¡ASÍ FUE EL XIV CONGRESO DE OGAE ESPAÑA!

El pasado sábado 5 de octubre se celebró en los Cines del Palacio de la Prensa de Madrid el decimocuarto Congreso de OGAE España. Un congreso que reunió a más de 500 participantes, igualando en número de asistentes al celebrado en la edición anterior.

La jornada fue frenética debido al alto número de artistas invitados: David Feito (El Sueño de Morfeo – España 2013), Carmelo Martínez (La Década Prodigiosa – España 1988), Serafín Zubiri (España 1992 y 2000), Anabel Conde (España 1995), Tamara Todevska (Macedonia del Norte 2008 y 2019), Anna Bergendahl (Suecia 2010), Izhar Cohen (Israel 1978 y 1985) y Azúcar Moreno (España 1990). Todos ellos nos obsequiarían con momentos inolvidables que quedarían grabados en nuestra mente, siendo únicamente eclipsados por el anuncio, a mediodía, de nuestro representante en Eurovisión 2020, Blas Cantó. ¡TVE no podía haber elegido mejor día!

El congreso dio comienzo a las 10:00 horas para tratar aspectos internos de la asociación, con la celebración de una Asamblea Extraordinaria. La junta directiva, con nuestro presidente José Juan Santana a la cabeza, lograba el apoyo de los socios para continuar en el cargo durante cuatro años más. Tras la presentación de las cuentas anuales del club, tomaba la palabra el secretario del club, Lucas Cabo, para valorar la edición de Eurovisión 2019 desde el punto de vista de la asociación y avanzar nueva información de cara al festival de 2020 en Róterdam. Una vez finalizada la asamblea de socios, comenzaba la parte más lúdica: los invitados.

1. DAVID FEITO (EL SUEÑO DEL MORFEO)

El primero en subirse al escenario fue David Feito, componente de El Sueño de Morfeo, grupo que nos representó en el festival de Malmö en 2013 con poca fortuna; además de ser uno de los compositores de «Muérdeme», una de las canciones candidatas a representarnos este 2019 en Eurovisión.

El asturiano comenzaba su entrevista mostrando su agradecimiento a OGAE España, para después recordar su paso por el festival en 2013. Cuenta David que todo surgió a través de una llamada de su mánager, ya que les habían ofrecido ser los representantes del festival. «Tenía un recuerdo muy familiar del concurso, lo veía con mi familia. Sabía que el año anterior había ido Pastora. El mánager me llamó a mí para que yo se lo dijera a Juan y a Raquel. Dijeron que sí y comenzó todo el proceso. Fueron siete meses en los que pasaron muchas cosas buenas y algunas no tanto», afirmó el artista. David reconoció que lo más fácil para él fue la semana de Eurovisión.

Nuestro presidente preguntó entonces si una vez llegado a Malmö se imaginaba todo lo que se mueve alrededor del certamen: las entrevistas, la gente… David contestó con un rotundo: «Ni de coña. La gente no se da cuenta de lo que significa Eurovisión en Europa y en España. No te imaginas esto. Es el festival de música más importante del mundo. Aunque el Festival de Eurovisión esté denostado en algunos sectores, estamos a tiempo de cambiar esa visión».

También nos comentó una anécdota muy personal, y es que para su abuela lo máximo a lo que podía llegar David era representar a España en el Festival de Eurovisión. Por desgracia, ella falleció durante el último año, pero vio cumplido ese deseo. En ese momento se producía una nueva ovación para el artista, que se mostraba visiblemente emocionado.

A continuación, llegaba el momento de hablar de la actuación de Malmö y sus ‘posibles’ consecuencias. David confirmó que, a pesar del resultado de Eurovisión, eso no supuso el final del grupo: «teníamos claro que después de 2013 parábamos. Antes de que se produjese la noticia de Eurovisión, Raquel ya quería ser mamá. Lo que sí que nos apetecía era hacer una gira de despedida, y en ese momento fue cuando llegó la llamada de Eurovisión.» Además, Feito confirmó que recibieron mucho apoyo por haber quedado mal en el concurso.

David también tuvo palabras para su predecesora, Pastora Soler, a la que calificó como «un punto y aparte como persona y como cantante. No recuerdo a nadie cantar tan sumamente bien en un estudio de grabación. Tuvimos mucha responsabilidad por el nivel tan alto que tenía. Yo nunca he estado tan nervioso como los 3 minutos de la final de Malmö.»

