2002

2002_logo

La XLVII edición del Festival de Eurovisión se celebró un sábado 25 de mayo de 2002 en el Saku Suurhall de Tallín, Estonia, con la presencia de 10.000 espectadores. La gala, que estuvo presentada por Annely Peebo y Marko Matvere, contó con la participación de 24 países en competición, uno más que en la edición anterior.

El sistema de clasificación cambió en comparación a las últimas ediciones, dejando atrás el promedio de puntuaciones: Estonia (anfitrión), el BIG 4 (Alemania, España, Francia y Reino Unido) y los 13 países mejor posicionados en 2001 estaban automáticamente clasificados. Los seis puestos restantes serían ocupados por los países que no habían podido concursar en la edición de 2001. Por tanto los últimos clasificados de la anterior edición (Letonia, Países Bajos, Polonia, Irlanda, Islandia y Noruega) estaban automáticamente eliminados para la presente edición. En último momento Portugal, clasificado para 2002, decidió retirarse del concurso por motivos economicos, siendo su puesto ocupado por Letonia, que posteriormente ganaría el festival.

Eurovisión 2002 fue la primera edición realizada en un estado que anteriormente había formado parte de la Unión Soviética. La organización supuso un reto logístico para Estonia, pues nunca habían albergado un evento internacional masivo, e incluso se especuló con una posible renuncia de la ETV por motivos económicos. La televisión estonia era la cadena con menos presupuesto de la UER, por lo que pidió ayuda al gobierno para asumir la organización sin caer en la bancarrota. Ambas partes tardaron tiempo en llegar a un acuerdo, y ante un posible fracaso de las negociaciones Malta se ofreció como sede alternativa. Después de que la UER hiciese una visita protocolaria a Estonia, el 19 de junio de 2001 confirmó que el certamen sería en Tallín. Por un lado, el gobierno estonio afrontó parte de los gastos con la partida presupuestaria de turismo, pues consideraban que Eurovisión daría proyección internacional al país. El resto quedó cubierto con la venta de entradas y patrocinadores. Por otro lado, las televisiones públicas de Suecia (SVT) y Finlandia (YLE) se comprometieron con ETV en la realización televisiva, llegando a prestarle buena parte del material. En total el presupuesto ascendió a 7,8 millones de euros.

La producción ejecutiva quedó a cargo del estonio Juhan Paadam, mientras que la dirección recayó en el sueco Marius Bratten, quien ya estuvo al frente de la edición del 2000.​ Aunque casi toda la plantilla estuvo compuesta por estonios, hubo empleados de la SVT a cargo de la escenografía y de la realización. Esta fue la última edición de Christine Marchal-Ortiz como supervisora ejecutiva de la UER.

Por primera vez en el festival se introdujo un eslogan, “A Modern Fairytale” (Un cuento de hadas moderno), sobre el que se desarrollaría la identidad visual del certamen​ El responsable de crear este concepto fue el director René Vilbre, quien se había inspirado en la historia de Estonia como un «país joven» que había conseguido reinstaurar su independencia. El logotipo que acompañaba la temática estaba compuesto por 12 cantos rodados de colores que evocaban una letra «E».

El diseño del escenario corrió a cargo del escenógrafo estonio Iir Hermelin, en colaboración con el equipo de SVT que ya había trabajado en la edición del 2000. Al contar con un espacio reducido, apostó por un plató sin líneas rectas, plataformas a distinta altura y una pasarela que se adentraba en el público. Para dotar a cada actuación de personalidad propia, se instalaron siete velas móviles en el techo y una gran pantalla proyectora de fibra de vidrio en la parte trasera.

Las actuaciones estaban precedidas por las tradicionales “postales”, en las que Vilbre reflejó clásicos de la literatura adaptados a la realidad de Estonia. La mayoría eran en imagen real, pero otras fueron obras de animación; una de ellas (Lituania), Puss in Boots (creada por Meelis Arulepp), estuvo nominada en el Festival Internacional de Cine de Animación de Annecy de 2003.

El festival dio comienzo con la actuación de Tanel Padar y Dave Benton, que como hicieron los Olsen Brothers un año antes, interpretaron un breve fragmento de su canción vencedora, “Everybody”. Durante la actuación Padar lució una escayola en el brazo derecho, tras haber sufrido una fractura semanas antes del concurso.

Tras una breve presentación, Annely y Marko conectaron en directo con Tallín, Londres, Hamburgo y Granada para, por primera vez, mostrar el seguimiento masivo de los fans alrededor de Europa.

Sistema de votación

Según el reglamento del festival, cada televisión tendría la libertad de elegir entre dos sistemas de votación: televoto (100%) o sistema mixto de jurado y televoto (50/50). ​​En caso de que hubiese algún problema con el voto telefónico, o dicho país no poseyera la infraestructura necesaria para establecer este sistema de votación, se utilizaría el sistema tradicional de votación a través de un jurado, que sería de 16 miembros si era jurado directo (por problemas de infraestructura), y de 8 si era jurado de reserva (por fallo técnico). Cinco países (Rusia, A.R.Y. Macedonia,  Bosnia & Herzegovina, Turquía y Rumanía) utilizaron jurado nacional (100%), mientras que ocho usaron el sistema míxto (Chipre, Grecia, España, Finlandia, Malta, Eslovenia y Lituania). Los once países restantes utilizaron únicamente el voto de la audiencia. Las diez canciones más votadas recibían sets de 1 a 8, 10 y 12 puntos.

La votación se convirtió en una batalla entre dos países que no partían entre los favoritos. Malta asumió el liderazgo en la primera parte con la joven Ira Losco. Sin embargo Letonia, con Marie N, supo aguantar el ritmo, gracias a una sorprendente actuación que incluía varios cambios de vestido, hasta obtener el primer puesto en el ecuador. Al llegar a la última votación, la lituana, Letonia estaba tres puntos por encima de Malta, que recibió tres votos del país báltico haciéndole empatar. Sin embargo los lituanos no dejaron lugar a la sorpresa y otorgaron la máxima votación a su país vecino. En cualquier caso, Letonia habría ganado igualmente con el empate porque, sin contar el lituano, habían obtenido más doces que los malteses. La canción vencedora fue “I Wanna”, que interpretada por Marie N, daba la victoria a Letonia en su tercer año de participación.

Tabla de participantes y resultados

Países
Intérprete/s
Canción
Puntos
Puesto
01 Chipre One «Gimme» 85
02 Reino Unido Jessica Garlick «Come Back» 111
03 Austria Manuel Ortega «Say A Word» 26 18º
04 Grecia Michalis Rakintzis «S.A.G.A.P.O.» 27 17º
05 España Rosa «Europe’s Living A Celebration» 81
06 Croacia Vesna Pisarovic «Everything I Want» 44 11º
07 Rusia Prime Minister «Northern Girl» 55 10
08 Estonia Sahlene «Runaway» 111
09 A.R.Y. Macedonia Karolina «Od Nas Zavisi» 25 19º
10 Israel Sarit Hadad «Light A Candle» 37 12º
11 Suiza Francine Jordi «Dans Le Jardin De Mon Âme» 15 22º
12 Suecia Afro-dite «Never Let It Go» 72
13 Finlandia Laura «Addicted To You» 24 20º
14 Dinamarca Malene «Tell Me Who You Are» 7 24º
15 Bosnia & Herzegovina Maja Tatić «Na Jastuku Za Dvoje» 33 13º
16 Bélgica Sergio & The Ladies «Sister» 33 13º
17 Francia Sandrine François «Il Faut Du Temps» 104
18 Alemania Corinna May «I Can’t Live Without Music» 17 21º
19 Turquía Buket Bengisu & Saphire «Leylaklar Soldu Kalbinde» 29 16º
20 Malta Ira Losco «7th Wonder» 164
21 Rumanía Monica Anghel & Marcel Pavel «Tell Me Why» 71
22 Eslovenia Sestre «Samo Ljubezen» 33 13º
23 Letonia Marie N «I Wanna» 176
24 Lituania Aivaras «Happy You» 12 23º

 

Anécdotas y curiosidades

Eurovisión 2002 fue la primera ocasión en la que irlandeses y noruegos se quedaron fuera por un mal resultado. Los primeros se ausentaron de la edición de 1983 debido a una huelga, mientras que los noruegos no habían acudido a la edición de 1970 en protesta por el cuádruple empate de 1969. Pero más allá de esos hechos puntuales, no se habían perdido ninguna edición desde su debut.

Lituania tuvo que cambiar su canción a dos meses de la final porque la ganadora oficial había sido publicada antes del 1 de enero de 2002, lo que violaba el reglamento de la UER. En la preselección nacional organizada el 14 de febrero, el grupo B’Avarija se alzó con el triunfo gracias al tema  «We All». Sin embargo, un mes después la UER advirtió a la televisión lituana (LRT) que el tema era ineligible porque no era inédito. De este modo fueron reemplazados por el segundo clasificado, Aivaras Stepukonis y la canción «Happy You».

De los 24 temas participantes, 16 fueron interpretados íntegramente en inglés y otros cuatro incorporaban al menos una frase en ese idioma. España utilizó el inglés por primera vez en su canción, si bien en la letra predominaba el idioma nacional. Los únicos países que cantaron íntegramente en su idioma oficial fueron Eslovenia, Francia, A.R.Y. Macedonia y Suiza.

Eslovenia envió al primer grupo de intérpretes drag queen, Sestre con «Samo ljubezen».

En el descanso entre la canción 12 y 13 los presentadores interpretaron «A Little Story in the Music», basado en una versión del Muinaslugu Muusikas de Raimond Valgre, uno de los referentes de la música estonia en el siglo XX. Por otro lado, el intermedio corrió a cargo del coro infantil de la ETV y un grupo de baile dirigido por Teet Kask, consistente en una fusión de folclore estonio con elementos contemporáneos.

Durante el festival, los comentaristas de la televisión sueca y belga animaron a la audiencia a no votar por la canción israelí “Light A Candle”. El tema no recibiría puntos del televoto sueco, aunque sí obtendría 2 del belga. La israelí Sarit Hadad finalizó en 12ª posición.

El triunfo letón, así como el segundo puesto de Malta, fueron una sorpresa para las casas de apuestas, que situaban en primer lugar a Suecia (8ª), seguida de Alemania (21ª), Estonia (3ª) y Reino Unido (3ª). Por otra parte, en España la popularidad del certamen aumentó de forma notable gracias al concurso Operación Triunfo, un programa de telerrealidad del que saldría elegida Rosa y su popular “Europe’s Living A Celebration”. La final fue vista en España por más de 12 millones de espectadores, alcanzando una cuota de pantalla del 80%, y 85,2% durante las votaciones, convirtiéndose en la emisión más vista del país hasta la final de la Copa Mundial de Fútbol de 2010. Por ello el séptimo puesto de la granadina fue considerado una «decepción» para la prensa, que culpó del resultado al voto vecinal, en buena parte por los comentarios que hizo José Luis Uribarri durante las votaciones. Además los medios de comunicación cargaron contra la calidad musical del evento.

Los jurados de Chipre, Grecia, Rusia, A.R.Y. Macedonia, Malta y Rumanía fueron acusados de intercambiar votos entre ellos.

La UER organizó por primera vez unos premios anuales a las mejores canciones del concurso (“Premios Marcel Bezençon»), que serían otorgados por profesionales. Los creadores de esta iniciativa fueron Christer Björkman (representante de Suecia en 1992) y Richard Herrey (miembro de Herreys, ganadores del festival en 1984). La primera edición constaba de tres categorías:

  • Mejor intérprete (votado por antiguos ganadores) – Afro-dite (Suecia)
  • Premio de la afición (votado por los miembros de OGAE) – Laura (Finlandia)
  • Mejor representación (votado por la prensa) – Sandrine François (Francia)

Anne Igartiburu fue la portavoz española  y José Luis Uribarri el comentarista para RTVE.

El CD oficial con las 24 canciones del concurso salió a la venta el 18 de mayo.

De forma paralela al concurso, el Premio Barbara Dex al artista peor vestido fue a parar al griego Michalis Rakintzis.

Participantes: 24

  • Ausencias: Irlanda, Islandia, Países Bajos, Noruega, Polonia y Portugal.
  • Regresos: A.R.Y. Macedonia, Austria, Bélgica, Chipre, Finlandia, Rumanía y Suiza.

Varios artistas habían participado con anterioridad en el festival: Constantinos Christoforou, líder de la banda One, había representado a Chipre en 1996. Volvería a hacerlo en solitario en 2005, aunque en esta ocasión con peor suerte. La cantante sueca Sahlene, que defendió a Estonia en el festival, actuó como coro para Charlotte Nilsson (Suecia) en 1999, y para Claudette Pace (Malta) en 2000. Regresaría como coro en 2016 (Australia) y 2019 (Reino Unido). Por su parte Monica Anghel fue la candidata rumana para participar en Eurovisión 1996, sin embargo fue eliminada en la ronda de clasificación previa al festival.

Otros participantes volverían a representar a sus países en ediciones venideras: la subcampeona del festival, Ira Losco, regresaría en 2016, mientras que la macedonia Karolina volvería a intentarlo en 2007. Por otro lado la vencedora del festival, Marie N, actuaría como presentadora al año siguiente.

Puedes ver el festival completo en el siguiente enlace.

<<2001                                                                 2003>>