ASÍ FUE EL XIII CONGRESO DE OGAE ESPAÑA

El pasado sábado 6 de octubre se celebró en el en el auditorio de la Fundación Mutua Madrileña de Madrid el decimotercer Congreso de OGAE España. Un congreso que reunió a un total de 500 asistentes, convirtiéndose así en el congreso más numeroso en la historia de la asociación.

La jornada se presentaba intensa debido al alto número de invitados: Eduardo Leiva (compositor, arreglista y director de orquesta), Barei (España 2016), Corinne Hermes (Luxemburgo 1983), Chiara (Malta 1998, 2005 y 2009), Rona Nishliu (Albania 2012), Remedios Amaya (España 1983), Mikolas Josef (República Checa 2018) y Saara Aalto (Finlandia 2018). Todos ellos nos regalarían uno de los días más esperados para los seguidores del festival en España.

“Bienvenidos al decimotercer Congreso de OGAE España”. Así fue la forma en la que José Juan Santana, presidente de nuestra asociación, recibió a todos los asistentes y dio el pistoletazo de salida a un día de entrevistas y actuaciones. Santana explicó el orden del día y pronto se apresuró a presentar la primera sorpresa de la mañana: Maika, participante en la preselección española de 2017, subía al escenario para defender “Heartbeat”, canción que representó a Letonia en Eurovisión 2016. Sin duda, la intérprete no dejó a nadie indiferente. ¡Menuda voz!

Tras la interpretación de Maika, llegó el momento de tratar diversos aspectos referentes a la organización del club. Inicialmente el tesorero de OGAE España, Jesús Ramos, informó del estado de las cuentas del curso que englobaban los gastos desde el pasado mes de octubre hasta septiembre de 2018. Tras él, el secretario del club, Lucas González, explicó cómo se había desarrollado el reparto de entradas para el pasado festival y cómo se desarrollaría para el próximo.

  1. EDUARDO LEIVA

El primer invitado de este año fue el director de orquesta y compositor Eduardo Leiva, quién comenzó su entrevista, como no podía ser de otra manera, contándonos lo que realmente pasó en 1990 con Azúcar Moreno. “Entonces se llevaba un “DAT”, una especie de cinta donde se llevaban ciertas pistas que no se podían hacer en directo. Había una marca que avisaba del inicio de esa pista. Yo no oí nada, me quedé con los brazos en alto esperando a dirigir la orquesta porque ellos no oían esa marca, se guían por mí. De repente, sonó la música, la base. Pero salía en el compás 16, ya habían pasado 20 segundos de música que no se oía. Lo que pasó fue que en el control, el director no encontraba esa cinta. Cuando la encuentra, pulsa el botón sin haberla rebobinado”.

Unos años más tarde, en 1993, fue Eva Santamaría quien representó a España en el Festival con el tema “Hombres”, con Eduardo Leiva de nuevo al frente de la orquesta. Durante los meses previos, España era una de las favoritas a la victoria, pero una vez que se empezó a ensayar, todo cambió. “No pintaban nada 40 músicos tocando por encima de algo que ya estaba bien. La base rítmica no se escuchaba bien”, reconoció Leiva.

La canción española de 1996 (“Ay qué deseo”) fue para muchos la que mejor arreglos tenía ese año de todas las participantes, y así fue reconocido en diferentes medios. Pero la mezcla de sonido terminó por arruinar las posibilidades de Antonio Carbonell. “Los coros eran un desastre. Todo era un desastre”.

Un año antes, en 1995, Anabel Conde lograba el segundo puesto en el festival. Leiva quiso referirse a esa ocasión asegurando que “sabia que íbamos a quedar alto, incluso ganar”.

De todas las participaciones en las que Eduardo estuvo presente, con las que se queda son la de Anabel Conde, Sergio Dalma, y Cadillac.

Uno de los momentos más divertidos de la entrevista llegó cuando nuestro presidente le preguntó por la participación de Patricia Kraus en el año 1987. “Aquí se puede hablar de todo, ¿no?” – preguntó. “La canción era un truño. Me lo encargan para mejorarla, pero era horrorosa. ¿Y los maquilladores? ¿Y el traje? Allí hubo gresca buena con lo que ella quería y con lo que quería TVE. El resultado fue un desastre.”