Hablando sobre el proceso desde que se anuncia al grupo como representante hasta que llega el festival, David reconoció que fue «duro». Aunque reconoció no gustarle hablar sobre esa parte, el artista afirmó que RTVE sí apoyó al grupo.

Volviendo a la noche del festival, David reconoció que Raquel había tenido una muy mala noche; pero no únicamente ella, sino todo el grupo e incluso toda la delegación española. «Pero no solo esa noche, sino el día siguiente y la semana siguiente. No sabes cómo manejar una entrevista 5 minutos después de haberla pifiado», comentó. «La adrenalina de la final, más el ruido ambiente, hacen que tengas una diferencia de decibelios muy importante y cantes en tonos más altos. Pero no salió bien y Raquel es la primera en reconocerlo».

Fue entonces el momento en el que nuestro presidente condujo la entrevista hasta este 2019. Tal y como él mismo reconoció, la canción «Muérdeme» se convierte en favorita para el público. David quiso contar el proceso de cómo surgió la canción: «la compusimos en verano, entre julio y agosto, sin un destino claro. Cuando llega el proceso de RTVE, decidimos enviarla para Natalia o María (resultó ser ella la elegida) aunque no sabíamos que ésta última no tenía ilusión. Cuando llegó la gala yo sabía que o mucho cambiaban las cosas o esto no iba salir. En la gala me di cuenta de que no tenía ningún poder de convicción. Fui a hablar con ella pero no conseguí animarla para que quisiera ganar. Le hablé de cómo podía influir en su carrera, de la buena plataforma que es Eurovisión».

Ante la pregunta de si le gustaba la canción de Miki, David respondió: «La Venda me parecía una buena canción para probar. Es muy complicado acertar, saber qué mandar. Era una buena propuesta. Tenemos que mandar algo latino urbano, que represente a España, que muestre nuestra imagen fuera»

Uno de los momentos en los que el público más ovacionó a David fue aquel en el que nuestro presidente le preguntaba si volvería a participar en Eurovisión. La respuesta fue muy directa: «Iría a Eurovisión mañana. Sería más útil desde el backstage, pero la experiencia te ayuda a tener unas pistas que yo no tenía en 2013. Ojalá algún día pueda colaborar con España.»

Hablando sobre los proyectos actuales de David, el artista confesaba estar muy feliz: «Estoy empezando a escribir mi primer libro a la vez que sacar mi segundo disco. Además, en junio nos hemos vuelto a juntar El Sueño de Morfeo y la idea es hacer algo durante el 2020.»

Para cerrar la entrevista de David Feito, nuestro presidente presentaba a Cristina Conde, artista y hermana de Anabel Conde, que interpretaría el tema «Muérdeme», confesando sentirse muy nerviosa ante uno de sus autores.

2. CARMELO MARTÍNEZ (LA DÉCADA PRODIGIOSA)

Tras la intervención de David Feito llegó el momento de dar la bienvenida al segundo invitado de la jornada: Carmelo Martínez. “Cuando te mueves en el mundo de los artistas, y los vas conociendo, descubres a personas encantadoras. Artistas que se mueven desde el corazón, artistas que te lo dan todo y que te hacen sentir parte de ellos. Carmelo es uno de esos artistas”, introdujo José Juan Santana.

Tras los aplausos de los asistentes, Carmelo agradeció el cariño recibido: “No hay mejor pago para un artista que recibir el cariño y la admiración de su público. Por ello os aplaudo yo a vosotros. Eurovisión sois vosotros. Sin vosotros no existiría”.

Al ser preguntado sobre cómo fueron seleccionados para el festival Carmelo comentó lo siguiente: “Nosotros ya éramos número 1 en España y en Sudamérica, y TVE nos ofreció participar. Para nosotros fue algo alucinante. Nos entró mucha ilusión y por supuesto dijimos que sí. Nos ofrecieron varias canciones, aunque elegimos “La Chica Que Yo Quiero (Made In Spain)” porque era divertida y bastante llevadera. Fue nuestra primera canción original, ya que hasta entonces solo hacíamos versiones y medleys. Nunca me arrepentiré de haber ido a Eurovisión. Fue una experiencia impresionante”.

En 1988 La Década Prodigiosa estaba formada por ocho personas, por lo que dos integrantes no pudieron subir al escenario. Uno de ellos finalmente dirigió la orquesta, mientras que el restante, Manuel Rodríguez, tuvo que ver la actuación desde el palco: “Éramos una piña, por lo que todos aceptamos las normas del concurso y no hubo ningún tipo de problema. Manuel lo aceptó y estuvo allí apoyándonos al máximo”.

Carmelo afirmó haber perdido su acreditación la tarde del festival: “De los nervios me la dejé en el hotel. Nuestro mánager Tony Rico, muy agobiado, trató de convencer a la organización para que me dejaran pasar al recinto, pero no me dejaron. Casualmente, pasando por la zona VIP, apareció Joan Collins con su representante. Se fijó en mí, y aseguró que sería mi madrina aquella noche, entregándome su pase VIP y permitiéndome cantar en el festival”.

“Al comenzar nuestra actuación tuvimos un problema de sonido, ya que los amplificadores dejaron de funcionar. Yo me quedé blanco, y en televisión parece que me voy a desmayar. No me salía ni la voz. Fue terrible y lo pasé fatal”.

Carmelo aseguró que habían sido tratados a la perfección por TVE, siendo respetados en todo momento, aunque echando en falta una relación más cercana entre el ente y los artistas.

Al ser preguntado por la ganadora del festival, Céline Dion, Carmelo afirmó lo siguiente: “Era una chica muy humilde. Hicimos un trato para aquella noche: quién ganara, organizaría la fiesta posterior al concurso. Recuerdo que canté con ella el tema “Let It Be” junto a un piano en el hotel. Acabamos a las seis de la mañana en su habitación”.

Carmelo aseguró que España era uno de los favoritos de la edición, ya que incluso la Reina de Inglaterra los tenía en su quiniela personal.

En referencia al resultado Martínez aseguró que su mayor objetivo era hacer una buena actuación. Simplemente el hecho de participar fue un éxito, debido a la gran exposición que suponía formar parte del concurso.

“En 1988 querían promocionar la moda de nuestro país. Se le denominaba “Moda España”: Adolfo Domínguez… A mí precisamente me tocó Antonio Alvarado, de hecho lo elegí yo porque era muy cercano a mí. Contacté con él y me lo hizo, aunque verdaderamente ese color verde manzana no me quedaba bien”.

Carmelo afirmó ver el festival año tras año, resaltando especialmente la evolución de las puestas en escena. A su parecer deberían entregarse varios premios, y no solo uno: “mejor canción”, “mejor puesta en escena”…

Martínez aseguró que una de sus canciones favoritas en Eurovisión 1988 fue la belga «Laissez Briller Le Soleil», interpretada por Reynaert. Carmelo definió al tema como un baladón, aunque catalogó a su intérprete de antipático: “Nos miraba por encima del hombro. En la fiesta posterior al festival nos presentaron a David Bowie, quién me estrechó la mano y me deseó suerte, algo que molestó al belga”.

Al ser preguntado sobre su marcha del grupo Carmelo afirmó lo siguiente: “Lo dejé porque nos limitaba mucho. Fueron muchísimos conciertos y yo acabé un poco saturado. Además, como compositor, tenía ganas de crear mi propia música, y mis propias canciones. Me fui a Londres y me monté mi propio estudio de grabación. Ahora he vuelto con una nueva formación, “El Guateque de La Década”, obviamente con diferentes componentes”.

José Juan Santana preguntó a Carmelo sobre los celos que surgieron en el grupo al tener un mayor protagonismo los chicos en la canción eurovisiva: “Al principio hubo un poco de celos por parte de las chicas, un poquito de rivalidad, aunque eso fue al principio, luego estaban encantadas”.

Carmelo subrayó el “La, La, La” como una de las mejores canciones de España en Eurovisión: “Es un temazo. Nosotros la cantamos en nuestros conciertos y cuando llega el momento del estribillo es una locura. Massiel defendió el tema a la perfección, muy sincera, y eso llegó a los jurados”.

En referencia a nuestra última representación en Eurovisión, “La Venda”, Carmelo la definió como “verbenera”.

Martínez habló sobre el cambio del nombre del grupo para Eurovisión, ya que pasó a llamarse “La Década” y no “La Década Prodigiosa”: “La casa de discos no nos dijo nada, pero yo imagino que fue un acuerdo entre la organización de Eurovisión y TVE. Tal vez fuera debido a la dificultad de los comentaristas para pronunciar “Prodigiosa”.

Para concluir la entrevista Martínez presentó al resto de componentes de El Guateque de La Década, para posteriormente interpretar su eurovisiva “La Chica Que Yo Quiero (Made In Spain)”.

Tras la actuación de El Guateque de La Década se llevó a cabo el photocall de David Feito y Carmelo Martínez.

3. ANABEL CONDE & SERAFÍN ZUBIRI

Tras la pausa de la mañana recibimos en el Palacio de la Prensa a Serafín Zubiri, representante de España en Eurovisión en los años 1992 y 2000, y a Anabel Conde, que logró en 1995 el segundo puesto representando a España con «Vuelve Conmigo». Junto a ellos también estuvo Chema Purón, autor de la canción «Colgado De Un Sueño», que Serafín defendió en Estocolmo 2000.

“Soy el único cantante, junto a Conchita Bautista y Raphael, que ha estado dos veces en Eurovisión por España. Y ya sabéis lo que dicen, no hay dos sin tres”, afirmó nada más empezar Serafín. Zubiri confirmó lo que no sabe mucha gente, que en 1991 estuvo a punto de ir a Eurovisión con «Polvo De Estrellas», pero TVE eligió «Bailar Pegados», “con buen criterio”, según el intérprete.

Como su experiencia en el 91 fue positiva, en el 92 volvieron a presentar a Serafín Zubiri a TVE y esta vez sí logró el billete con «Todo Esto Es La Música». Cree Zubiri que su papel en Malmö no se valoró lo suficiente, ya que tocaba el piano en directo. Fue tal la tensión que acumuló que tras su actuación se desmayó en la Green Room.

En el año 2000, cuando repitió, echó mucho en falta la orquesta. El año que llegó a Malmö y escuchó esa orquesta le pareció increíble. En el año 2000, en cambio, tuvo que tocar en playback. “Yo sí sería partidario de traer de vuelta a la orquesta”, afirmó.

“No sabría decirte con qué participación me quedo. La primera fue muy especial y la segunda la viví con menos intensidad y tensión, me gustó mucho”, afirmó.

“Me parece fatal que los artistas renieguen de Eurovisión. No lo puedo entender. Estoy muy orgulloso de haber ido a Eurovisión. Son dos hitos muy importantes en mi vida. Le debo mucho al festival”.

Si Serafín Zubiri tuviera que quedarse con una canción de la historia de España en Eurovisión sería «Eres Tú». Juan Carlos Calderón es para él uno de los grandes autores de España.

Fue el propio Serafín Zubiri quien contactó con Anabel Conde para que pusiera la voz femenina a su nuevo espectáculo. Ante la oferta Anabel no se lo pensó mucho. Ambos conectaron enseguida. Sin embargo Zubiri y Conde se habían conocido antes en Fuengirola. Coincidieron varias veces, una de ellas en el cine viendo ‘Instinto Básico’.

Zubiri lleva seis años y medio preparando un espectáculo que versará sobre Eurovisión. Después de escuchar todas las canciones del festival ha planificado un espectáculo para pagar una deuda pendiente que tenía con Eurovisión. Ha afirmado que es muy difícil hacer un espectáculo de hora y cuarenta con todo el material que ha escuchado.

El espectáculo, “Festiband Eurovisión”, se presentará el 1 de marzo en el Euskalduna de Bilbao, aunque pudimos conocer una pequeña pincelada en el congreso de OGAE. El espectáculo se centrará en las décadas de los 60, 70, 80 y 90, aunque como confirmó Serafín, habrá también canciones contemporáneas.

La intervención de Serafín Zubiri y Anabel Conde terminó con la interpretación de «Todo Esto Es La Música», «Colgado De Un Sueño», «Vuelve Conmigo», «Amar Pelos Dois», «Quédate Conmigo», «Rise Like A Phoenix» y «Waterloo» acompañados de la voz de Cristina Conde, hermana de Anabel.

Tras la intervención de Serafín y Anabel, ambos se dirigieron al photocall para fotografiarse con todos los asistentes.

Antes de volver al recinto tras el almuerzo, TVE daría a conocer a través de su informativo que Blas Cantó sería nuestro representante en el próximo Festival de Eurovisión. Por ello la jornada de tarde comenzó con la visualización de un videoclip del artista murciano, muy aplaudido por todos los asistentes al congreso.

4. TAMARA TODEVSKA

A primera hora de la tarde, nuestro presidente presentaba a Tamara Todevska, la mejor clasificada en Eurovisión de toda la historia de su país con el tema “Proud”, que quedó en séptimo lugar el pasado mayo en Tel Aviv. La cantante, antes de someterse a la entrevista, agradeció el apoyo recibido y aseguró estar disfrutando de su paso por Madrid.

La artista fue preguntada sobre cómo se gestó su participación en Eurovisión 2019, a lo que ella contestó que la propia televisión macedonia le hizo la propuesta. Sin duda aceptó encantada porque era un reto en mitad de su ascendente carrera artística.

Ante la pregunta sobre qué diferencias hay entre la Tamara de Eurovisión 2008 y la de 2019, ella misma confesaba que ser madre le había cambiado la vida, que desde entonces es una persona mucho más madura y eso incluso se refleja en su manera de cantar.

Cuando fue preguntada acerca de su triunfo con el voto del jurado en esta última edición de Eurovisión, Tamara aseguró que ella se esperaba el resultado, mostrándose orgullosa de haber sido ella misma quien escogiera su canción con absoluto convencimiento de que algo grande pasaría con ella.

Relató también la entrevistada cómo fue su llegada a Macedonia del Norte tras alcanzar el séptimo puesto en Eurovisión, toda un hazaña no conseguida por ningún otro artista macedonio. Todevska sonreía recordando a toda la gente que fue a recibirla al aeropuerto. “Había felicidad en sus caras”, señaló.

La cantante anunció que está preparando un nuevo disco de cara a 2020 con los mismos productores que se encargaron de “Proud”, que no sólo es su canción de Eurovisión, sino también el título de su último disco en el mercado.

Afirmaba orgullosa que la televisión macedonia le dio mucho apoyo y libertad para llevar a cabo la puesta en escena, tal como ella quería. Al igual que afirmaba que mucha gente no se esperaba que pudiera cantar de forma tan solvente y sobria, puesto que muchos de los eurofans le tenían concebida en otro estilo. Aprovechó también para contarnos que sus padres son músicos y que sus inclinaciones musicales, tanto a ella como a su hermana (muy conocida también en estos lares eurovisivos), son desde la cuna.

Nuestro presidente quiso preguntarle también por las expectativas que Macedonia del Norte puso en Kaliopi, como artista ya consagrada que es, durante sus participaciones en el festival; a lo que Tamara no supo muy bien qué contestar, pero sí señaló que Kaliopi es una de las grandes de su país.

Finalmente, recibió el pertinente regalo por parte de nuestra asociación y nos deleitó con “Proud” y “Soldi”.

5. ANNA BERGENDAHL

Dejando constancia de su perfecto dominio del idioma anglosajón, como cualquier habitante nórdico, Anna no tuvo reparo en contestarnos a todas las preguntas que se le formularon, no sin antes decir sus primeras palabras ante el micrófono en español: «Hola Madrid ¿qué tal?» ganándose los aplausos de los allí presentes.

Anna nos contó que sus inicios musicales fueron en el año 2008 durante su participación en el Swedish Idol y que dos años más tarde le invitaron a participar en la preselección sueca, Melodifestivalen, de la mano de Bobby Ljungreen, compositor que ha cosechado grandes resultados en el Festival de Eurovisión.

La representante sueca nos expuso los malos ratos vividos tras Eurovisión 2010, dónde fue eliminada en semifinales. Tras aquel hecho nos reconoció que se sintió triste un par de semanas pero decidió continuar adelante y volverse a presentar en el 2019, aunque confesara que le aterraba la idea al principio. Finalmente la intérprete nos dejó entrever que quizás se presente nuevamente a la selección nacional sueca.

Centrándonos en su más reciente participación en el Melodifestivalen, Anna nos comentó que momentos antes del inicio de su semifinal estaba muy nerviosa, y que no entendía cómo le podía suceder esto cuando llevaba mucho tiempo apareciendo en televisión: «Apenas pude comer ni beber». Una vez ya en la Gran Final estuvo mucho más relajada y sonriente.

Anna terminó su intervención agradeciendo a  los eurofans todo su apoyo y cariño durante todos sus momentos en Eurovisión, interpretando su eurovisiva «This Is My Life» y su última aportación al Melodifestivalen, «Ashes To Ashes».

Tras la actuación de la sueca se llevó a cabo el photocall de Tamara Todevska y Anna Bergendahl.

6. IZHAR COHEN

Tras el photocall de Anna y Tamara, con un «¡Hola!. Schalom. How are you?», y con una gran sonrisa que no desapareció de su rostro en toda su intervención, Izhar Cohen iniciaba una de las entrevistas más entrañables y más esperadas del día, dando grandes titulares, desconocidos para parte de la comunidad eurofán.

Nos comentó que en 1978 la televisión israelí determinó que el ganador del «Israel Song Festival» sería el representante de Israel en Eurovisión. Izhar participó junto a once artistas más y se alzó con la victoria, dándole el pase a Eurovisión 1978, que también ganó: «Tres minutos de actuación cambiaron mi vida. Quería mostrar mi cultura y mi música. Que Israel ganara en un idioma que no fuese el inglés o francés fue todo un hito para mi país», afirmó emocionado recordando su victoria en 1978.

Cohen recalcó que hacía 32 años que no viajaba a España y nos desveló que en esa ocasión no pudo salir del aeropuerto porque nadie le había comunicado que necesitaba un visado especial para entrar en el país. Tras varias horas retenido, tuvo que abandonar España, sin atender a los medios que estaban esperándole.

Izhar desveló su fobia a volar, algo que no hacía desde hacía más de 30 años. Algo cambió tras recibir la llamada y petición de nuestro presidente José Juan Santana, para asistir como invitado al XIV Congreso OGAE España. Izhar comentaba que «algo me hizo no rechazar la invitación. Pasaron semanas hasta que tomé la decisión y mi hija me animó a aceptarla». Fue tal su ilusión por aceptar la propuesta que hizo terapia previa para quitarse ese miedo a volar. El artista viajó muy bien arropado y acompañado, entre otros, por su mujer, su hija y su novio, tres fans de la directiva de su club de fans, la persona que le ayudó en la terapia con su mujer y un periodista que cubrió su viaje a España.

De manera simpática habló sobre la anécdota que protagonizó su corista, que vestía de verde, en su segunda participación en Eurovisión 1985. Durante la actuación en el festival se le cayó el micro que tenía sujetado en la parte superior del vestido, algo que sumado a algunos problemas de sonido, hicieron que su voz sonara fuera de tono. A pesar de ello, Izhar recalcó su profesionalidad, ya que prosiguió su actuación ubicando el micrófono en el interior de su escote de forma muy sutil durante parte de la coreografía.

El artista nos sorprendió en su faceta de diseñador de joyas y mostró una de la piezas que llevaba puesta, un medallón circular que representaba las cuatro victorias de Israel en Eurovisión.

Tras su entrevista hizo vibrar al Palacio de la Prensa con tres actuaciones: «A-Ba-Ni-Bi», una versión de «Cantinero de Cuba», en la que introdujo el estribillo en español y por último, con la colaboración improvisada de varios socios y parte de su comitiva, la actuación más aclamada, «Olé, Olé».

7. AZÚCAR MORENO

Para culminar la jornada, el dúo Azúcar Moreno, formado por Toñi y Encarna Salazar, fue el encargado de poner punto final a nuestro XIV Congreso. Las hermanas fueron recibidas con un fortísimo aplauso, a sabiendas de su exitosa carrera. Toñi y Encarna, vestidas de negro, saludaron al público allí presente afirmando lo siguiente: «Azúcar Moreno nació en Eurovisión». Toñi prosiguió diciendo: »Lo que ha significado Eurovisión no lo vamos a olvidar en la vida, por lo tanto estamos agradecidísimas y felices de estar aquí con vosotros».

Las hermanas Salazar, comentaron con sinceridad en petit comité que: »Han pasado unos años, aunque estamos estupendas, y queremos decirle al mundo o a quién se le tenga que decir que… ¿Por qué no volvemos a Eurovision otra vez?». El público allí presente apoyó su propuesta entre gritos y aplausos: »Con una gran canción que quite el hipo y, seguro que España vuelve a ganar otra vez’‘, comentó Toñi, provocando nuevamente aplausos entre los asistentes.

Tras el anuncio de nuestro representante en Róterdam 2020, Encarna afirmó: »Nos acabamos de enterar de que Blas Cantó va a Eurovisión, y la verdad es que es una gran elección. Blas es un gran cantante. ¡A ver si España consigue lo que se merece!».

Preguntadas por el fallo al inicio de su actuación en Eurovisión, Encarna comentó que: »Nos quedamos bloqueadas, cuándo nos metimos para dentro estuvimos llorando de corazón porque fueron tres meses ensayando los tres minutos de actuación, y de repente nos quitaron nuestro sueño. Fue un desastre. Creíamos que Azúcar Moreno moriría allí, y… ¡fíjate que todavía seguimos en estado de shock!’‘, remató Toñi.

»El logro más grande para nosotras es seguir aquí 35 años después, cuándo había gente que nos decía que no íbamos a llegar a nada. No se puede juzgar a la gente así como así», exclamó Encarna .

»Si nos tenemos que quedar con un disco es con el de »Bandido», porque como hemos dicho anteriormente, marcó nuestra vida. «Bandido» es una canción que después de muchos años seguimos cantando en nuestros conciertos. Aunque todos los discos son importantes, «Bandido» nos marcó de forma especial» sentenció Toñi.

»Era otra época, la gente compraba discos, hacíamos firmas de discos, teníamos el contacto directo con la gente, pero hoy en día no hay apoyo a los artistas, no hay programas de televisión que apoyen la música, y nosotras seguimos siendo las mismas, pero nos quedamos con lo vivido, y estamos agradecidas a la música y a la gente’‘, continúo Toñi entre aplausos.

Preguntadas por los vestidos de la final en Zagreb, Toñi afirmó lo siguiente: »Llevábamos unos vestidos maravillosos de Francis Montesinos, pero se nos rompió la cremallera de atrás, y como no había tiempo para solucionarlo, nos pusimos unos vestidos negros básicos que nos costaron 1500 pesetas», afirmación que provocó las carcajadas entre los allí presentes.

»Estamos trabajando en un nuevo disco, »El Secreto» y estamos muy ilusionadas», comentaron las hermanas. »En el disco estará nuestro estilo de siempre, un poco más moderno por los tiempos que corren, pero siempre el estilo »Azúcar». ¡Es imposible cambiarlo, la gente nos conoce así!».

»En 1990, a Eurovisión iba a ir »Locomía». Tenían un porcentaje altísimo. TVE tenía miedo de que con nosotras sucediera como con Remedios Amaya, pero nuestra compañía comentó que nosotras no teníamos nada que ver, que éramos gitanas modernas, así que finalmente fuimos las elegidas’‘, comentaba Toñi. »Si nosotras vamos ahora, con las tablas que tenemos, ganamos Eurovisión’‘, remató entre aplausos.

»Estamos encantadas y lo estaremos siempre de llegar al público homosexual, hemos vivido tan cerca de ellos… Siempre hemos defendido la libertad de la gente, nosotras somos gitanas, pero somos del mundo y no entendemos de sexo, ni de razas, nosotras queremos a las personas», defendió Toñi.

Para finalizar el congreso, Azúcar Moreno fueron premiadas y nos deleitaron con su mítico »Bandido», dónde todo el mundo cantó y bailó.

Tras el photocall de Izhar Cohen y Azúcar Moreno, el XIV Congreso de OGAE España concluyó, pero no sin citarnos a todos a una noche de más música eurovisiva en la discoteca Dlrio Live.

Una vez más, desde Ogae España queremos dar las gracias a todas aquellas personas que han hecho posible que este Congreso fuese todo un éxito, comenzando por nuestro presidente José Juan Santana, todos los miembros de la junta directiva, equipo web y todas aquellas personas que de una forma u otra han aportado su granito de arena. También a nuestros redactores Álex Leiras, Asier Manrique, Félix del Valle, Iván Panero, Jonathan Amat, Manuel Martos y Tony San José por la redacción de esta crónica y vídeos. GRACIAS A TODOS. ¡Nos vemos el próximo 3 de octubre en el XV Congreso de OGAE España!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *