LA COLUMNA DE LA PAKA: “DUETTS”

¡Hola queridos eurolectores!

¡Ya quedan 61 días para que conozcamos cuál será el país ganador de Eurovision 2018! Menos de dos meses para llegar a la meta y en este tiempo aún tenemos por delante muchos pasos que dar… La votación de la OGAE Poll, las fiestas eurovisivas de Londres, Ámsterdam y especialmente Madrid entre algunas otras, los ensayos individuales y generales así como la Welcome Party y las propias galas de los días 8, 10 y 12 de mayo… Pero de entre todas las incógnitas que nos rodean, de todas las preguntas que nos surgen cuando pensamos en lo que puede ocurrir en la sexagésimo tercera edición del concurso… ¿Cuál es la pregunta estrella que nos hacemos varias veces a lo largo del día? ¡Sí! Obviamente… ¿Quién va a ganar este año?…

A nosotros nos da igual de dónde venimos, no nos importa saber adónde vamos, lo que nos preocupa realmente es conocer quién levantará el trofeo en Lisboa, que país será el que encabece el marcador de puntos, el que nos dará la pista para saber a qué santa ciudad deberemos peregrinar en procesión en 2019, cuál será el lugar en el que debamos reservar como loc@s habitación el domingo 13 de mayo… ¡Eso es lo realmente importante! Porque no podemos analizar con tranquilidad los resultados sin saber si conviene a nuestros bolsillos, a nuestras vacaciones y a nuestros intereses el destino que toque para el próximo año… ¡Qué no es lo mismo viajar a París que a Moscú, ni a Tel-Aviv que a Chisinau! Y es que el eurofan vive en una constante tómbola en la que el destino y el azar marcan el rumbo de su existencia y de sus penas y alegrías…

Aunque mi querida gallina TuruNETTA, a la que cantaban los payasos de la tele, es la gran favorita para cacarear en la actuación de repetición que solo tiene el honor de realizar el candidato ganador, no puedo olvidar a mi España querida que dentro del alma llevo metida cuando pienso en quién me gustaría que triunfara en la capital lusa. Porque los adorables “Almaia” además de ser nuestros representantes son dignos merecedores de ejecutar la Operación Triunfo de darnos la tercera.

Es cierto que hasta la fecha no me había pronunciado sobre ellos; pero creo que ha llegado el momento de hacerlo… Amaia es especial, tiene ángel, tanto como lo puedan derrochar el ganador Rybak y la aspirante a ello Netta. Cuando la navarra abre la boca se para el tiempo. Tres minutos reales disfrutando de ella en el escenario se transforman en segundos que pasan volando. Porque conquista, porque enamora, porque hace magia cuando canta e interpreta. Mi gran favorita de la mejor edición de OT, la que ha tenido más calidad musical. Por el contrario Alfred no me convence, nunca lo hizo por su voz, por su forma de cantar, porque lo veo altivo y sobrado como su amigo el señor Sobral, mientras que a la pamplonica la veo llana, sincera, sencilla, humilde y ante todo transparente. Pero es curioso porque esa transparencia se invierte al verlos cantar “Tu canción”. Cuando se unen a dúo para interpretar el tema que nos representa me convence mucho más Alfred porque me hace la historia de amor más creíble puesto que es mucho menos reservado con sus emociones que ella. Amaia echa el freno cuando se trata de mostrar su amor en público y ese pudor infantiloide le quita gancho al asunto. El entregado catalán por su parte es muy noble a la hora de reconocer que está coladito hasta los huesos por ella, sus ojos brillan de forma especial cada vez que la mira y no tiene miramientos a la hora de prodigar su amor por la benjamina del festival… ¡Tanto que casi nos da un síncope cuando creíamos que iba a pedirla matrimonio en directo! Menos mal que al final su petición era simplemente interpretar City of stars por penúltima vez.

Aún no sabemos lo que harán en el escenario del Altice Arena, y yo casi que no quiero saberlo porque nada me viene bien… Si tocan un piano los dos, pienso: sí pero no. Si me los imagino cruzando cada uno una pasarela para acabar juntándose en el escenario, pienso: sí pero no. Si uno toca la guitarra mientras que la otra hace lo propio con el piano, pienso: sí pero no. Si bailan arrítmicos y descompasados como los novios de una tarta de boda, pienso: sí pero no. Si mezclo combinaciones posibles entre las citadas y añado que vuelen como en el videoclip, pienso: sí pero no… Conclusión: que estoy muy confundido porque sé que se aman, sé que lo transmiten, pero no sé qué herramientas se les pueden ofrecer que sirvan de catalizador para elevar a la enésima potencia su marca diferenciadora, la que les distingue de los otros 42 participantes, su real y verdadera historia de amor… Sin duda alguna, creo que la clave reside en que no contengan por vergüenza ese sentimiento que tienen. Ahí Alfred le tiene ganada la partida a Amaia de momento, y es una auténtica pena porque cuando ella cree en lo que dice, cuando se arranca el corazón y nos lo muestra a los telespectadores; nos conquista, nos mete en el bolsillo y la hacemos ganadora. Eso es lo que debería hacer los con europeos que más allá de que entiendan lo que cante si sentirán el amor que vive si lo deja fluir, pero no sé hasta el punto está dispuesta a permitirlo y como será capaz de trabajar dicha timidez, que es su gran barrera…

Tenemos todo para ganar, una canción de calidad, con un bonito mensaje y hecha a medida para unos artistas que convierten en oro todo lo que tocan. Hemos presentado un videoclip de nivel, muy estudiado. El escenario está pensado para hacer música y no espectáculo, lo cual nos beneficia porque los niños hacen todo el trabajo con sus miradas, sus gestos y sus gargantas. ¡Vamos, que parece que todo está de cara aunque el nivel del año sea altísimo! Así pues, ahora solo nos queda actuar en la segunda mitad de la final y que Jon Ola (por no decir Björkman) reparta suerte.

No hay dos sin tres, y este es el tercer dueto que representa a RTVE en el festival tras Sergio y Estíbaliz en 1975 (10º puesto) y Azúcar Moreno en 1990 (5º puesto)… Si seguimos con la serie sería: Amaia & Alfred en 2018 (1º puesto) jajaja ¡Soñar es gratis! Así que dejadme hacerlo… ¡Ya me sofocaré en mayo! Una pregunta: ¿Cuántos dúos hay este año en el certamen? Un total de 6 incluyendo a España que acompaña a Suiza, Polonia, San Marino, Francia e Italia. ¡Pero tenemos una gran ventaja! Ninguno de ellos tiene parecido con el nuestro. San Marino está representado por dos féminas mientras que Polonia e Italia son dúos masculinos. Suiza y Polonia son mixtos pero en ellos solo canta la mujer mientras que el hombre hace que toca un instrumento que en el directo irá en playback. Y además todas y cada de las canciones de esas parejas artísticas tratan diversos temas pero ninguna habla de una historia de amor… El año 2015 nos hubiera venido mucho peor, en primer lugar porque había más dúos mixtos con canciones de ese corte y en segundo lugar porque ese año ostenta el record de dúos en liza. Un total de 8 países presentaron esa combinación: Estonia, Noruega, Lituania, Eslovenia, República Checa, Bielorrusia, Reino Unido y San Marino. Además de 2015, los otros cuatro años que ha habido más formaciones de este perfil han sido: 2009 con 7 dúos y 2004, 1994 y 1972 con 6 dúos cada uno.

Ahora vamos con la clase de historia, queridos… Ha habido un total de 163 dúos en la historia de Eurovision hasta el año 2017, sin contar los seis que tenemos este año. Y podría recordaros muchos que hicieron historia, pero os diré que un total de 40 han entrado en el top 5 a lo largo de estos años, incluyendo a los que llegaron a ganar… De esos cabe destacar al primero que hubo en 1957, los daneses que se dieron un beso francés de más de 15 segundos que escandalizó al realizador del programa y a la audiencia en general. También hay que mencionar al último que pisó el podio: The Common Linnets, que representaron a Países Bajos en 2014. Y no puedo dejar de citar a algunos otros que obtuvieron una pésima e injusta posición pero que son dignos de mención como Nicole & Hugo por Bélgica en 1973 que tan aclamados fueron en el Congratulations de 2005… o Al Bano & Romina Power que estuvieron dos veces, en 1976 y 1985. Pero como no me quiero extender más aún prometo hablaros otro día de las grandes parejas artísticas y sentimentales que pisaron el escenario eurovisivo.

Ahora eso sí, no me puedo marchar sin preguntaros: ¿Y cuántas veces un dúo ha ganado la competición musical? Pues yo os respondo gustosamente aunque ya lo habéis podido observar en la foto que acompaña a la columna. Un total de 7 dúos han ganado en los 62 años que se lleva celebrando el asunto, aunque en realidad debería decir que son 6 porque he colado un falso dúo en la lista… ABBA lo he contado como dúo porque Agnetha y Anna-Frid en realidad siempre lo han parecido aunque todos sabemos que eran un grupo al estar acompañadas de los magníficos Benny Andersson y Björn Ulvaeus. Un total de tres dúos masculinos han conseguido ganar en una horquilla de 8 años (1994 – 2001) mientras que solamente uno fue femenino, BobbySocks en 1985, formación compuesta por Elisabeth Andressen (1982, 1986, 1994 y 1996) y Hanne Krogh (1971 y 1985). Por su parte los dos únicos dúos mixtos que hicieron realidad la victoria, tienen el honor de ser el primer y el último hasta la fecha. En 1963 y 2011 para más señas. De todos modos para que lo veáis más claro os he hecho una lista:

1963 – DINAMARCA – Grethe & Ingmar – MIXTO

1974 – SUECIA – ABBA – FALSO DÚO

1985 – NORUEGA – BobbySocks – FEMENINO

1994 – IRLANDA – Paul Harrington & Charlie McGettigan – MASCULINO

2000 – DINAMARCA – Olsen Brothers – MASCULINO

2001 – ESTONIA – Tanel Padar & Dave Benton – MASCULINO

2011 – AZERBAIYÁN – Ell & Nikki – MIXTO

Dinamarca curiosamente ha ganado 2 de sus 3 victorias con sendas formaciones. Y todos son escandinavos o ex soviéticos exceptuando a Irlanda con la pareja que le dio el triplete. ¿Será España el primer país mediterráneo en sumarse a esta reducida lista? Pronto lo sabremos, pero mientras me despido recordándoos que independientemente de que gane un dúo, un grupo o un solista… ante todo “Eurovision es música y la música es para disfrutar. Así que disfrutemos de Eurovision”. Y no olvidéis que vosotros, mis queridos lectores, y yo no hacemos un gran equipo… sino que tal y como cantaban los noruegos de 1994, hacemos un excelente DUETT.

Eurobesos para todos.

Firmado: Juan Manuel Jiménez Díaz

@juanmajd

*Todas las afirmaciones e ideas expresadas en este artículo de opinión pertenecen única y exclusivamente a su autor, y son totalmente ajenas a la Asociación OGAE Spain.

Deja un comentario