Leiva reconoció también haber visto los festivales después de que se eliminara la orquesta en directo. “Ahora todo está grabado, incluso los coros. Nada puede fallar. Sólo es en directo la voz. Se pierde la espontaneidad. Es más cómodo y más barato.”

En cuanto a la imagen que el concurso tiene entre artistas consagrados de nuestro país, Eduardo reconoció que no quieren ir por miedo. “Antes iban Sergio y Estíbaliz, por ejemplo, que ya tenían una trayectoria. Ahora no. Tienen miedo”.

En ese sentido, Leiva habló también del festival de la OTI de 1996, ocasión en la que Anabel Russ ganó con un tema del propio Leiva junto con Chema Purón. “Ella ganó pero no se grabó ningún disco. Hubo posibilidad, pero al final no pasó nada, aunque fuera una ganadora.”

Tras una larga charla, Leiva se despidió de todos los asistentes mostrándose especialmente agradecido por la invitación.

2. BAREI

Recibida con una ovación y el público en pie. Barei, emocionada, no dudó en bromear por su embarazo para romper el hielo: “soy 3 en 1, como el champú”.

La representante española en Eurovisión 2016 nos contó que la idea de participar en Eurovisión surgió cuando estaba trabajando con una persona de comunicación de TVE: “Un día me dijo, por qué no pruebas. Envié varios temas, ‘Say Yay’ no era uno. Les gustaron los tres temas”. Una vez elegido el tema por TVE, Rubén Villanueva y ella decidieron que no estaba a la altura. “Llamamos a TVE y dijimos que haríamos un tema nuevo. Hicimos 19 versiones del estribillo, no dormíamos preparándola. Estoy representando a un país entero, ese control de calidad tiene que estar ahí, no puedo ir con cualquier canción”. El tema del inglés lo veía como un handicap, pero no podía ir con algo que no le representara.

Nos confesó que no estuvo obligada a nada, y que, de hecho, mantiene una relación buenísima con TVE, pero que una persona concreta que estaba en la delegación no terminaba de entenderse con ella. Esa persona era Federico Llano.

En un principio, un chico joven que la propia Barei había encontrado en redes sociales, iba a ser el encargado de la coreografía. “Contacté con él yo misma, vino y no me gustó mucho la idea”. Finalmente se decidió por unos coreógrafos locales.

Sobre las dudas que siempre se han tenido sobre su puesta en escena, Barei no reparó en detalles. “La escenografía estaba pensada con ellas -las coristas- en sombra y que se vieran sus gestos y algún movimiento. Era todo muy minimalista: con luces azules y rojas”. Tras el primer ensayo en Estocolmo vieron que nada era lo que querían, “si yo iba a la derecha, se encendía la cámara de la izquierda. Se supone que todo estaba en el PDF que mandamos, con todo minutado y pensado”.

¿Dónde estaba el PDF entonces? “TVE dice que mandamos el PDF tarde”. Nos explicó que tras ganar la preselección en febrero, hay 3 meses para organizarlo todo. “Te dan la libertad para proponer. El mismo mes de febrero proponemos ya algo y tardan 3-4 semanas para contestarte y decirte que no, pierdes un mes”. En marzo volvieron a proponer algo y lo mismo. Pasa marzo, ya en abril, propusieron una tercera opción.

“Ves que propones algo que no costaba dinero. Encontramos un patrocinador que pagara todo y nos dijeron que no”, se lamentaba Barei. “Se supone que en marzo enviamos todo, lo basamos todo en luces, con un pequeño andamio para darle altura a las chicas”. Ante todas las negativas decidieron que Barei se tirara al suelo, que se apagara la música y la luz, “y me dicen que no”. Ante la propuesta de caerse al suelo y apagar las luces “Federico Llano me dijo, “¿pero cómo voy a decir yo que apaguen las luces?”. “¿Me estás diciendo que hay un tío que vuela por las escaleras y yo no puedo caerme y apagar las luces? Al final me dijeron que sí, fui al ensayo y ni siquiera se apagaron las luces”.

“Tuve que ponerme yo a hablar con los de la organización porque allí no se estaba haciendo lo que había que hacer. En ese momento tú no sabes si es por ti, por TVE, por la organización… claro, después de ti pasa Rusia y ellos lo tienen todo bien. En lo mío nada cuadra y en los otros perfecto. Nada de lo que habíamos mandado pasaba”, se lamentó Barei.

“Me tocó el mejor año, porque en Suecia cuidan mucho la música. No tuve nada en contra de la televisión sueca, pero cuando llegué nada salía. Luego me enteré de que nunca llegó un PDF. Solo había llegado el primer ensayo, con el coreógrafo que luego no fue. El resto de propuestas no llegaron, tres por ser rechazadas y la cuarta porque directamente no se mandó”. 

“No me he sentido maltratada, por TVE me he sentido bien tratada. Me sentí impotente, frustrada” zanjó Barei. Aquel fue el primer año que Toñi Prieto fue a Eurovisión, y, según Barei, ella también pudo ver lo que allí pasaba.

Preguntado por lo ocurrido con Manel Navarro, Barei afirmó que ella en una situación así “no hubiese podido representar a mi país, no puedo ir en contra de todos. Pero me consta que Manel no decidió ganar así”. Barei entiende la reacción de Manel como producto de la tensión del momento, como algo impulsivo y espontáneo de alguien que se sintió atacado. “Lo que le pasó en Eurovisión es una putada que le podía haber pasado a cualquiera, a Ruth, a Edurne, a mi”. “Tal vez la canción de Manel no era para Eurovisión, pero la primera vez que la escuchas se te queda”.

Ya nos confirmó que TVE y ella mantienen una buena relación, pero también aclaró que TVE siempre cuenta con ella para componer. No cree que la eliminación de Brequette en la preselección de 2017 se deba a ser ella la compositora, “tal vez no quisieron dos canciones en inglés”.

“Eurovisión es lo mejor que he hecho. Hay cosas que vives una vez y me daría mucha rabia volver y romper esa magia, aunque como compositora, autora, volvería cada año”, terminó Barei su esperada y aplaudida intervención en el XIII Congreso OGAE España. Para concluir su visita, la intérprete defendió su exitoso “Say Yay”.

  1. CORINNE HERMÈS

La ganadora de Eurovision 1983 entró en el Auditorio de la Mutua entonando su mítico “Si la vie est cadeau” junto al numeroso público reunido en el Congreso OGAE España.

Nos contó que a los 16 años, el compositor de “Si la vie est un cadeau” le presentó las canciones y se enamoró del tema. Decidieron presentar la canción por Francia, pero el plazo había sido cerrado, por lo que decidieron presentarla por Luxemburgo, por ser otro país francófono.

La canción la tuvo que cantar en un despacho minúsculo, se grabó y meses más tarde se le llamaría para decirle si representaría a Luxemburgo en Eurovisión. En este tiempo produjo la canción. Fue un momento mágico para ella.

“Siempre se me ha quedado la pena de no representar a Francia en Eurovisión, soy francesa. De haber ido por Francia habría sido la última francesa en ganar Eurovisión por Francia”, recordó Corinne Hermès.

Sobre si el mensaje de “Si la vie est cadeau” tiene relación con el aborto, ella cree que “cada uno puede interpretarla como quiera, hay muchas formas de interpretar la letra de la canción, y el tema del aborto es una de esas”.

Ante la importancia de Eurovisión en su carrera, Corinne afirmó que “Eurovisión supone todo, en un momento pasé del anonimato a ser conocida internacionalmente. Con 22 años gané muchos discos de oro, pude recorrer el mundo y presentar mi canción”. Eurovisión le ha permitido seguir cantando por diferentes países como Turquía o Líbano.

Eurovisión fue el primer gran momento de su carrera, pero no el único. Hermès nos recordó que en 1985 ganó otro festival en Tokio y en 1990 consiguió reconocimiento mediático en Francia gracias a una canción, “Dessine-moi”, logrando el premio Victoires de la musique. Más tarde interpretó el tema principal de la serie “Les Grandes Marées” de TF1.

Preguntada sobre el Festival de Eurovisión en la actualidad, entiende que ha ido mejorando técnicamente, pero echa en falta las grandes canciones y voces de antaño. “De los últimos años, la propuesta que más me gustó fue Conchita Wurst”. Para Corinne Hermès, el Festival es un concurso de canciones y lo importante es la música y la voz.

Actualmente prepara un disco de versiones de grandes artistas franceses como Jacques Brel, Françoise Hardy, e internacionales como Whitney Houston y Frank Sinatra. Si todo va bien el disco saldrá a final de año. Y está produciendo también un espectáculo y producirlo en varios países.

Corinne se despidió de los asistentes al Congreso OGAE España para posteriormente, junto a Barei, hacerse fotos y firmar para sus fans.

  1. CHIARA

La jornada de tarde comenzaba con la cantante maltesa Chiara, representante del pequeño país en tres ocasiones (1998, 2005 y 2009). La artista agradecía, tras unas palabras de cariño de nuestro Presidente (“es nuestra Chiara”), el estar con nosotros: “Es un honor”.

La primera vez que Chiara pisó el escenario de Eurovisión fue en 1998. “Malta es una pequeña isla, por lo que si cantas o formas parte de la industria musical obviamente tienes que ir al festival. Yo era muy joven y dije: déjame intentarlo, quiero vivir la experiencia. Y al final gané la preselección.”

La segunda vez, 7 años después, fue algo difícil, porque en Malta nadie había ido a Eurovisión dos veces. “Pero repetí: déjame intentarlo. Y volví a ganar.”

Para Chiara, la tercera vez fue muy emocional. “El sueño de mi padre era ver cómo yo traía el festival a Malta. Pero mi padre estaba enfermo y murió unos meses antes de Eurovisión. Lo hice por él.” Precisamente por su padre volvería una cuarta vez a Eurovisión, tal y como reconoció la artista.

Malta estuvo a punto de ganar el festival en 1998, pero el último país en repartir sus puntos lo impidió y dio finalmente la victoria a Israel (Dana Internacional). Chiara reconocía que obviamente “ayudó a Israel el hecho de llevar un cantante transexual. Hasta el último momento yo estaba en lo alto de la clasificación. Gente de la BBC vino a decirme que me preparase para volver a cantar porque también me veían ganadora. Ayudó, pero no sé si fue sólo por eso. Yo sentí que tenía el trofeo pero al final alguien me lo robó.”

Según Chiara es muy difícil vivir en Malta como artista porque “es un país muy pequeño y no hay industria musical allí. Puedes salir de allí, pero debes dejar todo atrás. Yo no podía, tenía a mi padre enfermo y después a mi hija.”

Pero la artista revelaba estar orgullosa de haber representado en tres ocasiones a su país y aseguraba: “sé que soy la cantante bandera de Malta. He asistido a muchos eventos relacionados con el festival y lo llevo con mucho honor. En algunos lugares no me llaman Chiara, me llaman Malta.”

Los tres temas que Chiara defendió en Eurovisión son especiales para ella. “La primera me puso en la órbita de Eurovisión y al mundo musical. La última me recuerda mucho a mi padre, pero Angel es la que yo escribí y cuando canto intento que todo el mundo vea lo que siento por dentro.”

En cuanto a todas las participaciones del país en el certamen, Chiara reconocía admirar a Mike Spiteri (1995). De hecho, son amigos y han cantado juntos en diferentes conciertos.

Uno de los momentos más divertidos de la tarde sucedió cuando el presidente de la asociación preguntaba por los escándalos que se suelen suceder en las preselecciones maltesas. Entre las risas generalizadas del público (Chiara reconoció haber entendido la palabra “escándalo”), contestó: “Malta es muy pequeña. No puedo decir lo que tengo que decir, pero las veces que yo gané no hubo ningún escándalo.”

Sobre el futuro, Chiara revelaba que ha firmado con una discográfica islandesa y se encuentra inmersa en su próximo proyecto.

A continuación, la artista tomaba el escenario para interpretar dos de sus temas: “The one that I love” y una versión muy especial en castellano de “Angel”.

  1. RONA NISHLIU

Después de Chiara tocaba el turno de Rona Nishliu, representante de Albania en 2012, y quién mantiene la posición más alta del país en Eurovisión hasta la fecha (5º lugar).

“Gracias por tenerme aquí”, comenzaba la artista. “Sigo recibiendo emails de toda Europa, pero es un honor estar aquí y ser la primera representante de Albania que está en el Congreso de OGAE España. Es mi primera vez en vuestro país.”

La idea de presentarse al Festival i Kenges, la preselección albanesa, surge porque es el festival más importante de la televisión de su país y quería formar parte de ello. Con la canción “Suus”, defendida en Bakú, fue su segunda intervención en la preselección.

Rona es originaria de Kosovo, pero eso no supuso ningún problema para ella en representar a Albania en Eurovisión: “Creo que mi actuación fue emocionante. No pensaba que iba a ganar, pero para mí era una oportunidad de demostrar que una cantante de Kosovo podía estar en el festival. Cuando volví a Tirana todo el mundo me felicitaba, era un orgullo. La mejor posición que yo he logrado pronto va a ser superada, hay muchísimo talento.”

Con respecto a Bakú, la artista albanesa reconocía que a día de hoy todavía recordaba cada emoción que sintió al subirse al escenario del Crystal Hall. “Pero ese día estaba muy tocada, porque un autobús escolar tuvo un accidente de tráfico y la televisión no retransmitió el festival.”

La pregunta de si volvería a participar en Eurovisión es la más rara y a la vez la que más le han realizado a Rona. “No lo sé, ¿creéis que debería volver?” – preguntaba al público. “Ahora que sé todos los seguidores que tengo sería mucha responsabilidad.”

Kosovo sigue intentando actualmente participar en el Festival de Eurovisión. De hecho, Rona Nishliu forma parte de la televisión del país y es una de las personas que están intentando que este sueño se convierta en realidad. Sobre la posibilidad de representar a Kosovo, su país de origen, después de haber representado a Albania, Rona cree que hay mucho talento en el país, muchos artistas más jóvenes; “pero si los fans o alguien más cree que debería volver lo haría.”

La primera participación de Albania (2004) fue la más especial para Rona. “Anjeza era especial. Recuerdo cada detalle de la producción de la canción. Recuerdo que todos vimos su actuación y formamos parte de la audiencia de Eurovisión por primera vez.”

Este pasado mes de mayo, Eleni Foureira representó a Chipre en Eurovisión siendo de origen albanés. Rona quiso recordar también a Ermal Meta, miembro del dúo representante de Italia; y, por supuesto a Eugent Bushpepa, todos albaneses. “Todos actuaron muy bien, pero fue un orgullo ver a Eleni ahí arriba”, reconoció la artista.

Una vez finalizada la entrevista, todos pudimos disfrutar y emocionarnos con la voz única de Rona interpretando el tema “Suus”.

  1. REMEDIOS AMAYA

Remedios Amaya irrumpía entre aplausos y vítores en el escenario del auditorio y todo empezaba a temblar entre palmas y “oles”. Su intervención no pudo tener un arranque más flamenco, justo lo que ella se merecía. La artista confesaba estar nerviosa y emocionada a la vez y daba las gracias a Ogae España y al colectivo gay en general por apoyarla tanto a lo largo de su carrera. “El mundo gay me encanta. Tengo amigos de todo tipo pero mis amigos gays son mis hermanas, son las mejores personas que tengo en la vida… Y yo soy otra gay más”.

Tras este emotivo comienzo, Remedios empezó a relatar cómo fue seleccionada para Eurovisión 1983. La cantante, según sus propias palabras, vivía en Málaga por aquel entonces y recibió la llamada inesperada de un productor que le comunicaba que habían decidido elegirla para el Festival. Para ella era una gran oportunidad y aceptó enseguida, sin pensarlo. También reconoció tener un grato recuerdo de Eurovisión aunque se llevara el último puesto y 0 puntos. Se sabe poseedora de un talento innato para el flamenco y está satisfecha de que, en los años posteriores al festival, su público le haya visto evolucionar y convertirse en la figura femenina más importante de su género. Por lo tanto, según la propia Remedios, Eurovisión fue el trampolín que la lanzó a la fama para, a partir de ahí, poder desarrollar la carrera que quiso.

La sevillana se deshizo en elogios al público del congreso mientras intercalaba algunas a capelas improvisadas e incluso se atrevió a confesarnos el disgusto que le dieron en Munich cuando días antes de su actuación en Eurovisión la obligaron a cambiar de vestido: “Yo llevaba un vestido precioso de Tony Benítez pero un señor de la televisión alemana la tomó conmigo y me dijo que no sacara la ropa que traía preparada porque no iba a combinar bien con la decoración del escenario. Me dijeron, en otro idioma, que tenía que utilizar el vestido con el que finalmente salí a cantar; a lo que yo contesté: “Ok, ok. Yo me cago en toda tu puta madre”.

Relataba Remedios que, al llegar al aeropuerto de Madrid en mayo de 1983, tras quedar última en Eurovisión, la prensa y los eurofans le estaban esperando a la salida para darle un aplauso y decirle que no importaba su posición en el concurso porque su actuación había sido un orgullo. “Eso para mí es aún más importante que si hubiera ganado”, aseguraba la artista.

Con respecto a TVE, Remedios declaraba: “A mí me trataron estupendamente. No puedo tener queja de TVE ni de la prensa que acudió al festival porque se portaron fenomenal conmigo”.

Aunque sus recuerdos del concurso son bastante positivos, la cantante apuntaba que hubiera preferido acudir al festival con “Noche, luna y olivo”, en lugar de con “¿Quién maneja mi barca?” y se atrevió, improvisadamente, con un fragmento de la canción para deleite de los presentes en el auditorio.

También tuvo un recuerdo cariñoso para la desaparecida Lola Flores, una de sus mejores amigas, y le dio la razón en cuanto a las declaraciones que la jerezana hizo en televisión en los años 80, donde aseguraba que Remedios no estuvo acertada en Eurovisión porque, en vez de con orquesta, según Lola, Remedios debería haber ido acompañada por un cuadro flamenco. Amaya indicó estar totalmente de acuerdo con La Faraona y añadió “los músicos que me acompañaron en el festival, además, eran muy malos”.

Cuando el presidente de nuestro club le preguntó por su paso por “Mi Casa es la Tuya”, el programa que conduce Bertín Osborne donde dedicaron un especial a Eurovisión, Remedios protagonizó otro de los momentos más cómicos de su entrevista al responder: “Lo que más me gustó fue el arroz con pollo que me comí. ¡No veas cómo guisa la madre de Pastora Soler!”.

Cambiando un poco de tema pero sin desviarse de lo que nos ocupaba a todos en pleno congreso, destacó a Peret entre todos los representantes que España ha llevado a Eurovisión, barriendo para casa porque los dos son flamencos, pero señaló a Pastora Soler como la mejor voz. “Ella es grandiosa, una gran artista”, afirmaba.

Antes de despedirse quiso hablar de sus proyectos más inmediatos: “Lo más importante es que estoy prácticamente recuperada, en cuanto a mi salud. Tengo una familia maravillosa que me ha apoyado muchísimo, además yo siempre soy muy positiva. Cuando me detectaron la enfermedad, le eché dos cojones. Ahora, por fin, estoy volviendo a cantar. No puedo hacer mucho todavía pero voy poco a poco. Necesito cantar porque si no, me muero. Cantar para mí lo es todo. No me veo haciendo otra cosa. Mi madre me parió para cantar y me voy a morir cantando. Tengo grandes proyectos en mente gracias a mi mánager, Maica Verdugo. Tengo suerte de tener como representante a una persona tan auténtica, que me impulsa tanto y que ya me está animando a grabar mi próximo disco. Yo le he prometido que grabaré unos cuantos discos más porque todavía soy joven”.

Finalmente, la artista abandonaba la sala en mitad de una ovación impresionante y mediante un aplauso que sonaba por bulerías, lo que hizo que la cantante volviera a arrancarse un a capela. “¡Me tenéis “escalofriá!”, gritaba emocionada cuando, además, recibió un obsequio de parte de la asociación. Cerraba,  dejándonos un buen sabor de boca, su participación en nuestro congreso. Sin duda, fue una invitada de las que se quedan marcadas en nuestra memoria musical y sentimental de por vida. ¡Grande Remedios Amaya!

  1. MIKOLAS JOSEF

Pasado el último descanso del día, llegó la hora para los dos últimos artistas invitados a este Congreso. El primero de los dos, el representante de República Checa este mismo 2018, Mikolas Josef, quien consiguió para su país el mejor resultado de su corta historia eurovisiva (6º lugar).

Mikolas reconoció sentirse como en casa en España, porque la mayoría de sus fans proceden de nuestro país. “Debería venir más a menudo”, aseguró.

El artista checo pudo haber representado a República Checa el año pasado, pero Martina Bárta fue quien finalmente subió al escenario de Kiev, y esa “fue la mejor decisión de su vida” (República Checa no se clasificó el año pasado para la final). Este año, cuando la televisión pública checa escuchó la canción y le dio los últimos arreglos, se la ofrecieron a él y aceptó. Ganó la preselección y acabó en 6º lugar en Lisboa, por lo que se muestra “muy agradecido”. En relación a Gabriela Gunčíková, representante checa en 2016, y a su mal resultado (logró clasificarse para la final y no pudo pasar de la penúltima posición), Mikolas aseguró que “no se trata de la posición que consigas, si no del impacto que tengas. Yo quería ganar, pero acabé sexto. Cuando llegué después del festival, la gente me hizo sentir ganador.”

Aún así, Mikolas estaba muy asustado tras los malos resultados que República Checa venía cosechando. Pero, a pesar de ello, “la canción, junto conmigo y mis bailarines, fue emocionante. Espero poder haber abierto la puerta para mejores resultados para el país en los siguientes años.”

Lo primero que sorprendió a Mikolas fue el número de visitas en YouTube a su tema y a “Tu Canción”, el tema de España. “Yo no tenía tantas visitas como ellos, y estoy muy agradecido de haber terminado como lo hice”. Una vez que salió la canción, siempre se mantuvo en los primeros puestos de las apuestas, y la televisión checa se preguntaba qué harían si al final los ganadores fueran ellos.

Uno de los puntos obligados de la entrevista recaía en el accidente que Mikolas Josef sufrió durante los ensayos en Lisboa. “Antes de la caída, me encontraba en la tercera posición en las casas de apuestas. Cuando todo esto sucedió, bajé a la decimosegunda. No pude caminar en dos días. No quería tomar ningún tratamiento, porque te nubla el pensamiento, y yo quería estar completamente centrado. Finalmente lo tomé. La caída provocó que todo el equipo se mantuviera unido, conservando el buen ambiente que habíamos creado al llegar. No creo que estuviéramos hoy aquí hablando si no hubiera hecho caso a mi equipo y a mi padre. Mi entrenador me llamó y le dije: “aunque me duela, quiero hacer la voltereta”. Fue el mayor riesgo que he tomado en mi vida, pero me alegro de haberla hecho en la final.”

Mikolas se refería también a cómo su posición final puede repercutir en el hecho de que artistas checos quieran también participar en el festival: “Después de mi éxito, estoy muy feliz de que mi resultado anime a otros artistas del país a participar en Eurovisión”.

El artista checo también tuvo palabras para la ganadora, Netta: “Después de Eurovisión estuve con ella en un programa matinal de la televisión, también junto a Eleni Foureira y Rasmussen. Es increíble su producción y su equipo. Creo que tanto Israel como Netta han hecho un gran trabajo.”

Sin dudarlo, Mikolas afirmó además que volvería a participar en Eurovisión: “Nunca había sentido tanto amor ni tanto cariño como en el momento que participé en la EurovisionParty de Madrid. Todo el mundo se sabía cada palabra de la canción. Ese buen ambiente puede ser adictivo, pero volvería. Además, para mí, Eurovisión fue una puerta abierta al resto de Europa y también del mundo. Siempre estaré agradecido a todas las personas que apoyan este concurso, porque gracias a él estoy aquí y si no fuera así igual seguiría limpiando oficinas.”

Con mucho humor también quiso referirse a la versión que grabó en español de su tema “Lie to me”. Afirma que quiso hacerlo por sus fans españoles, aunque aseguró que después de grabarla mucha gente le decía: “No se entiende nada”. “Pero lo intenté”, reconoció.

Hubo tiempo también para hablar sobre el futuro. Justo un día antes del congreso se lanzó su nuevo tema, “Me gusta”. Reveló que habrá dos sencillos más y un álbum que verá la luz próximamente. “Me gusta el reggaetón. “Me gusta” habla sobre la perfección que deseamos alcanzar. Habla sobre cómo nos vemos a nosotros mismos tanto en privado como en redes sociales. Realmente no tienes por qué ser perfecto.”

Hablando de nuevo sobre “Lie to me”, Mikolas afirmó que la coreografía es lo único que no ha hecho él. La televisión checa le dio libertad para lo que quisiera, y de hecho aseguró que “la ropa que llevaba la compró un día antes en Zara”.

Tras su entrevista, Mikolas interpretó su tema eurovisivo para todos los asistentes al decimotercer congreso de OGAE España.

  1. SAARA AALTO

La encargada de poner punto final a nuestro congreso fue la finesa Saara Aalto, que irrumpía como un ciclón cantando y bailando sobre el escenario del auditorio mientras paseaba un atuendo con motivos bastante españoles. Vestida para la ocasión y con una fuerza arrolladora, Saara saludó en español a los allí presentes y comenzó a contar cuáles fueron sus impresiones cuando la televisión de su país la eligió internamente para ir a Eurovisión.  La finlandesa confesó que tenía la sensación de que el ente público de su país confiaría en ella pero dentro de muchos años. No se esperaba que el encargo de representar a Finlandia en el festival llegase de una manera tan pronta e inmediata, fue para ella toda una sorpresa.

Aseguró en todo momento que, aunque Eurovisión fue una gran responsabilidad, la experiencia musical que más preocupación le ha generado ha sido X Factor. “Estar semana a semana preparando una actuación nueva, pidiendo el voto del público y sometida a la evaluación de unos jueces muy inflexibles era demasiada presión para mí, mucho más que ir a Eurovisión”, declaraba la cantante.

Con respecto a las críticas sobre lo sobrecargado de su puesta en escena del festival, la artista salió del paso indicando que no había leído comentarios malos pero que, aun así, Eurovisión es una gran oportunidad, algo único y, por lo tanto, ella quiso ofrecer  un espectáculo a lo grande y darlo todo.

En cuanto a las tres propuestas que presentó para ir al certamen, Aalto dejó claro que eran tres canciones muy de su agrado pero que, indudablemente, “Monsters” era la que ella hubiera elegido; por lo que quedó contenta con la decisión de la audiencia.

Recordando su participación en el “X Factor” británico, la artista confesó que su intención al participar en un talent show extranjero era que la conocieran fuera de su país. “Necesitaba hacer cosas fuera, darme a conocer en la música a un nivel más internacional y X Factor me dio la ocasión de conseguirlo. Por supuesto, sin el apoyo de mi novia nada de esto hubiera sido posible”, afirmaba Saara.

Siempre he sabido de la existencia de los eurofans. Antes de ir a Eurovisión frecuentaba foros de internet donde se hablaba del festival y ya me parecía un mundo apasionante. Sin embargo, no esperaba para nada que el mundo eurofan fuera una comunidad tan grande y tan calurosa”, declaraba la eurovisiva al ser preguntada por su relación con los seguidores del certamen.

Para terminar la entrevista, la estrella fue preguntada por una posible vuelta al concurso europeo, a lo que ella contestó que no cree que su paso por Eurovisión 2018 sea lo último que haga relacionado con el certamen, dando a entender que le gustaría presentarse de nuevo.

Concluyó hablando de sus proyectos en mente, asegurando que tiene una gira bastante extensa por Europa y que, aparte, va a participar en la versión inglesa de “Bailando con las Estrellas”. Una vez que acabe con los conciertos y su participación en el programa, se centrará en preparar las canciones para un nuevo disco.

Finalmente, Ogae España también tuvo un obsequio para Saara Aalto. La artista abandonó el auditorio bajo una lluvia de aplausos interminable que ponía fin a un congreso muy difícil de olvidar.

Tras el photocall, el XIII Congreso de OGAE España punto su punto y final, pero no sin citarnos a todos a una noche de más música eurovisiva en la discoteca Dlrio Live. ¡Un broche de oro a un congreso de 12!

Una vez más, desde Ogae España queremos dar las gracias a todas aquellas personas que han hecho posible que este Congreso fuese todo un éxito, comenzando por nuestro presidente José Juan Santana, todos los miembros de la junta directiva, equipo web y todas aquellas personas que de una forma u otra han aportado su granito de arena. También a nuestros redactores Álex Leiras, Asier Manrique, Félix del Valle y Manuel Martos por la redacción de esta crónica y vídeos. GRACIAS A TODOS. ¡Nos vemos el próximo 5 de octubre en el XIV Congreso de OGAE España!

Deja un comentario