante pieza. La canción de 2018 más rechazada por los eurofans y que pone más de acuerdo a los seguidores en sentido negativo; vamos, la antítesis de Israel, Netta y Toy.

  1. POLONIA – LIGHT ME UP – GROMEE feat. LUKAS MEIJER

Historial de clasificación: 45% (5/11)

Probabilidad de clasificación: 65%

Definición: Pop moderno intrascendente y básico.

Ventaja: Que Noruega en 2017 pasó a la final con algo similar, y la diáspora polaca.

Inconveniente: Que es mucho peor que Noruega 2017.

Los polacos cuentan con la ventaja de que reciben muchos votos de sus emigrantes repartidos por Europa, sino de que… Llevan 4 años seguidos pasando a la final aunque allí se estrellen, y este año no será menos. La canción es un tema radiable de cara B. El cantante (Lukas Meijer) tiene menos arte que un manco en maestros de la costura, es más, atrae mucho más la atención el DJ Gromee que no hace na’ más que menear unos platos de mentira porque el sonido es pregrabado. Cuando fueron elegidos me gustaron, tampoco una barbaridad pero lo suficiente para tenerlos bien considerados, pero una vez que han ido pasando las semanas la candidatura se me ha desinflado y no me dice absolutamente nada… Ah, bueno, una cosa sí… ¡Más quisieran estos tener una propuesta como la de Noruega 2017!

  1. MALTA – TABOO – CHRISTABELLE

Historial de clasificación: 50% (6/12)

Probabilidad de clasificación: 35%

Definición: Tema random que no dice nada.

Ventaja: Pocas por no decir ninguna…

Inconveniente: Que el videoclip no lo verán los espectadores, que es lo mejor de la candidatura.

No comprendo la victoria de esta canción en Malta, y menos aún con la versión que presentaron en la gala de selección. Tampoco entiendo el circo que montó Christabelle, que luego bien que criticamos a la finesa, posiblemente porque su tema es favorito y echado por tierra gracias al despropósito escenográfico que diseño para Monsters pero a la maltesa no la ponemos como un trapo, imagino que porque nos da igual que lie un cuadro mañanero para su pésima canción… Posteriormente parece que mejoraron un poco con la versión final y el videoclip, que está muy trabajado. A mí, personalmente, cada vez me ha ido gustando más hasta subir a la mitad de mi top al igual que me ha pasado con Suiza, pero no me atrae lo suficiente todavía. Tengo claro que si Malta se quedó en la semifinal en 2015 con un tema que merecía la final, no creo que este año si consigan el pase… Aunque después de ver cómo se infló Ira Losco, y no precisamente porque estuviera embarazada, sino por la cantidad de puntos sin sentido que recibió del jurado, ya nada me sorprendería. De todos modos bastante hace la pequeña isla con luchar por ser competitiva y no un San Marino de la vida. ¡Hasta el año que viene Malta!

  1. HUNGRÍA – VISZLÁT NYÁR – AWS

Historial de clasificación: 82% (9/11)

Probabilidad de clasificación: 85%

Definición: Metal duro que en directo crecerá.

Ventaja: La fuerza apabullante de la propuesta.

Inconveniente: Que hay demasiado ruido…

Para mí esto es ruido puro y duro. Me molesta en los tímpanos, destroza mi martillo y mi yunque y desquicia mis conductos auditivos. Dicho esto comprendo que serán finalistas porque son potentes, dan juego, hacen un espectáculo muy logrado y se salen de la norma. También hay que reconocer que el mensaje al padre fallecido, al igual que canta el alemán, suma puntos, aunque no creo que el público lo pille con eso de que cantan en magyar jajaja. De todos modos serán finalistas muy seguramente. Siempre se cuela una canción de este corte y da guerra en la final. Ejemplos: Finlandia 2008, Turquía 2010, Finlandia 2014, etc… Así que no dudo que serán top 10 justito en la final. Pero me veo en la obligación de mencionar a mi favorito del A Dal húngaro de este año porque de haber ganado la preselección habría sido uno de mis favoritos a día de hoy junto a Israel, Bulgaria, Francia, Italia y Alemania. El jovencito Gergely Dánielfy con Azt mondtad. ¡Este si era un temazo!

  1. LETONIA – FUNNY GIRL – LAURA RIZOTTO

Historial de clasificación: 38% (5/13)

Probabilidad de clasificación: 50%

Definición: Erotismo del bueno.

Ventaja: La ejecución de la artista y la realización del directo.

Inconveniente: Que le falta un crescendo.

¡A mí esta canción me aburre! Es quizá la que mejor explota el rollito “50 sombras de Grey”, pero yo me quedo antes con Croacia. Tienen suerte de haber caído ambas en semifinales diferentes porque de haber ido en la misma se podrían haber anulado la una a la otra. Laura interpreta muy bien y juega con una realización a medida que le viene de lujo, y es que los letones están que lo dan todo con su selección nacional Supernova desde que Aminata Savadogo levantó el asunto. A pesar de que a mí se me haga pesada a más no poder, sé que va a pasar a la final in extremis y ahí se hundirá de lo lindo. ¿Siguiente, s’il vous plaît?

  1. SUECIA – DANCE YOU OFF – BENJAMIN INGROSSO

Historial de clasificación: 89% (8/9)

Probabilidad de clasificación: 100%

Definición: Pop retro con reminiscencias de “Fiebre del sábado noche”.

Ventaja: La sublime puesta en escena sueca.

Inconveniente: La pequeña voz del artista.

¡Qué maravilla! Cada día me gusta más… y eso que me enamoró desde la primera que vi el pedazo de show que se montó el niñato sueco. De verdad, nunca entenderé porqué le tenéis tanta manía a Suecia cuando consiguen sacar petróleo de la nada, porque en eso si lleváis razón, esta canción no es nada del otro mundo pero adornada con semejante puestón en escena brilla para ser una gran favorita. ¿Será que tenemos envidia de que nuestro país no es capaz de hacer candidaturas tan competitivas cómo ésta? Porque claro, si presentamos Que me quiten los bailao y encima le ponemos palmeritas y el avión, la nada se convierte en un truño como un templo del grande.

Benjamín tiene ángel, es sensual con y por su pasividad contenida. El menda se menea como quiere y dan ganas de subirse con él a la plataforma de tubos de led’s para darle zapatilla de la buena pero un sentido opuesto al que se la daría su mama Pernilla Wahlgren jijiji. Y el momentazo del parón con ese suspiro… pidiendo más guerra todavía… ¡Ay Benji, que quiero ser tu Oliver, como el del film Call me by your name para Elio! ¿Y la canción? Cada vez que la escucho no dejo de imaginar a John Travolta con su secador peinándose para ir a bailar al “Odisea 2001” (nombre de la discoteca de Fiebre del sábado noche). También me lo imagino andando por las calles de Brooklyn con esas caderas que no paran de menearse… ¡Ay! (Suspiro a lo Benji Ingrosso) ¡Viva Suecia, Benjamin, Tony Manero y la madre que los parió!

  1. MONTENEGRO – INJE – VANJA RADOVANOVIC

Historial de clasificación: 22% (2/9)

Probabilidad de clasificación: 30%

Definición: Balada balcánica que se queda a medio gas.

Ventaja: Que no tiene ninguna canción del mismo corte en la edición.

Inconveniente: La ranciedad y antigüedad del artista y el conjunto en general.  

El hermano mellizo de Aram MP3 se ha disfrazado de inspector Gadget para cantar por las preparties europeas. Y debe de ser que el hombre pasa mucha hambre allí, en Podgorica, porque subió al escenario de la Joy Eslava con la loncha de queso en la mano. Imagino que pensaría: “No pasaré a la final pero me voy cenado pa’ casa”… Con sus estilismos de la época zarista o más bien de la Yugoslavia del mariscal Tito, presenta una balada balcánica de esas que no pueden faltar año tras año pero que solo sabe confeccionar a la perfección el Balenciaga de la música balcánica, Zeljko Joksimovic; es decir, que la propuesta montenegrina se queda a medio gas y no va a conseguir el éxito de Adio en 2015. Porque una balada de este corte es clásica, hasta ahí bien, pero no confundamos el clasicismo con la ranciedad… y este caso de ha cruzado la delgada línea roja que separa ambos adjetivos. De todos modos no os extrañe que dé la sorpresa y se cuele por los pelos… Todo es posible con el puesto de actuación que le ha caído como maná del cielo.

  1. ESLOVENIA – HVALA, NE! – LEA SIRK

Historial de clasificación: 29% (4/14)

Probabilidad de clasificación: 25%

Definición: Moderneo epiléptico a trompazos.

Ventaja: El puesto de actuación.

Inconveniente: La canción en sí misma.

A día de hoy es la canción que menos me gusta de las 43. Me parece que es cansina, cargante y pesada pero además la considero prescindible, vacía, insulsa, zafia… Parezco Mila Ximénez adjetivando el tema pero es que me sale del alma… ¡Con el EMA que tenían los eslovenos como han elegido semejante tostón! Así les va a ir… Y a este ex yugoslavo es al que menos favores se le hacen y más cuesta comprarle sus productos… Echad un vistazo a sus resultados de los últimos 10 años y veréis que estoy en lo cierto. Así que uso el título del tema para decirle a Slovenija: ¡Gracias, pero no! ¡No te compro!

  1. UCRANIA – UNDER THE LADDER – MÉLOVIN

Historial de clasificación: 100% (10/10)

Probabilidad de clasificación: 100%

Definición: Pop rock con buen gusto.

Ventaja: Un artista con presencia escénica y las brillantes puestas en escena que siempre presenta Ucrania.

Inconveniente: Que no guste la imagen del cantante.

Y cerramos las semifinales con el que para mí es el dark horse de este año. Nadie tiene en cuenta a Ucrania en sus pronósticos y en las apuestas va fatal, pero yo sé que se van a hacer un top 5 como una casa y si no gana la semifinal andará cerca. MÉLOVIN es un artista muy solvente para lo joven que es, tiene algo especial y veo que se desenvuelve en el escenario como si llevara toda la vida. Eso hará que marque la diferencia con el resto. Si le sumas que su canción es un pop rock de buen gusto y que entra con facilidad, que tiene fuerza sin caer en el exceso, y que los ucranianos son los que hacen las mejores puestas en escena de cuantos participan, tienes un bloque compacto que luchará por conseguir uno de los puestos de cabeza. ¡Así que cuidadito con Ucrania que siempre da guerra, menos cuando juega en casa!

Una vez hecho el repaso os paso la lista de clasificados. Irán a la final con seguridad un total de 8 países:

Noruega (100%)

Ucrania (100%)

Suecia (100%)

Australia (100%)

Hungría (85%)

Moldavia (75%)

Países Bajos (75%)

Polonia (65%)

Se jugarán las dos plazas restantes 3 países y uno de ellos por ser quién es… Rusia…

Dinamarca (60%)

Letonia (50%)

Rusia (40%)

Y veo eliminados con claridad a los 7 países restantes:

Malta (35%)

Rumanía (30%)

Montenegro (30%)

Serbia (30%)

Eslovenia (25%)

San Marino (5%)

Georgia (5%)

Vaya pedazo de tres finalistas que han caído en la segunda semifinal. Para mí los tres más potentes y dignos merecedores de un top 5…

 

FINALISTA: ITALIA – NON MI AVETE FATTO NIENTE – ERMAL META & FABRIZIO MORO

Resultado final: 11º – 18º

Definición: Italia en su máxima expresión.

Ventaja: La calidad del tema y de los intérpretes.

Inconveniente: Que el formato del escenario les juega en contra.

Estoy absolutamente enamorado de esta canción. Pero si os digo la verdad, creo que les ha pasado factura el que no hayan tomado parte en ningún evento de la pretemporada eurovisiva. A no ser que seas Loreen con Euphoria has de estar en el candelero para no caer en el olvido… Eso mismo le ha pasado a “MetaMoro”, al igual que a Estonia y Croacia por poner un par de ejemplos…

Italia tiene un tema de la calidad a la que siempre nos tiene acostumbrados. La canción más rápida del año cuenta además un mensaje que todos sentimos pero que quizá es demasiado brusco para el festival de la actualidad, o quizá es el videoclip lo que hace que el tema sea más crudo… Pero realmente me preocupa cómo van a conseguir que el mensaje llegue al receptor sin pantallas de led’s y con el modelo de escenario que ofrecen los portugueses… Solo veo como única baza que vayan subtitulando la letra en distintos idiomas como en el video, porque en italiano no van a conseguir llegar a todo el personal.

Si a esto le sumamos que la propuesta francesa versa sobre algo similar contado de un modo mucho más elegante, tenemos como resultado que los italianos rondarán la zona media de la tabla. Aunque no sé aun si hacia arriba o hacia abajo, de ahí que haya puesto un horquilla tan amplia a la hora de atreverme a vaticinar un resultado.

FINALISTA: ALEMANIA – YOU LET ME WALK ALONE – MICHAEL SCHULTE

Resultado final: 5º – 10º

Definición: El baladón del año con mensaje directo al corazón.

Ventaja: La atmósfera que se crea en tres minutos.

Inconveniente: La falta de expresividad del alemán.

La balada clásica del año es esta sin duda alguna. Lanza un mensaje directo desde el corazón hablando de la pérdida de su padre y de cómo sobrevive una familia y sobre todo un chaval a algo así. Aunque Michael Schulte me parece que tiene poca capacidad expresiva y le falta transmitir más, canta muy bien y el tema le va como un guante a su voz. De hecho si transmitiera más le vería en el top 5 de calle. Es muy Ed Sheeran, el cantante de moda, y eso siempre suma, nunca resta. Su estética natural, vestido casual y sin forzar su imagen también juega a favor de la estudiada propuesta.

Instrumentalmente es magistral. La subida final pone los pelos de punta. No hay mucho más que añadir… Que yo creo que tanto los jurados europeos como los votantes desde casa lo van a comprar sí o sí.

FINALISTA – FRANCIA – MERCY – MADAME MONSIEUR

Resultado final: 1º – 3º

Definición: Charme francés del siglo XXI para acompañar un mensaje contado de forma elegantísima.

Ventaja: Que nadie queda indiferente al mensaje y calidad del tema.

Inconveniente: Que a pesar de que Francia es el mejor país de Eurovision, casi nunca obtiene el resultado que merece.

Y cierro las 43 canciones con la revelación de última hora. Siempre fue una de las favoritas desde que ganó la mejor preselección nacional del año. Y aunque hubo un momento que se deshinchó un poco por ser la segunda canción en ser elegida tras Albania. De nuevo ha cogido carrerilla en la recta final y tras actuar en la eurovisionspain preparty, donde fue la más aplaudida de la noche, incluso más que España. La ovación tras la actuación fue épica, para vivirla en directo, y en ese momento todos los que estábamos allí sentimos que el festival viajaría de Lisboa a París, de vecino a vecino, saltando a España por encima.

El tema es muy moderno y muy chic, propio de la Francia más elegante. Con una letra que es poesía pura a la altura de L’oiseau et l’enfant o Je suis l’enfant soleil. Y la “madame” y el “monsieur” que lo interpretan hacen un equipazo maravilloso. Sus estilismos en negro para dar protagonismo a lo que realmente importa, la canción, están muy bien pensados. Por cierto amo sus uñas y labios rojo pasión. Una señora siempre ha de lucir así para ser toda una señora. Y contando con que Jean Paul Gaultier se encargará del vestuario y la escenografía sé que la estética será perfecta… porque Gaultier cuando se pone mamarracha es muy mamarracha, como cuando viste a Dana International o Les fatals picards; pero cuando se pone elegante, es el más elegante, como demostró con Amina y Anna Vissi.

¿El momento clave de la canción? Los “Mercy, Mercy” con el sencillo flashmob levantando la mano derecha a la vez que se abre y se cierra. Tan solo de imaginar cómo quedará realizado por televisión con todo el estadio haciéndolo, se me ponen los pelos de punta y la piel de gallina. Ese momento le dará 100 puntos extra en cada uno de los segmentos votantes. ¡Tenedlo claro!

Así pues Francia de nuevo otro año más da guerra y se va a jugar la victoria con la especial intérprete de Israel que marca la diferencia por su personalidad y tener el tema más bailable del año, con Bulgaria que harán un show elegante con una canción muy moderna, con Noruega y el carisma de Rybak que convierte lo básico en interesante y con Ucrania y su puesta en escena para el particular MÉLOVIN. Pero recordad siempre: “France siempre será The Best”.

¿Y vosotros qué pensáis acerca de cuáles serán los países que pasarán a la final? Mientras os lo pensáis y me lo contáis en el grupo de Facebook y con vuestros tweets, os recuerdo que “Eurovision es música y la música es para disfrutar. Así que disfrutemos de Eurovision”. Y ahora a disfrutar de los ensayos, queridos míos.

Eurobesos para todos.

Firmado: Juan Manuel Jiménez Díaz

@juanmajd

*Todas las afirmaciones e ideas expresadas en este artículo de opinión pertenecen única y exclusivamente a su autor, y son totalmente ajenas a la Asociación OGAE Spain.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *