LA COLUMNA DE LA PAKA: “CADA ÁRBOL SE CONOCE POR SU FRUTO”

¡Hola queridos eurolectores!

¡Y se abrieron las aguas! Las aguas atlánticas lusas se separaron en dos para que Netta cruzara la línea de meta y levantara el micrófono de cristal liderando al pueblo de Israel al grito de “#AllAboard”. Y todos subimos abordo. Como las parejas de animales en el arca de Noé nos encaramamos en la barca israelí que no hizo aguas como la de nuestra “Reme” y demás representaciones españolas… Los israelíes llenos de ilusión pudieron cruzar por cuarta vez el Mar Rojo siendo perseguidos muy de cerca por la faraónica albano-greco-chipriota Eleni Foureira. Porque Israel, además de estar abonado a ganar Eurovisión los años que terminan con el dígito 8, también acostumbra a lograr el triunfo con votaciones muy reñidas, llenas de emoción y en las que se decide todo en el último momento. Primero fue con el fair play español del 79 que dejó a Betty Missiego dándole al porrón. Recordemos como en 1998 Dana International se levantó como loca para ir corriendo a ponerse las plumas de Gaultier mientras Chiara se quedaba sentada en sofá sin poder menearse cuando vio que no recibía ni un solo punto de la debutante ARY Macedonia. Y este año, en unas votaciones que dejaban a todos los espectadores desubicados por primera vez en mucho tiempo, Netta ganaba in extremis sin haber tenido el apoyo del jurado pero siendo adorada, cuál becerro de oro, por el televoto.

Hoy me siento bíblica y sensual, como diría Davinia, y es que la victoria de Israel, el conjunto global los resultados y el haber vivido mi tercer festival de Eurovisión en directo durante toda la semana en Lisboa generan en mi un éxtasis propio de Santa Teresa de Jesús. Así que en estos momentos de paz, recogimiento y ante todo lucidez me pongo delante de la página en blanco para soltar todo lo que llevo dentro en un extenso análisis… repito: extenso, muy extenso… que os ayude a ver Eurovisión 2018 a través de mis ojos, mis oídos… Mis beatos sentidos en definitiva.

Comenzaré por deciros que me ha costado mucho ponerle título a esta columna. Por primera vez en todos estos años sentía que no daba con la frase correcta que recogiera y condensara tanta cantidad de emociones… Me parecía muy básico y limitado el titularla: “Toy sorprendido” o “La cábala del 8” porque Eurovisión 2018 ha sido mucho más que la victoria de Israel… Hasta que mi mente cristiana, católica, apostólica y sobre todo protestante sintió la inspiración por el ya citado éxtasis. Y en un ejercicio de memoria tratando de recordar citas bíblicas que son verdades como templos di con la ideal: CADA ÁRBOL SE CONOCE POR SU FRUTO. El evangelista Lucas la recoge en su texto en el capítulo 6 versículo 43: “No es buen árbol el que da malos frutos, ni árbol malo el que da buen fruto. Pues todo árbol se conoce por su fruto”. Jesús le lanzaba este mensaje a sus discípulos para explicar que se conoce al hombre por sus palabras al igual que al árbol se le conoce por el fruto que da, y nosotros conocemos a las delegaciones y los países por el trabajo que hacen año tras año, la trayectoria que llevan y el palmarés que van acumulando… Y en esas estamos queridos eurolectores… en que esto mismo nos pasa con los países participantes en el certamen y por lo tanto los árboles buenos eligen temas y montan escenografías a la altura de lo que se exige hoy en día y los malos hacen lo contrario… ¿Qué hemos hecho para ser ramas del árbol malo? ¿Por qué Toñi Prieto ha de ser nuestra jardinera? ¿Cuándo nos trasplantarán a otro jardín botánico?… Sé que son muchas preguntas por responder y parece ser que yo aún no he recibido la respuesta en mi estado de elevación espiritual…

Pero vayamos al génesis de la final… Y el primer día la RTP abrió la gala con un vídeo de cómo es Lisboa… y el segundo… y el tercero… y porque no hubo siete, porque de haberlo habido no habrían descansado nada más que para plantarnos el mismo petardo de introducción que te vende una idílica y limpísima Lisboa que yo no vi por ningún lado. ¡Ya podían haber hecho alguna entradilla más! ¡Qué menos que tres, una por gala! Menos mal que el suplicio era corto y pronto entrábamos en el Altice Arena para disfrutar de las incomensurables Ana Moura y Mariza, que fueron lo mejor de todo cuanto nos tenían preparado los portugueses. Por favor, ¿sería alguien tan amable de explicarme porque nuestros queridos vecinos no le dan un cheque en blanco a estas Divas del fado para que se alternen año tras año y vayan a ganar el festival constantemente?… Estoy seguro de que si el público hubiera podido votar estas actuaciones, y hubieran entrado a concurso, se habrían marcado un top 5 como la Praça do Comercio de grande.

Y llega el desfile de banderas con una música maravillosa, me encanta ese sonido del fado en versión siglo XXI. Pero el desfile fue flojo, muy flojo, y más comparándolo con los ejecutados en Estocolmo, Malmö y Copenhague. Si es que los nórdicos son los mejores haciendo espectáculo… Nos lo demuestran cada año. Cabe destacar que por primera vez se enarbolaron las banderas de los países que participaron en las semifinales, de modo que tuvieran su reconocimiento durante la gran final. La eurovisiva jura de bandera parecía lánguida como el desfile de trajes de baño de Miss Universo, y solo se salvó por algunos momentos reseñables como las cosquillas en la barba de los daneses, la entrada de Netta diciendo que nos iba a dejar locas con su victoria y el despistado irlandés que parece ser que es más gracioso de lo que aparenta.

Y llegaron las presentadoras, bueno mejor dicho, llegó la crack Filomena Cautela, para las amigas la Pastora Soler lusa, acompañada de tres muebles que no servían para nada, especialmente la actriz esa que triunfa en una serie americana… ¿Daniela Ruah era? Vamos que la Cautela podía haber llevado solita la conducción de las tres galas del festival, dejando a Salvador Sobral, por supuesto, en la green room para que hiciera de buen anfitrión. ¡Qué se le da muy bien visto lo visto! Un ser humano de la talla de él hubiera disfrutado seguro poniendo verde al personal, menospreciando sus facultades y talento, y sin duda despreciando sus candidaturas… Ya sabemos que al sobrado le sobra elegancia, aunque ya me encargaré de él más tarde… Total, que ya que no estaba Petra Mede, que debería ser la presentadora vitalicia del evento anual, las cuatro elegidas recitaron un manido guióndurante un par de minutos o tres para acabar diciendo el reconocido: “Let’s Eurovision Song Contest 2018 begins”.

  1. UCRANIA – Los primeros serán los últimos.
  • Puesto y Puntos en Final:17º (130 = 11 + 119)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(179 = 65 + 114)
  • Lo mejor: El impactante inicio.
  • Lo peor: Que pierde fuerza según avanza.
  • Mi resultado ideal:13º. Debería haber rozado el top 10.
  • Mi predicción antes de ensayos: FALLO. Le daba Top 5 por ser un país del este y más todavía siendo la casi siempre beneficiada Ucrania.

En el Altice Arena: No generó durante la final en el público el ambiente que sí logró en la semifinal. Fue una actuación fría que tal vez pasó sin pena ni gloria por abrir la final. Pensad que detrás venía España y el estadio era España entera allí metida… Nosotros estábamos más pendientes de que salieran los nuestros a continuación que de otra cosa…

La verdad es que Mélovin da grimilla… o al menos un poco de miedo; y eso hace que el espectador no termine de sentirse atraído por él. El rollo vampírico le va a mucha gente, pero a mucha otra no, y sobre todo a la gente que le gusta es porque los vampiros en cuestión son atractivos y su sensualidad te arrastra a la maldad. Pero el pobre chiquillo ucraniano es muy poco sexy y en vez de transmitir el erotismo del Crepúsculo de Stephanie Meyer, lo que desprende es una ranciedad propia de la Transilvania de Bram Stoker.

Tampoco daba mucho más juego el piano ataúd con el que se iniciaba la puesta en escena, era un armatoste que creo que se podría haber usado para el puente o para volver a encerrarse en él al final del tema… También hubiera jugado con el anochecer o el amanecer en la iluminación, porque si vamos de vampiros vamos a serlo de verdad, no al estilo Dj Bobo… ¡Qué ya sabemos cómo acaba el asunto!

Aun así, el que Ucrania sea el país que más sorprende con sus puestas en escena, no se lo quita nadie. ¡Y yo que pensaba que podía ganar su semifinal y hacerse un top 5! Era el dark horse según mi criterio hasta que le vi el viernes en el ensayo del jurado; es más el propio jueves pensaba que estaba en el top 3 de la semifinal. Pero cuando Björkman y Jon Ola le hicieron el “safurazo” me dije: “Déjate de darjorses que el niño de los perfumes no tiene nada que hacer en la final, ni lo hizo en la semifinal tampoco”.

Espero que Ucrania haya aprendido la lección y presente un Vidbir 2019 más competitivo porque este año ha sido muy flojo, quizá porque no están como para ganar y volver a celebrar. Aunque no nos engañemos, queridos míos, los hombres no le lucen a este país porque lo que le funcionan son las señoras que cantan con el moño y ofrecen temas mágicos.

  1. ESPAÑA – Y así es cómo fueron expulsados del paraíso.
  • Puesto y Puntos en Final: 23º (61 = 43 + 18)
  • Lo mejor: El estilismo, que fue lo menos peor.
  • Lo peor: Casi todo, pero especialmente la iluminación.
  • Mi resultado ideal:15º. Al menos merecíamos la mitad de la tabla…
  • Mi predicción antes de ensayos: FALLO. Les daba un puesto del 11º al 15º quizá por la positividad del efecto OT o quizá porque aunque cada vez me siento menos español, eurovisivamente hablando, en el fondo nunca dejaré de serlo…

En el Altice Arena:Allí todo el mundo cantó a voz en grito la canción desde el principio hasta el final aunque desgraciadamente el sonido ambiente apenas se escuchara por televisión. En vez de la representación de España parecía la del país anfitrión. Era ensordecedor el ánimo que se intentaba inyectar con aplausos y gritos para levantar un bochornoso espectáculo que anticipaba la debacle que veríamos un rato más tarde…

Seamos sinceros, la iluminación fue de festival de fin de curso del instituto. La delegación española pidió la opción más barata y económica de iluminados. El puente fue una vergüenza con esos cuatro focos mal puestos aunque el plano final con el escenario apagado y los puentes iluminados era precioso. ¡Qué sí! Que ya sabemos que querían darle todo el protagonismo a la mal vendida historia de amor de los dos intérpretes y a su química de juvenil buen gusto, pero entre Don Juan y Juanillo hay un término medio… La versión luminotécnica low cost de Noruega 2015 queda tan pobre que es imposible de levantar. ¿No podían jugar con focos y gobos que se movieran durante el puente de la canción? ¿No podían usar los puentes comenzando cada uno en uno? ¿Por qué no hicieron lo mismo pero recorriendo la pasarela frontal para juntarse en el punto central? Tampoco era necesario llevar la parafernalia finesa, no hubiera tenido sentido, pero al menos algo que no hiciera que la candidatura se perdiera entre las 26… ¡Y encima Mr. Björkman nos pone en el fatídico puesto 2! Merecido castigo por no llevar los deberes hechos, como cada año. Aquí al árbol que da buenos frutos se le mima para que los siga dando, y al árbol que da frutos malos se le poda cortando por lo sano… En el fondo Jon Ola Sand y Christer Björkman son nuestros zorros justicieros y obran en nuestro nombre dándole zas tras zas en toda la boca a la interesada Toñi Prieto, a la prescindible Ana María Bordas y al despreciable Tinet Rubira. ¡Gracias JonOla & Björky!

Pero por el contrario, el vestuariome pareció acertado y elegante, fuera de la temporada que fuese. Una poquita de brilli-brilli con detalles de pedrería no vienen nunca mal en el festival más kitsch del mundo.Vocalmente muy correctos. Alfred con su aire ortopédico que me desquicia y que suplió con una gran interpretación en la segunda estrofa especialmente. Amaia correcta, muy al estilo “me conformo” y sin sacar a la fiera escénica del Shake it out. Pero el grandísimo problema de todo el asunto no es la iluminación, ni el vestuario, ni la interpretación, ni la corrección vocal, ni siquiera el puesto de actuación… El maldito problema es que los niños triunfitos no consiguieron hacer creer a Europa que lo que ellos tenían era una verdadera historia de amor, al contrario de la lituana que sí nos la coló, y que estaban enamorados… Ni beso, ni miradas mágicas como tenían con City of stars, ni nada de nada. No solo se llevaron a Lisboa, en sus maletas, el desafortunado libro “España de mierda”, sino que también metieron en el equipaje una historia de amor de mierda que a día de hoy me huele a falacia, filfa, mentira y algo caduco y manipulado hasta la saciedad por RTVE, Operación Triunfo, y lo que es peor, por los propios Amaia y Alfred, que de tontos no tienen un pelo aunque de bocazas tengan el resto. Son muy listillos y sabían que su historia de amor funcionaría para darles el triunfo en la operación frente a Aitana, lo que no sabían es que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo, y la cámara siempre capta la verdad y la mentira…

Dicho todo esto. ¿Qué queréis que os diga? A mí NO me parece justo el resultado.No era la mejor canción pero tampoco la vigésimo tercera. No era la mejor puesta en escena del mundo pero tenía a favor que su sencillez y sobriedad era un contrapunto con respecto al resto de presentaciones. No se merecieron un top 10 pero tampoco un bottom 5. Yo creo que unos 150 puntos para superar los 125 de Mocedades de una vez y un puesto 15 si hubieran sido justos y adecuados al dulce, bonito y cándido tema que presentábamos. Pero creo que esto último es más un deseo personal por dejar de sentir vergüenza que un merecimiento viendo el conjunto global de la edición…

  1. ESLOVENIA –No me ruegues que te deje y me aparte de ti.
  • Puesto y Puntos en Final: 22º (64 = 41 + 23)
  • Puesto y Puntos en Semifinal: (132 = 67 + 65)
  • Lo mejor: El rollazo que le da Lea Sirk a un tema prescindible.
  • Lo peor: Que le quitara un hueco en la final a otras candidaturas que merecían más aparecer el sábado.
  • Mi resultado ideal: 25º.
  • Mi predicción antes de ensayos:FALLO. Pensaba que se quedaría eliminada en la semifinal y que ese hueco lo ocuparía Polonia.

En el Altice Arena:La prima eslovena de Cláudia Pascoal levantó al estadio con un rollazo tremendo y un parón muy bien hechoy poco inspirado en el de Bárbara Reizabal. Luchó con uñas y dientes para colarse en la final pero la propuesta no daba para más…

No me parece una actuación digna de una final de Eurovision, la verdad, pero sí merecedora de la clasificación en semifinales vistas las circunstancias que se dieron. El azar quiso que estuviera en la semifinal mala y se colara entre las 10 finalistas en detrimento de la injusticia de Malta, cuando en la primera semifinal se quedaron propuestas como las de Suiza, Grecia, Azerbaiyán o Armenia eliminadas. Dicho esto me parece que Lea Sirk trabajó muy duro eliminando todos los clichés manidos y estúpidos que utilizó en el EMA y reforzando una coreografía que en Lisboa era mucho más potente y acorde al machacón tema.

Su estilismo de señorita trabajadora en ellocal de lucecitas a las afueras de Liubliana es digno de mención puesto que hacía alusión a la mítica frase: “Del color de la cara tienes el culo, no te lo he visto pero me lo figuro”. Y poco más… yo sigo en mi línea, la que tomé cuando conocí el tema… Obrigado, no!

  1. LITUANIA – La cabeza canosa es corona de gloria.
  • Puesto y Puntos en Final:12º (181 = 90 + 91)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(119 = 57 + 62)
  • Lo mejor: La sinceridad de la interpretación.
  • Lo peor: Que actuara tan cerca de España para eclipsarla.
  • Mi resultado ideal:14º.
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Sabía que cantaría de nuevo el sábado en la final y que quedaría mejor de lo que la gran mayoría decía.

En el Altice Arena: Ieva consiguió callar y enamorar a la concurrencia con su verdad. Una verdad salida desde lo más profundo de su corazón y que traspasó la pantalla, especialmente en la semifinal. De ahí que pasara de ser una candidatura por la que nadie daba un duro a ser uno de los momentos mágicos de la noche. Mira que es difícil callar al soberano… pues la lituana mantuvo en silencio a todo el personal.

Todos los años entra a concurso una canción delicada, frágil, que se rompe con solo escucharla y que toca el corazón de los telespectadores de forma inesperada… Unas veces gana como el tema portugués de 2017, otras se hace un top 10 como la noruega de 2015, y otras termina hundiéndose en lo más profundo al final de la tabla como la candidatura checa de 2016. En esta ocasión ha ocurrido la cuarta opción. Término medio y mitad de tabla sin destacar por arriba ni por abajo debido a que era una final de altísimo nivel.

Tengo la sensación de que Ieva estaba tan relajada por estar clasificada y disfrutando de la gran final que no tocó la tecla de sus emociones para desbordarse como hizo en la semifinal, y eso le restó un pelín de magia al asunto. Pero el concepto está tan bien pensado y cuenta la historia de la letra con tanto gusto y claridad que se hace fácil y cercano para el votante. Cualquiera puede comprender el mensaje que deseaba lanzar.

En la propuesta es todo natural, sencillo sin caer en lo descuidado, el vestuario, la iluminación, los movimientos corporales y hasta la aparición de su marido en el momento final para darle una lección a Europa, y sobre todo a Amaia y Alfred, acerca de cómo se transmite el verdadero amor sin abrir la boca, con tan solo una mirada y un abrazo.

  1. AUSTRIA – A ti, oh Señor, elevo mi alma
  • Puesto y Puntos en Final: (342 = 271 + 71)
  • Puesto y Puntos en Semifinal: (231 = 115 + 116)
  • Lo mejor: Que se pusiera manga corta para enseñar brazaco en la final.
  • Lo peor: Que no mereció ganar el voto de jurado.
  • Mi resultado ideal: .
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Sabía que era un claro finalista que se haría un top 10, aunque bien es cierto que nunca pensé que sería el dark horse del año.

En el Altice Arena:Cuando terminó de cantar pensé: “Ojito con él porque ha sido bestial y tiene una puesta en escena espectacular”. Pero a continuación mi escepticismo eurofan, tantos años de análisis y el estar cegado por miles de opiniones escuchadas durante meses y más concretamente esa semana me hicieron creer: “No tiene nada que hacer… actúa en quinto puesto”… Pero siempre regresamos al punto de partida; que Eurovision es tan maravilloso precisamente porque es impredecible.

¡Austria está en racha desde que fue tocada por la varita mágica de nuestra Conchi! Me encanta que el dark horse de este año haya sido él porque lo merece. Ha presentado un tema de calidad, con un directo increíble y una puesta en escena sobresaliente. Una candidatura que merece pasar al olimpo de Eurovision con matrícula de honor. Pero me sienta muy mal que haya sido el único que haya utilizado la plataforma del escenario… Me han informado, aunque es un rumor que no puedo afirmar al 100%, que para usar dicha plataforma elevadora había que pagar un extra, como se paga la pirotecnia y las estrellas fugaces, las proyecciones yla holografía, e incluso hasta el número y uso de focos y efectos luminotécnicos (quizá por eso España tuvo la iluminación que tuvo). De ser así, un ¡Olé! Por Austria que se ha dejado pasta gansa para dar la mejor versión de sí mismos y conquistar a los europeos.

Cesár es un portento en todos los sentidos… Solo hay que ver la foto a contraluz que corre por los grupos de WhatsApp en la que se pueden apreciar sus talentos más ocultos… Los brazos ya se los vimos esa noche gracias a que a alguien se le ocurrió la magnífica idea de que enseñara más carne que en la semifinal y le quitaran la camiseta de papel de aluminio y manga larga para plantarle una manguita corta de cara al veranito y orgasmar con esos bíceps, esas venas, esos brazos de empotrador. ¡Qué maravilla de señor! A veces me planteo el contratarle como entrenador personal para que me de unos buenos meneos como a pájara de Filomena Cautela en la green room… No es lista la portuguesa… A Mélovin le hace la cobra y con Sampson se deja columpiar como una colegiala.

  1. ESTONIA – Tú, con tu gran fuerza y tu brazo poderoso, has hecho los cielos y la tierra. Para ti no hay nada imposible.
  • Puesto y Puntos en Final: (245 = 143 + 102)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(201 = 81 + 120)
  • Lo mejor: El perfecto instrumento que tiene en la garganta.
  • Lo peor: No fue tratada por los jurados como merecía.
  • Mi resultado ideal: .
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Sabía que pasaría a la final pero que los europeos no la comprarían como ganadora, como le suele suceder a propuestas de este estilo.

En el Altice Arena:Su voz tronaba en el auditorio. Dejó alucinado al público y creó un ambiente mágico durante los tres minutos de canción. Y es que da igual que te guste la propuesta estonia o no lo haga, puesto que uno no puede ser ajeno a semejante recital y pasar de puntillas por él.

Tengo la sensación de que Elina estuvo mucho mejor en la semifinal para mi gusto porque la vi más sonriente y relajada, mientras que en la final me transmitió más ese aire de Diva lírica fría y distante que ejecuta a la perfección pero que está falta del calor de la naturalidad. Pero esta observación es una nimiedad ante la perfección de su trabajo en el escenario eurovisivo.

Antes de que se me olvide quiero decir que para mi gusto falto humo como había en la preselección durante la primera parte de la canción, eso le daba un aire especial, así como los planos borrosos que daban ese halo místico en determinados momentos. La falta de humo y la clara imagen constante en la canción no crea la atmósfera necesaria según mi criterio y le quita ritmo a una puesta en escena que se convierte más lineal y básica. Pero intuyo que había que amortizar el dineral de las proyecciones y darle un uso completo que en la selección nacional no se hacía.

Es asombroso ver como juega con el vestido y las proyecciones tan maravillosas que se reflejan en él. Bien pagados estuvieron los 65.000 euros que costaron los 8 kilos de batamanta inspirada en una carpa circense, que parece que fuera un homenaje al Pertegaz de Salomé. Además era muy gracioso verla llegar con su espectacular corpiño y sus leggins negros para subirse en la plataforma elevadora (que también utilizaba Alekseev, por eso actuaron seguidos en la semifinal) y que en menos de un minuto le montaran la falda como una pantalla de cine de verano mientras se proyectaba la carta de ajuste de los años ochenta.

Me parece una verdadera injusticia que una panda de jurados expertos, que deben de serlo en sordera y desprecio, no hicieran ganadora de su votación a semejante interpretación… ¡Ya sé que esto no es el talent show de la voz sino el festival de la canción! Y comprendo que independientemente de la voz que posea la cantante estonia su canción no fue la mejor para muchos de ellos, pero me parece que no debería haber estado fuera de las cinco primeras, y menos cuando esos señores, por llamarles algo, encumbraron al sueco a lo más alto al dejarse flipar por un videoclip en directo con un directo mediocre y una canción que tampoco es una obra maestra… Pero bueno, el concurso es así…

  1. NORUEGA – El vencedor no sufrirá daño en la muerte segunda.
  • Puesto y Puntos en Final: 15º (144 = 60 + 84)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(266 = 133 + 133)
  • Lo mejor: Que Europa le ha dicho que ya le compraron una vez.
  • Lo peor: Que ganó la semifinal y eso reforzará su ego.
  • Mi resultado ideal: 22º
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Siempre supe que ganaría su semifinal. Aunque pensaba que se haría un top 5 en la final antes de ensayos, una vez allí se veía claro que no iba a dar el pelotazo.

En el Altice Arena: El niño de violín dejaba frío al estadio. Ni los nórdicos se entusiasmaban con él… y digo esto porque estuve sentado todas las galas al lado de los socios de OGAE Suecia y vi cómo vivían la historia. Él, acostumbrado a derretir al personal con su “cuento de hadas”, se creía que ahora nos iba a volver a meter un gol por toda la escuadra. Pero creo que fue consciente al ver la reacción del público durante el ensayo del jurado de la semifinal que no estaba en Moscú y poco tenía que hacer… Según iban pasando los días (pensad que le vi actuar miércoles, jueves, viernes y sábado) la reacción del público iba siendo cada vez más discreta y menos acogedora.

“Si me la haces una vez es culpa tuya, pero si me lo haces dos es culpa mía”. Desde muy pequeño creo ciegamente en esa frase, que no es bíblica pero podría serlo perfectamente… Y creo que el público europeo, que se enamoró perdidamente del niño del violín y le dio una victoria excesiva en un año que debería de haber sido igual de ajustado que éste por el nivel que hubo, ha aprendido la lección y en esta ocasión le han dicho: “Ni eres Johnny Logan, ni lo serás nunca”. Más bien le han mandado al vagón de cola con Lys Assia, Corry Brokken, Isabelle Aubret, Gigliola Cinquetti, Anne-Marie David, Yizhar Cohen, Elisabeth Andreassen, Carola Haggkvist, Niamh Kavanagh, Dana International, Charlotte Nilsson y Lena Meier-Landrut. Todos ganadores que volvieron para estrellarse en mayor o menor medida… ¿Me puede explicar alguien, y de paso que lo haga con ellos también, qué sentido tiene volver a un certamen de este tipo cuándo ya lo has ganado? Más todavía en la actualidad y con el nivel de competencia que hay y que se exige. Recordemos que no estamos en 1974 con 17 países y un mercado musical pequeño y limitado, en el que por poner un ejemplo Gigliola Cinquetti podía volver a intentarlo por Italia y quedar segunda a 6 nimios votos de ABBA, ese coloso que acababa de despertar. Volver en 2018 a Eurovision habiéndolo ganado en 2009 es un suicidio en directo puesto que solo tienes una posibilidad de igualar el resultado y 42 de empeorarlo… Y lo que es peor: ¡Cero opciones de superarlo!… Con esto quiero decir que comprendería que Sergey Lazarev volviera en 2019 (que creo que lo hará) para llevárselo como hizo Dima Bilan en 2008, en primer lugar porque eras favorito en tu año, rozaste el micrófono de cristal con las manos y te has quedado con ganas de tener uno en tu vitrina, en segundo lugar porque sigues siendo una súper estrella en los países del este y al lucir la bandera rusa tienes posibilidades a saco, y en tercer y último lugar porque tienes algo nuevo y diferente que ofrecer, siempre cuando sea como mínimo igual de bueno que lo anterior. Rybak no cumplía ninguno de esos requisitos… así que trompazo al canto. ¡Y mira que le he tenido miedo durante estos meses por su carisma y su sonrisa “enamora-suegras”!… Creo que los eurofans a veces pensamos que Europa es más tonta de lo que en realidad es, y nos estrellamos y nos pasamos de listos por no confiar en ella. Espero que algún día lleguemos a comprender (yo el primero) que la audiencia es soberana y siempre tiene la razón… Aunque a veces nos cueste verlo.

De su actuación no tengo mucho más que decir, o al menos nada novedoso. Puntualizaré que con respecto a lo que hizo en el MGP, realizó una versión más completa de su propuesta y añadió una chaqueta a su atuendo. Que jugó sus cartas, las mismas de hace 9 años, pero con una baraja nueva. Y que la suerte no le acompañó al sortear mitad.

Me alegra su fracaso porque ya sabéis que lo aborrezco y forma parte de mi trío de odiados de 2018 junto a Waylon y al sobrado Sobral. Tres mortales que se creen dioses y juzgan al resto con soberbia y altivez. Por ello el destino les coloca en su lugar… en el de muebles usados que ya no te ilusionan y los intentas vender en Wallapop porque es más cómodo que llevarlos a CashConverters… ¡Hasta luego MariCarmen! Y vosotros, norueguitos, mandar al año que viene a la Marga (Margaret Berger) que esa sí tiene pendiente llevarse el micrófono que le robaron en 2013.

  1. PORTUGAL – El jardín del Edén para el pueblo de Israel.
  • Puesto y Puntos en Final: 26º (39 = 21 + 18)
  • Lo mejor: Que por fin vemos a una Portugal que vive en el siglo XXI musicalmente hablando.
  • Lo peor: Que no mereció ser última.
  • Mi resultado ideal: 19º.
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Siempre predije que finalizaría en los puestos del 22º al 26º. Se veía que Portugal volvería a su ser y lo de 2017 era un oasis en el desierto, como lo de Finlandia 2006.

En el Altice Arena:Pues qué queréis que os diga… para ser la representación anfitriona y jugar en casa, parece que estaba cantando Eslovaquia… Los lusos vibraban cada vez que sonaba Amar pelos dois, pero con el jardín de las delicias este había pocas nueces, mucho ruido y un aplauso mediocre si lo comparamos con los de Australia, Chipre, Israel, Dinamarca o España, que creo que fueron los más potentes de la noche.

Me atrapa la magia de la actuación. Me flipa el aire intimista y sentido del conjunto, que por cierto tiene una iluminación más simple aúnque la de España, para ser el anfitrión y jugar en casa. ¡Y nadie se ha quejado!

Quizá el elemento más discordante del asunto es la compositora Isaura, para mí la prima hermana de Leklein, que no he entendido nunca que pintaba regando el jardín de Cláudia Pascoal… Qué oiga, no me molesta tampoco, pero me da la vibra de que rompe el hilo conductor de toda la actuación y su desarrollo.

Me da pena que Portugal vuelva a ser maltratado, como siempre tras su espejismo de Kiev 2017, siguiendo la estela de los últimos años en los que los países anfitriones (exceptuando a la todopoderosa Suecia) obtienen un nefasto resultado. Pero cuando se supo en marzo que su puesto de actuación sería el octavo se sabía que la propuesta que ganó de rebote el festival da cançao se iba a perder en el entramado de espectáculos de la gran noche. Hecho que se afianzó una vez visto el orden de actuaciones que se había decidido. Pero a pesar de todo me gusta esta nueva Portugal que ha pegado un salto cualitativo en sus representaciones y parece que de golpe y porrazo pueden hacer música actual y atractiva sin perder su aire nostálgico y fiel a la saudade.

  1. REINO UNIDO – Tras la tormenta llegó la calma.
  • Puesto y Puntos en Final:24º (48 = 23 + 25)
  • Lo mejor: Su capacidad de superación y de enfrentarse los inconvenientes.
  • Lo peor: Que no tuviera esa actitud hasta que le pasó lo del espontáneo.
  • Mi resultado ideal:21º.
  • Mi predicción antes de ensayos: ACIERTO. Al igual que con Portugal se sabía que la propuesta del Reino Hundido no era lo suficientemente competitiva como para salir del bottom 5, y si logró más fue gracias a las circunstancias.

En el Altice Arena:Lo que parecía que iba a ser una participación de relleno abocada al ser el farolillo rojo de la noche se convirtió en un momentazo gracias al “Diges” que se marcó la gran artista británica. El estadio flipó como lo hizo en Noruega cuando saltó JimmyJump, aunque yo sinceramente me enteré de todo tarde, exactamente cuando ya estaban sacando a trompazos al gilipollas aguafiestas que quiso tener su momento de gloria, y eso me pasó porque estaba marujeando no recuerdo de qué con mi santa madre como dos señoras que están de público en “Sábado Deluxe”.

Hubiera sido un número que hubiera pasado sin pena ni gloria a la historia de festival. Prescindible como tantos… Hasta que SuRie fue abordada por un flipado que puso por segunda vez en jaque y en evidencia al equipo de seguridad comandado por la UER. Ya es mítico el momento del tirón de micrófono en el que la inglesa forcejea con el tipejo para que no le quite su herramienta musical. Impagable es también el plano en el que ella sin saber que hacer se pone a dar palmas como una loca y se gira para atrás pensando: “Madre mía la que me acaba de venir encima, a ver ahora cómo salvo yo esto”. Pero según sacaron los del pinganillo al menda, la avispada SuRie se dio cuenta de que el micrófono se había quedado tirado en el suelo, así que ni corta ni perezosa se fue a por él y siguió cantando como si nada… Total, solo se había perdido un par de frases y diez segundos de los tres minutos más importantes de su vida… Con un tembleque incontrolable en las manos e imagino que con el corazón a 200 pulsaciones de forma justificada, no como el cagón de Alekseev que tenía el mismo baile de San Vito sin sufrir un trauma de semejantes características, siguió con su actuación creciéndose hasta límites insospechados, con un aplomo que solo las grandes lo tienen y que demuestra que un artista de los pies a la cabeza se comprueba con cosas así y no la escasa calidad musical de su propuesta. El apoyo del público eurofan enfervorecido nos enseñó de nuevo que somos una gran familia, y como familia que somos, entre nosotros y a nuestros artistas les podemos decir de todo, pero que no venga nadie a tocárnoslos que nos lo comemos con patatas.

No me extraña que el jefe de delegación de la BBC llegara a la conclusión de que no era necesario repetir la actuación tras las 26 canciones a concurso puesto que estaban satisfechos con el resultado, porque según se comportaron el público y la propia SuRie, y vista cómo fue la entrega de ambos en ese momento; ya habían recibido mucho más calor del que se podían imaginar y no iba a igualarse en una segunda repetición. ¡Qué de gracias a Dios la artista del Reino Hundido de que le sucediera eso porque tuvo como respuesta un 24º puesto que le salvo de ser la última de la noche! ¿No creéis que hubo gente que se lanzó a votarla por superar una situación así? Yo estoy seguro de que eso le ayudó bastante y que también por ese motivo se colocó en tercer lugar de las casas de apuestas.

Ahora se están recogiendo firmas para que la niña vuelva al año que viene y pueda disfrutar de sus tres minutos de gloria al 100%; y lo cierto es que la chavala se lo merece. Pero si vuelve que sea con una canción que le haga justicia a la gran artista que demostró ser. ¡Brava SuRie!

  1. SERBIA – Dejad que los niños se acerquen a mí.
  • Puesto y Puntos en Final:19º (113 = 38 + 75)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(117 = 45 + 72)
  • Lo mejor: Que al menos hubo una canción étnica en la final…
  • Lo peor: Que estuviera presente en la final quitándole el sitio a otra propuesta mejor.
  • Mi resultado ideal:24º.
  • Mi predicción antes de ensayos:FALLO. Veía claro su eliminación en la semifinal y pensaba que su hueco sería para Malta, la verdadera injusticia de la semifinal 2.

En el Altice Arena:Yo diría que fue una de las actuaciones más prescindibles de la noche, o al menos en el estadio la gente pasó de ella absolutamente… Posiblemente porque un altísimo porcentaje de los asistentes estaban en shock con lo ocurrido con Reino Unido, o quizá algunos considerábamos que esta representación estaba ocupando un inmerecido lugar en el desfile de canciones de la gran final solo por el hecho de representar a Serbia… Ese país que se lleva a palos con todos sus vecinos pero luego son los primeros en hacerle la rosca e hincharle a puntos para que se clasifique en semifinales…

Me da mucha rabia que esta candidatura pudiera volver a ser escuchada el sábado 12 de mayo solo por el hecho de que este país cuenta con un colchón de 70 puntos que no se le caen nunca de la saca. Pero por otro lado no me parecía una nota tan discordante como sí lo hubiera sido Rusia de haberse clasificado. A su vez me parece fatal que no ocupara uno de los cinco huecos del bottom y subiera hasta el puesto 19 porque este modelo de actuación está muy pasado de moda…

A ver, hagamos recuento…

  • Un señor muy mayor que toca algún instrumento propio de las raíces del país.
  • Un señor que va de jovenzuelo sin serlo y se dedica a aporrear tambores como si fuera una novedad. Debe de ser que no recuerdan que Safri Duo ya lo hizo en el intermedio de 2001.
  • Tres bellas jóvenes balcánicas vestidas de señoras con trajes regionales de un pueblo a las afueras de Belgrado haciendo movimientos coreográficos en formación, que os recuerdo que Israel ya puso de moda en los años 80.
  • Un chulazo que va de guapo, sin serlo, y que es una oda al machismo con sus odaliscas ex yugoslavas adorándole como a un ídolo pagano.

No está visto… no… ¡lo siguiente!… Y bueno, que me niego a seguir perdiendo tiempo con el análisis de algo tan manido y encima que desprende tan poca calidad. Solo os diré que si mínimamente me alegro de que estuvieran en la final es porque dieron la nota étnica de la noche y eso siempre es de agradecer… Pero ese hueco era de Grecia, sí o sí, con directo vocal pésimo de la Terzi incluido.

  1. ALEMANIA – Hijo, tú siempre estás conmigo y todas mis cosas son tuyas.
  • Puesto y Puntos en Final:(340 = 204 + 136)
  • Lo mejor: Que su interpretación fue la mejor de las 43.
  • Lo peor: Que no le quitara la medalla de bronce a Austria por dos puntos.
  • Mi resultado ideal:
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Siempre supe que era la balada del año, que aunaría el voto de jurado y espectadores y que no se caería del top 5.

En el Altice Arena:Hay instantes de la vida en los que se generan una serie de circunstancias que dan como resultado una sensación indescriptible. Dicha situación se vivió durante la representación alemana en Lisboa cuando por tres minutos se paró el tiempo, se hizo el silencio, se estableció un clima que llevó al clímax. Y tras ese tiempo, cuando las agujas del reloj comenzaron a girar de nuevo pensé: “Si no gana este niño, va a estar muy cerquita de hacerlo”.

La mejor interpretación de la noche, la más sentida, profunda, real y sobre todo verdadera, la dio el alemán con unos ojos acuosos que luchaban por controlar las lágrimas y una fuerza expresiva que sinceramente creo que se la envió su fallecido padre desde el cielo. Estuvo pletórico. El frío teutón, que siempre había tenido entre las manos un temazo pero también una coraza que le costaba romper, se arrancó el caparazón de acero que bloqueaba sus emociones y se abrió en canal para los casi 200 millones de espectadores contándonos lo terrible que es perder a un padre y tener que verse obligado a caminar solo por la vida.

En el año en el que se prohibieron los multimedias y las pantallas que acompañaran a las actuaciones para transmitir mejor el mensaje, la delegación alemana no renunció a su as bajo la manga y montó una pantalla hinchable en la que se proyectaban los titulares clave de la canción y que culminaba con un efecto óptico de vértigo al más puro estilo Hitchkock. Pero proyecciones aparte, Michael Schulte nos tuvo con el corazón en un puño durante los minutos de su representación, con los ojos al borde la lágrima a algunos y llorando desconsoladamente a otros, entre los que me encuentro. No puedo negar que a mí me toco en lo más profundo de mi corazón. Y por lo que se ve lo hizo con una gran parte de los jurados y televotantes europeos.

Me da rabia que por dos puntos no le arrebatara la medalla de bronce al austriaco. Y aunque tenía difícil, muy difícil, ganar frente a la irrepetible Netta y el huracán Foureira, de haberlo hecho habría sido un dignísimo ganador; tal y como lo habrían sido Natasha St-Pier, Yohanna o The Common Linnets en sus ediciones, por poner tres ejemplos al azar.

  1. ALBANIA –Mi alma te anhela como tierra sedienta.
  • Puesto y Puntos en Final:11º (184 = 126 + 58)
  • Puesto y Puntos en Semifinal: (162 = 114 + 48)
  • Lo mejor: Que se ganó un hueco en la final por demostrar que es un artista excepcional.
  • Lo peor: Que le robaran el top 10 en el último momento.
  • Mi resultado ideal: 20º.
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Sabía que daría la sorpresa como Rona Nishliu, era una de las tapadas de la semifinal 1 y se veía venir que en la final daría guerra.

En el Altice Arena:Aplausos ensordecedores con cada agudo de Bushpepa es lo que se vivió allí. Un público encogido esperando ansiosamente a que el albanés luciera sus habilidades vocales que lo convierten en uno de los grandes triunfadores de la edición. Bocas abiertas cada vez subía un escalón más en su registro vocal. Mandó a cuántos escuchábamos un mensaje claro: “Soy un grande, os lo estoy demostrando, y os guste o no mi propuesta tened claro nadie canta como yo”. Y lo tuvimos… ¡Vamos qué si lo tuvimos claro! ¡Diáfano!

Gran ejemplo de cómo un vagón de cola que es denostado a la hora de colocar el orden del tren puede pasar a ser una locomotora que se gane un puesto de cabeza.Y es que la voz de este señor es un portento, hace lo que quiere con su instrumento y fue uno de los mejores directos de la noche junto a la perfecta estonia.

Sabemos que Albania es el paradigma de cómo hacer buena chapa y pintura a las canciones ganadoras del Festival i Kenges. Desde diciembre hasta marzo se dedican a pulir y sacar petróleo de propuestas que a priori son muy poco competitivas y que no tienen hueco en el panorama musical europeo para convertirlas en candidaturas muy decentes y hasta en algunas ocasiones dignas de top.

Mall en principio no era muy atractiva, y aunque apenas ha sufrido un cambio significativo en lo meramente orquestal, si fue bien diseñada a nivel estético para poder competir con el resto de temas que se presentaron a concurso en 2018. El estilismo de Eugent y su banda de rock con toque folk fue sobresaliente. Fiel a su esencia pero con ese punto transgresor de las vestiduras rasgadas.

Mira que de primeras parecía que lo tenía muy difícil actuando entre los dos países del big 5 con más opciones de triunfo… Pero no se amilanó, no iba a ser menos que el huérfano alemán y el matrimonio francés… Hizo un Julio César: “Vini, vidi, vici” y se metió a todos en el bolsillo, incluso hasta a los más escépticos, como yo…

  1. FRANCIA – Dar posada al peregrino, obra de misericordia.
  • Puesto y Puntos en Final:13º (173 = 114 + 59)
  • Lo mejor: El divino “savoir faire” galo.
  • Lo peor: Que se no consiguió trasladar el mensaje y la magia a los espectadores.
  • Mi resultado ideal:
  • Mi predicción antes de ensayos:FALLO. Ya sabéis que yo era de los que se creía que por fin había llegado el momento de la sexta victoria francesa y nunca pensé que acabaría fuera del top 5. Una verdadera lástima aunque se comprende viendo el conjunto global.

En el Altice Arena:Sumamente aplaudidos como grandes favoritos que eran. Queridos y vitoreados por todos los que estábamos allí recibieron la ayuda que pedían para no naufragar en un intento de triunfo… El flashmob de Mercy fue único, sigue siendo especial y será historia del festival así como un recuerdo que siempre permanecerá en mi memoria para el resto de mi vida. Allí no comprendí su fracaso y que no ocupara una plaza del top 5… Pero cuando llegué a casa me cuadró todo…

A Francia se le resiste el festival y al final se produjo la enésima injusticia que han sufrido en su larga trayectoria eurovisiva. Parece ser que no dan con la tecla para alzar el micrófono de cristal por primera vez en la que sería su sexta victoria, por más que el jefe de delegación Edoardo Grassi trabaje de forma tenaz y constante para conseguirlo…

En contra de lo vivido y sentido en el auditorio que acogió la Expo ’98 en Lisboa, al ver por televisión el resultado final me encajaron todas las piezas para formar el puzle. Pero vayamos por partes… Posiblemente yo estaba cegado por mi amor a Francia y lo vivido en la preparty española, mi hype fue creciendo según se acercaban los días y ese subidón era inversamente proporcional a la caída que estaba teniendo en las casas de apuestas. Vamos, lo que se dice comúnmente confianza ciega. Apostaba por la victoria francesa en detrimento de Israel y Chipre, sobre todo cuando vi que le daban el puesto número 13 para actuar y cerraba la primera mitad del orden. Únicamente tenía un miedo, el cual al final se vio convertido en realidad, y no era otro que el pensar que la atmósfera que se generaba en el estadio durante esos minutos no fuera capaz de traspasar la pantalla y emocionar a los espectadores… Desgraciadamente así fue… Una actuación que se queda floja, blanda, le falta fuerza, dureza, que el mensaje llegue con intensidad como un grito de aviso al corazón del primer mundo para que nos paremos a ver lo afortunados que somos y lo que tenemos alrededor…

La cantante, con glamurosos labios y uñas en tono rouge, estuvo lánguida con un directo justito que no sonaba como el estudio ni por asomo; especialmente en la segunda estrofa mientras caminaba por el puente, llegando incluso a temblarle la voz y oírse muy bajito. Toda la elegancia,made in Gaultier, que hizo acto de presencia en su totalidad; fue echada por tierra con una forma de caminar un poco…¿ordinaria?… Y el flashmob con las manos, que viéndolo en in situ era de poner los pelos de punta, quedó deslucido por televisión con unos planos para mi gusto fallidos, bastante erróneos, y en gran medida anulados por demasiada fana payasa bandera en mano… ¿¡¿Es que no se daban cuenta esos eurofans ávidos de protagonismo que al hacer el movimiento de mano sujetando la bandera no se veía nada y el conjunto parecía imitar a miles de señoras en un mercadillo vendiendo bragas?!?

Si a todo lo citado anteriormente le añadimos que el tema de la inmigración levanta mucha ampollas… hay gente a favor pero también hay mucha gente en contra; y que el tema del terrorismo propuesto por Italia, oferta rival que podía hacer sombra a la francesa, sí es un tema que tiene a todo el mundo sensibilizado… A la hora de votar a una canción protesta del big 5 a quién votamos: ¿Terrorismo frente a inmigración?… Creo que es obvio que el terrorismo toca mucho más la fibra de los damnificados europeos votantes en sus casas mientras que la pobreza y el afán de buscarse la vida para salir adelante impacta como un misil en el corazón de los sensibles jurados ebrios de poder… Porque el terrorismo nos lo hacen y nos afecta a nosotros y la inmigración del tercer mundo les afecta a los demás… Porque el primer mundo se cree el ombligo del ídem y bastante tiene con sus problemas como para estar pendiente de las contrariedades del resto… ¡Egoísta y asqueroso pero real y actual! Y de ahí los resultados que vimos en la votación del jurado por un lado y del televoto por otro…

Echando la vista atrás y recordando la maravillosa final de la preselección francesa, os recuerdo lo que ya avisó el mesías sueco, Björky, que advirtió que la candidatura de Madame Monsieur no era digna de ir a por todas en Eurovision… Él era más de Lisandro y su Eva. Y aunque nunca sabremos qué es lo que hubiera pasado de haber ido el niño francés a la capital lusa, como tampoco sabremos que hubiéramos tenido algo bueno con Lo malo… Lo que sí sabemos es que  parece ser que de nuevo el ojo clínico del mandamás sueco otra vez más llevaba razón.

  1. CHEQUIA – Das rienda suelta a tu boca para el mal y tu lengua trama engaño.
  • Puesto y Puntos en Final:(281 = 66 + 215)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(232 = 98 + 134)
  • Lo mejor: Que al final pudo estar al 100% en su actuación de la final.
  • Lo peor: Que su actuación ha sido sobrevalorada en exceso.
  • Mi resultado ideal: 18º.
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Era un claro finalista y le iba a dar a la República Checa su mejor puesto… cosa que tampoco era muy difícil… También sabía que haría un top 10 aunque me iba a parecer muy injusto. ¡Ahora me parece más injusto si cabe!

En el Altice Arena: Vivimos un momento muy emotivo en el estadio por todo lo que sabíamos que había pasado el simpático y cariñoso Mikolas, la verdad… Verle recuperado, brillando plenamente mientras disfrutábamos de su mejor actuación en Lisboa fue un gustazo. ¡Y eso el público lo aplaudió a rabiar!

No sé si la representación checa mereció quedar tan arriba. Aunque con sinceridad he de decir que según mi pensamiento no debería haberlo hecho porque vocalmente el chiquillo es un poco inferior a muchos otros participantes. Ya sabéis que yo soy de grande voces… Pero es innegable que esas carencias vocales sin duda las suple con su simpatía a raudales y su exitoso intento de animar a la peña con su ritmazo y un tema que entra solito y sin vaselina.

Recuerdo que cuando salió la canción me pareció un petardo infumable que encima me parecía peor porque no entendía porque fuera en el top 3 de las casas de apuestas y fuese tan bien valorado por muchos eurofans, pero he de reconocer con la boca pequeña que finalmente terminó conquistándome y acabé dándolo todo con Lie to me.

La realización es brillante, para que luego digamos que siempre le hacen buenas realizaciones a los mismos… Esto demuestra que cuando un país lo lleva bien estudiado y se lo curra, termina luciendo y mucho. Y eso que la iluminación del escenario es muy básica y sencilla.

Los bailarines le dan un rollito estupendo al tema y el subidón final con las acrobacias comedidas del joven checo hacen que la propuesta acabe arriba, en subidón… Pero no entiendo lo de la mochila, sigo sin entenderlo… Con la guerra que ha dado con ella y al final no da todo el juego que podría haber dado. Se le podía haber sacado mucho más partido.

Independientemente de todo lo vivido me alegro que este país haya obtenido su mejor resultado después de su debut hace 11 años y que eso le dé el ánimo suficiente para siga presentando a concurso candidaturas competitivas y que den juego. Además me pregunto: ¿Quién no quiere ir a Praga un año de estos?…

  1. DINAMARCA – Pues toda la tierra que ves te la daré a ti y a tu descendencia para siempre.
  • Puesto y Puntos en Final:(226 = 38 + 188)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(204 = 40 + 164)
  • Lo mejor: Cuando caminan e invitan al público a hacerlo.
  • Lo peor: Que el jurado no los considerara como merecían.
  • Mi resultado ideal: 11º.
  • Mi predicción antes de ensayos:FALLO. Pensaba que pasaría a la final de forma ajustada y no ganando el televoto como hizo. Además tenía la sensación de que en la final se hundiría al fondo de la tabla y no que alcanzaría un top 10 gracias al apoyo de los espectadores que votaron.

En el Altice Arena: Sorprendentemente fue una de las propuestas más aplaudida y valorada en el propio auditorio. Incluso más que las de Noruega y Suecia… Los vikingos pidieron al público que caminara con ellos y éste respondió con un apoyo apabullante, de los más ensordecedores de la noche… Así pues todos juntos llegamos a la tierra que buscaban, la tierra prometida, la tierra del top 10.

Personalmente, a mí los primos escandinavos de Jon Nieve me tienen loco, con esas barbas tan cuidadas que seguro son lavadas con un champú especial para ello y esas melenazas al viento dignas de ver. Por no hablar de cómo empastan a nivel coral y lo bien que suenan en conjunto… Pero me faltó que la actuación fuera un poco más oscura, como en el DMGP, con más humo y una iluminación más apagada, aunque ya sabemos que la delegación danesa pasó las de Caín con la televisión portuguesa durante ese par de semanas… No daban con lo que le pedían, hasta el punto de soltar las pompas de jabón de Israel o la lacia nieve irlandesa durante un ensayo en vez de la ventisca requerida en Invernalia.

Me hace gracia que una actuación tan sencilla haya sido tan eficaz y haya conseguido conquistar al público hasta el punto de ganar el televoto de la segunda semifinal y ser top 5 en la final… Parece que los jurados en cambio no son mucho de GoT, ni de los Lannister, los Targaryen y los Baratheon… Rasmussen tiene pinta de ser todo un Stark porque salió a escena con paso firme. Muy seguro de lo que debía de hacer y concentrado al máximo. Seguramente Björkman pensó: “¿Cómo se me ha podido escapar semejante temazo en la lista de candidaturas del Melodifestivalen?”, así que no descartéis que el año que viene veamos en el concurso sueco alguna propuesta de este estilo.

  1. AUSTRALIA – No recordéis las cosas anteriores, ni reconsideréis las cosas del pasado.
  • Puesto y Puntos en Final:20º (99 = 90 + 9)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(212 = 130 + 82)
  • Lo mejor: Que con su arte levanto a todo el personal.
  • Lo peor: Que es la peor cantante del año.
  • Mi resultado ideal:16º
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Sabía que pasaría a la final siendo top 4 junto a Noruega, Suecia y Ucrania. También intuía que le pasaría lo mismo que en 2017 siendo apoyada por el jurado y denostada por el televoto aunque nunca pensé que finalizaría tan abajo debido a una final de gran competencia.

En el Altice Arena:No sé si estoy loco, no sé si lo he soñado, no sé si lo que voy a deciros es real… Pero juraría que en el estadio esta actuación se comió a Chipre e Israel. Fue la más bailada de la noche sino la más aplaudida y levantó a todo el mundo, o al menos esa es mi percepción…

A ver… ¿Cómo os diría?… ¿Se puede cantar peor que esta señora? La madre que la trajo al mundo jajaja Valiente tiparraca que se marcó el peor directo del año, peor incluso que el de la rusa porque ésta al menos puede ser perdonada por sus problemas y limitaciones físicas. Pero más cachondo es que sabiendo la Mauboy como canta y hasta dónde puede llegar, se flipó y dijo “ahora o nunca”, y empezó a berrear como una descosida intentando hacer agudos y dibujos imposibles para su dudoso instrumento vocal. Os pido tres hurras y un aplauso por su valentía de no tener sentido común, y menos aún de la vergüenza, y querer marcarse un directazo que ella debió de sentir pero que los demás debimos sufrir jajaja… Creo que el exceso de energía que recibió del público y sintió en sus magras carnes le llevó a tener ese descontrol vocal absoluto y perder la poca vergüenza que le podía quedar tras ponerse semejante vestido de mamarracha al más puro estilo del que se plantaría una cubana que cruza la frontera de Estados Unidos y va por primera vez a una cena con los padres de su futuro marido americano.

La puesta en escena es un auténtico despropósito así como los 90 puntazos que le calzó el jurado y que a día de hoy me siguen escociendo. Sasha Jean-Baptiste le dejó las sobras tras volcarse con Chipre y Bulgaria (que debieron de pagar más siendo más pobres) y le plantó cuatro tiras de led’s que no servían para nada porque todo el peso de la actuación recaía en la soltura y desparpajo de la aborigen australiana. Brillando especialmente con su danza del puente que no pintaba nada en una puesta en escena así pero que nos volvía a todos locos hasta el punto de hacer memes con esa imagen y la lambada de fondo jajaja.

Al menos me queda el consuelo de que el soberano de nuevo demuestra que tiene criterio y le dio el lugar que merecía con tan solo 9 puntitos… Pero me surge una pregunta muy retorcida y mal pensada; ya sabéis como soy… ¿Será cierto realmente que la delegación australiana trafica con intercambio de votos de jurados como dice el gigoló serbio? No me extrañaría porque viendo los resultados tanto de la Mauboy como de Isaiah el año pasado es para al menos parar un instante a pensárselo… Yo sinceramente creo que SÍ. Pero que se anden con ojo los mandamases de la SBS no se ponga la EBU a investigar y les pesquen como cazaron a Azerbaiyán y la Ictimai TV… Ah, y también que tenga cuidado la cadena australiana, que se lo tome en serio y cuide el directo de los artistas que selecciona internamente porque el público desde casa ya les ha dado dos avisos… No vaya a ser que la tercera vaya la vencida y se queden eliminados en semis.

  1. FINLANDIA – Todas estas maldades del adentro salen y contaminan al hombre.
  • Puesto y Puntos en Final:25º (46 = 23 + 23)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:10º (108 = 35 + 73)
  • Lo mejor: Que sea una circa y disfrute de ello.
  • Lo peor: Que no interpretara la versión a piano en 34 idiomas.
  • Mi resultado ideal: 10º.
  • Mi predicción antes de ensayos: ACIERTO. Sabía que usaría un disfraz lo suficientemente bueno como para pasar a la final aunque allí, y me autocito con palabras textuales, se hundiría como el Titanic.

En el Altice Arena:Un buen petardeo circense nunca viene mal y da una inyección de energía al personal, y eso es lo que hizo la finesa con la concurrencia, que con tanto circo en tres minutos nos hizo vivir una monstruosa fiesta a propios y extraños.

Me parece una verdadera injusticia que esta señora haya quedado la penúltima con el show que se marcó y no estén ocupando esa plaza Hungría, Eslovenia, Serbia o Australia por poner varios ejemplos más merecidos… Pero ya sabemos que este país nunca lo tiene fácil como buen Portugal del norte que es.

Saara Aalto estuvo convincente, simpática y vocalmente perfecta, para los que dudaban de las cualidades de la señora… Y a mí el numerazo que se monta me parece digno de tenerlo en un altar por ser tan kitsch, tan hortera y tan barroco. ¿Qué sería de Eurovision sin un espectáculo de tal calibre? Si no se presentaran estas propuestas no podríamos mantener esa esencia del festival que tan criticada es por ajenos pero que tan amada es por nosotros, los propios,que mantenemos vivo el concurso y somos los que nunca permitimos que la llama del ESC se apague.

Las andróginas coristas estuvieron ideales, al igual que nos bailarines. Y la plataforma, que parecía sacada del Circo del Sol, es todo un espectáculo digno de ver. Llena de extras y de artilugios que hacen de todo, es como la thermomix de las puestas en escena… Vamos que yo quiero una para ponérmela en el patio del palacete y así ahorrarme la entrada del parque de atracciones.

Querida Saara eres toda una “mostrua”, como diría Rosario, por favor no cambies nunca y enhorabuena por seguir siendo fiel a tu número, el 2, solo que ahora lo has tenido por la cola… Besis.

  1. BULGARIA – Esta es ahora huesos de mis huesos, y carne de mi carne. Ella será llamada mujer porque del hombre fue tomada.
  • Puesto y Puntos en Final:14º (166 = 100 + 66)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(177 = 107 + 70)
  • Lo mejor: Que fue la mejor actuación de la noche.
  • Lo peor: Que es la mayor injusticia del año.
  • Mi resultado ideal:.
  • Mi predicción antes de ensayos:FALLO. Junto a Francia mi mayor error, puesto que pensaba que sería el país del este que mejor quedaría sin caerse del top 3 como mínimo.

En el Altice Arena: Quizá no fue la actuación más aplaudida. Seguramente no era la actuación más esperada. Pero para mí fue la mejor de la noche, la que me dejó con la boca abierta, sin palabras, la que me atrapó en sus garras desde el primer segundo… fue… cómo explicaros… fueron los tres minutos en los que me abstraje de todo el mundo y viví en intimidad mi comunión con Eurovision 2018. Fue mi momento privado y de retiro espiritual de la noche como también fue la mayor decepción de la misma una vez vistos los resultados.

Solo puedo catalogar esto como LA INJUSTICIA DE 2018. No lo comprendo, creo que nunca jamás lo comprenderé y me pasará como con Grecia 1991, Países Bajos 1993 y Suecia 1998… Pasarán los años y yo me seguiré preguntando qué es lo que falló para que no alcanzara el resultado esperado y cumpliera con las expectativas que se tenían. Porque para mí Bones es mil veces superior a las candidaturas búlgaras de 2016 y 2017 y la puesta en escena se zampa a esas otras dos y a muchísimas otras de cuantas se vieron en el Altice Arena.

No puedo negar que el complejo conjunto de 5 artistas independientes puede que no consiguiera la cohesión necesaria que el público necesitaba para descolgar el teléfono; pero es que para mí justo ahí radica la magia del tema. Todo se concentra en que me gusta ver a los cinco en su momento de gloria por separado y luego disfrutar de sus armonías vocales y como cantan juntos como un coro de ángeles. Especialmente Johnny Manuel, el que interpreta la segunda estrofa, que para mí es la mejor voz masculina del año por encima del albanés Bushpepa por mucho que todo el mundo adore al rockero balcánico. La diferencia radica en que uno tiene 3 minutos para lucirse y él otro tan solo 30 segundos… ¡Me hubiera gustado ver a Johnny Manuel cantando solito durante los tres minutos! Ni austriaco, ni albanés, ni leches…

La gran protagonista y líder del grupo, Zhana, es poderosa y tiene un imán para acaparar la atención. Bestial. Aunque luego no cante algunas partes en las que es cubierta por la corista escondida que llevaban. Por cierto que a la corista hay que darle un aplauso como una catedral por como canta, por el toque que le da tema con sus giros étnicos y por aceptar vivir en la sombra aunque llevara gran peso de la canción. ¡Toda una grande!

No puedo olvidarme de los otros tres cantantes que componen el elenco búlgaro porque me parecen también sumamente imprescindibles. Es que sinceramente no me sobra ni me falta nadie. Equinox me parece un equipazo muy bien estudiado y milimetrado a la perfección. Así como la puesta en escena basada en una realización futurista, oscura y perfecta. Creo que estaremos de acuerdo en que es la mejor realización de la edición con el permiso de Chipre y Suecia porque no solo lleva cada plano medido y programado, sino porque los efectos que se meten entre planos no son nada fáciles de ejecutar…

Han pasado dos semanas y sigo viendo la actuación de forma reiterada, no puedo dejar de disfrutar de ella aunque cada vez que termino de verla me queda un sabor agridulce, la pena de la consideración que tuvo y la incomprensión de no compartir criterio con lo que opinó la mayoría… Pero de todos modos cierro diciendo: “Gracias Bulgaria. Sigue así porque vas por un camino excelente y estás a punto de conseguirlo”.

  1. MOLDAVIA – El que comete adulterio no tiene entendimiento; destruye su alma el que lo hace.
  • Puesto y Puntos en Final:10º (209 = 94 + 115)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(235 = 82 + 153)
  • Lo mejor: Que el espectáculo es trepidante.
  • Lo peor: Que no dure tres minutos más.
  • Mi resultado ideal:12º.
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Predije que tenían la final más que asegurada y que finalizaría entre los puestos 11º y 14º de la final… La última votación le hizo subir al 10º en el momento final.

En el Altice Arena:Ya habían salido artistas simpáticos, habíamos visto puestas en escena asombrosas, pero ahora llegaba el momento cómico de la noche, diversión en estado puro y un soplo de aire fresco con este sketch de revista eslava, que sacó una sonrisa a todos y cada uno de los que estábamos allí al igual que los que lo veían desde casa… por ello se ganó un meritorio top 10 a pulso.

¡Qué tipos tan divertidos! ¡Qué bombazo de alegría y entretenimiento! Los chicos de DoReDos son unos cracks y han sabido jugar sus cartas para brillar en esta edición de Eurovision. Claro que eso no hubiera sido posible si no hubieran participado en un festival ruso de música folclórica y Philipp Kirkorov (jurado de dicho certamen) se hubiera fijado en ellos.

Hablando de Kirkorov, toda una Diva soviética de rompe y rasga, hay que decir que fue maravilloso verle atusarse la melena a la hora de bajar del autobús para ir a los ensayos como si fuera Rocío Jurado cuando se ponía intensa. Y ver como partía el bacalao en las ruedas de prensa acompañando a los niños moldavos y siendo más protagonista que el propio trío sentado en medio de todos, por él es el jueves de la semana. Y es que a él nadie le hace sombra… Él tenía que dejar claro que si Moldavia ese año iba a conseguir algo era por él, que para eso se había involucrado completamente en la candidatura. Lo que no contaba nunca en las entrevistas el cobarde ex marido de la Pugacheva era que lo hacía como revancha frente a la televisión rusa por confiar por segundo año consecutivo en la pobrecica de la Samoylova, dejándole de lado, e ignorando el interés de Sergey Lazarev en volver para ganar acompañado del dream team. Y hablando de dream team… Como no podía ser de otro modo, Kirkorov tiró de agenda de su móvil con funda de brillibrilli que llevaba todo el día colgado al cuello como buena pija del barrio de Salamanca, y llamó a su amiguito Fokas Evangelinos para que montara la puesta en escena… El poco acertado Fokas, que en las últimas ocasiones no ha estado fino, este año quiso tirar la casa por la ventana y montar un número extenuante que hiciera justicia a una canción tan graciosa. Así que con tres puertas, nueve ventanas, 3 dobles y apariciones milimetradas preparó la puesta en escena de My lucky day inspirándose en un ménage-à-trois con toriles de por medio.

¡No faltó de nada! Hasta el doble del chico de rojo se calzaba los tacones y se remangaba el pantalón para hacer de la tercera chica enseñando las piernas. Por cierto, hablando del cantante del traje de rojo… ¡Quées mi favorito!… Lo idolatro, no lo puedo evitar después de ver su perfecta cara de panoli cuando aparece justo antes de la segunda estrofa, que clavó siempre en todas las repeticiones.

Madre mía, como va Moldavia últimamente. Parece que se están acercando a paso agigantados a su hermana mayor Rumanía y quieren ser ahora ellos los que partan la pana. Desde luego en los últimos años les han robado el protagonismo. ¡Veremos si les dura la racha!

  1. SUECIA – Bienaventurados los perfeccionistas porque ellos alcanzarán la gloria.
  • Puesto y Puntos en Final:(274 = 253 + 21)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(254 = 171 + 83)
  • Lo mejor: Que la ejecución es clavada al milímetro.
  • Lo peor: Que el jurado la considerara tan bien…
  • Mi resultado ideal:.
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Tenián 100% posibilidades de pasar a la final y en ella rozarían el top 5 sin entrar en él… Pronosticaba un puesto entre el 6º y el 8º… Al final el 7º.

En el Altice Arena:En concreto esta actuación la viví de una manera bastante especial por estar rodeado de toda OGAE Suecia. Si bien no ha sido la actuación más aplaudida del país escandinavo en los últimos años, si fue muy bien recibida porque ya sabemos que una gran mayoría de los eurofans son grandes amantes de la cuna del Melodifestivalen… Por cierto, os voy a contar una anécdota que me sucedió jajaja… Estaba tan indignado con que el jurado hubiera dejado esta actuación en segundo lugar, que en el momento en el que el televoto por primera vez en años lapidó a la intocable Sverige metí un aplauso y un grito de forma refleja que me podía haber costado caro… ¡Sí, estaba reventado por ver a Francia y Bulgaria donde estaban! ¿Qué pasa?… Pero tuve la suerte de que todos los suecos que me rodeaban estaban tan chocados con los 21 puntos del público que ni se enteraron de mi reacción… Si llegan a enterarse no tengo Lisboa pa’ correr… ¡Qué esta gente no está acostumbrada a perder y es muy sentida!

Benjamin es un blando, además de un llavero y no me pega nada ese aire de machito que quiere dar cuando yo le detecto un lado femenino bastante desarrollado… ¡Qué no es nada malo! Faltaría más… Solo que me descuadra un poco en conjunto… Además el pobre, cantar lo que se dice cantar no canta un pimiento… Pero tiene telegenia, es decir, que por cámara y a través de la pantalla es un conquistador nato. Enamora a cualquiera, o al menos a los supuestos expertos jurados que le dieron la segunda plaza y 90 puntos a la australiana… De hecho fue el favorito de 33 de los 215 jurados que votaban (5×43=215), que parece poco pero es mucho… El tío juega con las cámaras como quiere. Sonríe y derrite al personal, al igual que hicieron Måns, Frans y Robin. Estos suecos deben de pasarse horas ensayando delante del espejo en esos fríos inviernos en los que no hay quién salga de casa, de lo contrario no lo entiendo… Pero a pesar de que la candidatura sueca me encanta, como casi todos los años, este año podría ser definida como “mucho ruido y pocas nueces”, y de ahí que el público que siempre compra a la intocable este año ni se haya acercado al escaparate.

Estoy un poco cansado ya de tanto hombre por Suecia ehhh… necesito una buena Diva que desde Sanna Nielsen no nos premian con ello y ya va tocando… Así que desde aquí mando un mensaje a mis queridos suecos, a ver si nos mandáis a Carola al año que viene que esta década todavía no ha pisado suelo eurovisivo y eso no puede ser…

  1. HUNGRÍA – Así haré cesar el ruido de tus canciones, y el son de tus arpas no se oirá más.
  • Puesto y Puntos en Final:21º (93 = 28 + 65)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:10º (111 = 23 + 88)
  • Lo mejor: Su resultado final.
  • Lo peor: Que no le dieran ese resultado en la semifinal y se fueran para casa.
  • Mi resultado ideal:26º.
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Aunque no lo he clavado del todo… No ha sido completo porque sabía que pasarían a la final aunque no pensaba que lo harían tan justos. También creía que harían un top 10 justitos y no que se descalabraran en la clasificación final puesto que siempre que se cuela una canción de este corte en la final, termina bien posicionada.

En el Altice Arena:Pues allí en el estadio la gente parecía que estaba en las fiestas del partido comunista a empujón limpio y vibrando con tanto ruido, aunque yo la verdad poco caso hice a semejante engendro porque fue mi momento “kit-kat”… Estaba sordo por la ¿música? húngara y absolutamente cegado, en el peor sentido de la palabra, por los focos, strobos, gobos y kilos de pirotecnia que utilizaron los niñatos estos… Vamos que no fueron tres minutos demasiado agradables para mis cinco sentidos.

¡Me alegro tanto de su resultado final! ¡Y peor que tenían que haber quedado por hacer semejante engendro!… ¡Dónde esté el circo finlandés que se quite esto!

Poco tengo que decir porque no me gusta un pimiento… Que la propuesta es más de lo mismo… ruido, ruido, ruido… Es que no me gusta nada de nada, no lo puedo evitar. Me exaspera la voz del grillado solista que tiene cara de haberse escapado del sanatorio de “Alguién voló sobre el nido de cuco”. Me sobra el flipado guitarrista que se tira el público como si estuviera en un festival de música heavy. Vamos, que me molesta absolutamente todo de esta actuación… Solo me falta que actuara con ellos el hijo de Bárcenas…Next… Vayamos a quién realmente importa…

  1. ISRAEL – Muchos son los llamados, pero pocos los elegidos…
  • Puesto y Puntos en Final:(529 = 212 + 317)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(283 = 167 + 116)
  • Lo mejor: Que es la justa ganadora de Eurovision 2018.
  • Lo peor: Que al ganar ella no podían ganar otras.
  • Mi resultado ideal:.
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Siempre supe que sería la ganadora, desde antes de que se conociera la canción incluso, solo por saber que la cantaría Netta. Siempre aposté por Israel… Y al final se cumplió mi vaticinio que para mí era cantado, estaba clarísimo, se veía desde lejos que era la GANADORA.

En el Altice Arena:Por mucho que digan que había flojeado, que había caído en las apuestas tal y como se cayó por la escalera bajando cuando se clasificó en la semifinal, y que ya no era la favorita porque lo era Chipre, da igual porque el público estaba enfervorecido con Netta, Toy y la gallina. Temblaron los cimientos del Altice durante esos minutos y la gente lo dio todo, se lo pasó como si estuvieran en las fiestas patronales de su pueblo e Israel se bajó del escenario dejándonos una sonrisa y muy buen sabor de boca a todos.

Netta fue la que puso la famosa y comentada, cada año, cara de ganadoraal terminar de cantar y por eso levantó el micrófono de cristal. Ya lo advirtió mientras repartía llaveros con forma de osito en la blue carpet del domingo, al igual que hiciera Loreen en 2012, que ella iba allí a ganar; que no contemplaba ni cabía otra posibilidad que no fuera esa y que el festival tenía que ir al año que viene a Israel sí o sí. Y así pasó… Y así es como se va a Eurovision: ¡A ganar!

Vayamos por partes… Vocalmente Netta estuvo bien, no fue la estonia ni el albanés, ni necesitaba serlo, no se asfixió en exceso o al menos no se notó como en otras ocasiones, pero… ¿Acaso eso importa viendo como votan los jurados que son expertos musicales? Porque si a un jurado que es cantante le importa un pito que desafine la australiana, que apenas tenga voz el sueco o que se asfixie la israelí, que narices le va a importar a un votante desde su casa que solo se fija en lo superficial y en si algo le gusta o no, sin ir más allá en su análisis nocturno de un sábado de mayo…

La puesta en escena es perfecta. Con los descompasados gatos chinos de la suerte (que se la dieron bien dada) como guiño a la cultura manga que tanto le gusta y a los juguetes de los que habla la canción. Las bailarinas exagerando la gallina son maravillosas y hacen justo lo que se necesita y se pide, que exageren el punto clave del asunto, el motivo por el que todo el mundo va a recordar la propuesta israelí entre las 26. Sobre todo la de pelo corto que tiene ese ángel que no puedes dejar de mirarla.

El looper de la cantante es maravilloso con esas luces y tan fashion, aunque yo sinceramente creo que era atrezo y eso no funcionaba ni a pilas… será que no sé cómo va el cacharro… Y el vestuario, divino e inspirado también en el rollo japonés y con guiño a la túnica de Charlton Heston haciendo de Moisés en Los diez mandamientos. Con sus monitos, japoneses también para variar; y unos tacones que no eran aptos para cruzar el puente según pudimos ver cuando iba a recoger el premio. ¡Una estética muy acertada!

Por otro lado las caras de Netta fueron geniales. Histriónica hasta la médula como en el videoclip, justo lo que le hace única, especial, irrepetible… lo que he repetido ya en tantas y tantas ocasiones en mis columnas… ¿Por qué ganó Netta y no la Foureira? Muy sencillo queridos míos… La Foureira es una diva más, por más maravillosa que sea, que lo es; mientras que Netta posee unicidad y un carisma especial, no hay nadie como ella, y eso es fundamental para ganar Eurovision. Además, que leches, me encanta que una chica gorda y de belleza distraída se haya comido con pan bimbo al pibón del año con cuerpazo, pelazo, ojazos y todo lo que acaba en –azo. ¡Tú sí que vales Netta! Toda una camioNetta que arrolló al resto de marioNettas participantes y demostró que las gordas, las de tallas grandes, las feas, las de gusto distraído, las raras, las diferentes también pueden, también tienen derecho y cuentan con posibilidades. ¡¡¡Brava!!!

  1. PAÍSES BAJOS – Ojos altivos y corazón arrogante, lámpara de los impíos.
  • Puesto y Puntos en Final:18º (121 = 89 + 32)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(174= 127 + 47)
  • Lo mejor: El resultado final que le dejó más reventado de lo que es y por mucho que se empeñe una mujer con barba y una gallina clueca se lo han comido con patatas.
  • Lo peor: Que no quedó peor aún.
  • Mi resultado ideal:23º.
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Acerté, valga la redundancia, que sería finalista y que en la final se quedaría perdido… Encima le plantaron a actuar detrás de Israel…

En el Altice Arena: Tengo la sensación de que fue una candidatura que pasó sin pena ni gloria en el desfile de actuaciones… Presumiblemente porque actuó tras Israel y la gente a esas alturas ya estaba pensando en ver el fuego de la Foureira… Aun así, reconozco que acabe disfrutando del espectáculo y de la voz de Waylon que en directo es todo un animal escénico.

Este señor es un quiero y no puedo. Una mala copia de Mr. Sobrado, digo… Salvador Sobral. Desde sus declaraciones previas al festival contando que había decidido volver porque el discurso de Salvador tras el triunfo le inspiró con su llamamiento a la música que es sentimiento frente a la que son fuegos artificiales, hasta sus declaraciones tras el festival despreciando la victoria israelí y el éxito de Netta y Toy… En el fondo lo que sucede es que es un reventao, como tantos otros, que no es capaz de asumir que la señora con barba y la gallina judía le han dado sopas con hondas como David le dio a Goliat. ¡Ay Waylon de mi alma y de mi corazón… a ver cuándo aprendes que Eurovision es mucho más grande de lo que piensas! Aquí no vale la corrección, aquí lo que cuenta es marcar la diferencia. Como la marcaste tú en 2014 junto a Ilse. Hay que hacer magia, atrapar al público por algún motivo, hay que conquistar con verdad y tú la perdiste cuando metiste una coreografía deKrumping, que es un baile urbano que se originó en Los Ángeles a mediados de los años 90, para los que no lo sepáis.

A mí la coreografía no me desagrada en absoluto y creo que le da ritmo al tema y no lo hace tan lineal como podría serlo de ver al neerlandés los tres minutos con su pie de micro. Pero claro, a mí no me gusta el tema holandés, mientras que a todos los puristas que defendían Outlaw in ‘em les pareció un sacrilegio tan afrenta. Bien es cierto que no dejo de pensar que quizá esa puesta en escena le robó protagonismo al listillo del holandés que debería haber aprovechado más la fuerza expresiva de su mirada…Pero se abandonó al circo, porque aunque lo niegue también le va el bizarrismo, sino cómo se le ocurre contratar al desastroso Hans Pannecoucke después de lo que le lio a Manel Navarro… ¿Y él osa criticar los circos ajenos sin ver la viga en el suyo? ¡Qué valor!

Me flipa su estilismo y la americana animal print de manga italiana, muy salvaje todo como proclama el mensaje de su canción, que habla de los forajidos que viven al margen de la ley. Y parece que él también vive al margen de la que predica, la de ser fiel al sentimiento y alejarse de los artificios… ¡Hipócrita!

¿Volverás a intentarlo una tercera vez Waylon? Espero que si lo haces, presentes algo que este a la altura de Calm after the storm y sobre todo que vengas con menos humos… Porque la experiencia es un grado y la humildad siempre es premiada. Si no que se lo digan a los altivos ex eurovisivos que se creían algo y se quedaron en nada Severina, Zeljko Joksimovic, Lydia, Patricia Kaas, Lena PH, etc, etc, etc… Aunque como siempre hay una excepción que confirma la regla, tenemos el ejemplo contrario de tu amigo, Salvador “Sobrado” Sobral.

  1. IRLANDA – Muy limpios son tus ojos para mirar el mal, no puedes contemplar la opresión.
  • Puesto y Puntos en Final:16º (136 = 74 + 62)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(179 = 71 + 108)
  • Lo mejor: Que le dieran normalidad a la homosexualidad.
  • Lo peor: Que ha habido pocos huecos para tantas propuestas dignas de top.
  • Mi resultado ideal:17º.
  • Mi predicción antes de ensayos:FALLO. Es un fallo relativo porque en el momento que hice mi predicción no se había confirmado que llevaría a la pareja de bailarines, pero advertí que si lo hacía, tenía opciones de ser finalista. Y así fue. De todos modos me lo apunto como fallo por no tirarme a la piscina del todo.

En el Altice Arena: Una propuesta con guiño LGTBI interpretada ante un público que en su mayoría forma parte de dicho colectivo solo puede ser sinónimo de éxito… Eso es lo que pasó durante esta actuación en el estadio, que el enfervorecido público se volcó con el irlandés y su tema, especialmente en el momento que hacen su aparición los bailarines en el puente… Imagino que todos quisimos ser en ese momento uno de los dos jovenzuelos que viven su apasionante historia de amor coreografiada.

Es tan especial, tan emotiva, tan de la Irlanda de antaño que presentaba calidad y enseñaba lo que sabía hacer bien… No como cuando metieron un globo aerostático para una balada que no pedía eso, o cuando salió un pavo a pedir los 12 puntos…

Ryandeapellidoinescribibleeinpronunciable, sobrino de Gary, que representó a la isla esmeralda en 2001 en Copenhague, es un chico encantador que desbancó a Rybak en el ranking del yerno que toda suegra querría tener. Además es inteligente por saber elegir muy bien un tema que le fuera como un guante y rodearse de un equipo de artistas que le acompañaran genial en escena. También puede decirse que es extremadamente generoso; porque permitirte el lujo de quedar en un segundo plano en numerosos momentos durante los tres minutos más importantes de tu carrera profesional para que brillen los que te acompañan es como mínimo digno de mención.

La escenografía es un delicia, con esas farolas, ese banco, esa nieve, ese todo que recrea tan bien el videoclip incluso llegando a superarlo… ¡No era nada fácil de conseguir! Así que en el momento que salió el último sobre de la primera semifinal con el nombre de la isla me alegré un montón, la verdad. ¡Y qué decir del resoplido de Ryan y esa mirada de “por los pelos”que ya forman parte de la historia de momentazos a la hora de comunicar los finalistas!

Cuando Irlanda hace lo que sabe y lo ejecuta bien, brilla, funciona, tiene éxito. Ojalá esto les dé un chute de energía a los de Eire para que sigan por esta senda, que para mi gusto ya cogieron en 2015 y 2017, y nos continúen ofreciendo productos de tan alta calidad, lo justo para verlos en la final pero que no ganen que necesito que Suecia se lleve un par de micrófonos de cristal más y lidere el palmarés.

  1. CHIPRE – Sodoma y Gomorra fueron destruidas por el fuego.
  • Puesto y Puntos en Final:(436 = 183 + 253)
  • Puesto y Puntos en Semifinal:(262 = 89 + 173)
  • Lo mejor: Que es la DIVA de la edición.
  • Lo peor: Que no haya representado a Grecia con esta candidatura, porque de haberlo hecho estaríamos hablando de la segunda victoria griega.
  • Mi resultado ideal:.
  • Mi predicción antes de ensayos:ACIERTO. Chipre era una clarísima finalista y dije que Björkman la ponía ahí porque iba a ser el colofón del año. Al final no solo lo fue en la semifinal, sino que en la final también puso el lazo casi cerrando el desfile de canciones. Estaba claro que iba a dar mucha guerra… Aunque nunca pensé que tanta. Pero la guerra que ha dado ha sido merecida y ganada a pulso.

En el Altice Arena:Fue la actuación del año. La ovación del año. El momentazo del año… Independientemente de que ganara o no, siempre podrá presumir de que fue la más aplaudida y apoyada por el público en directo. España, Portugal, Dinamarca, Australia e Israel habían sido tremendamente aplaudidas, pero el estadio se vino abajo con la Foureira y su fuego… ¡Y es que a los eurofans lo que nos gusta es una buena DIVA!

¿Qué puedo decir? Es una bestia escénica. Fuego puro. Además de llevar el mejor estilismo del año y de los mejores de todos los tiempos con su mono con 50.000 cristales de Swarovski, que en esta ocasión era imposible que dieran mala suerte por estar tan bien confeccionado, y sandalias a juego con cristalitos de los caros. Con esa melena leonina que se movía al viento y ese maquillaje que la hacía si cabe más guapa de lo que ya es. Con esos movimientos y esa expresión corporal tan cuidada y sus miradas que lo dicen todo, la Foureira brilló como si fuera Afrodita, diosa de la belleza y el amor.

¡Me recuerda tanto a la Paparizou en 2005! Es la versión 2.0 de la única ganadora helénica y hubiera sido una grandísima ganadora del festival. Además, aunque ya sabéis que yo soy de Israel, me hubiera hecho tanta ilusión ver a Chipre ganando el festival 37 años después de su debut y ver a la Foureira, rechazada año tras año por la ERT griega por tener raíces albanesas, levantar el micrófono de cristal y enviar un beso a la cámara con guiño de ojo incluido mientras pensase: ¡Ahora os jodéis por tontos!… Pero bueno, tengo la seguridad de que ella volverá para ganar, e imagino que lo hará por Grecia. De hecho está más que claro si en vez de representar a la isla mediterránea lo hubiera hecho por la cuna de la filosofía y la democracia, ahora mismo estaríamos hablando de la segunda victoria del país en el ESC. Estoy convencido al 100%.

¡Qué barbaridad de realización! ¡Qué gustazo de iluminación! Esos láseres copiando la entrada de Jamala mientras mira como una leona justo antes de cazar a su presa. Esas caderas tan sensuales, esas manos señalando, esos giros poniendo en pompa el lugar donde acaba la espalda y esos golpes de melena. Y aparecen las coristas suecas con bien de tinte moreno para parecer del sur, bien de coreografía “beyoncéniana” para demostrar que son unas singles ladies mientras preguntan: ¿Y el anillo pa’ cuando? Y qué me decís de esos focos fucsias para resaltar el post-estribillo, con contraluces a la vez que se invoca al Fuego. Y más meneo, bien de culo, bien de cintura, y miradas milimetradas sabiendo que cámara está adorándola en cada momento. Y aparece el sobreimpresionado del humo rojo, que ella lo dispersa con un soplido. Y más focos fucsias, más cadera, y llegamos al puente con la DIVA echando fuego por el cuerpo porque ella no es que sea madre de dragones, es la reina de las madres de dragones. Y venga las fallas con fogonazos, que como diría la Pantoja: “El fuego está encendido, la leña arde, arde, arde”… La Foureira cogió fuerzas en su palacete de Limassol, de que ya os hablé en su momento, y se preparó de cara a Lisboa para petarlo alimentándose de mucha piña y mucho plátano mientras tomaba el sol en triquini.

Ahora, una vez pasado el certamen y conociendo su resultado final está tan flipada con todo lo que le ha dado el festival, pletórica y loca de emoción por poder ir saltando de orgullo en orgullo durante el verano y sobre todo de que le reconozcan tanto en España, que va a terminar comprándose una monasterio en Sonseca para reformarlo con bien de tul y satén e instalarse aquí. ¡Y nosotros que la queremos, nos manifestaremos para que le den la nacionalidad española! ¡Y qué nos represente! ¡Y qué cada verano nos saque un temazo para menear el negocio! ¡Y qué le dé un taconazo a Toñi Prieto! ¡Y qué sea la nueva Johnny Logan del siglo XXI! ¡Y qué viva la madre que te parió Eleni Foureira!

 26.ITALIA – Y al que te hiere en la mejilla, dale también la otra.

  • Puesto y Puntos en Final:(308 = 59 + 249)
  • Lo mejor: Que un mensaje tan duro haya sido tan bien recibido.
  • Lo peor: Que es el daño colateral de Francia.
  • Mi resultado ideal:.
  • Mi predicción antes de ensayos:FALLO. He de ser sincero y si me acojo a la predicción que hice en la columna he de reconocer que me equivoqué porque les daba un puesto del 11º al 18º ya que estaba cegado con Mercy. Si hubiera sido fiel a lo que pensaba en febrero cuando ganaron Sanremo, que dije que serían top 5, habría acertado… Pero lo que se firma es lo que vale, que las palabras se las lleva el viento.

En el Altice Arena: Tuvo fuerza y nos conmovió. Fue el colofón perfecto para una noche redonda. El dúo italiano emocionó al soberano con su vigor y su canto desgarrado pidiendo paz en un mundo lleno de guerra.Y sonreímos por la noche que estábamos viviendo con la sonrisa de un bambino.Italia no nos quitó nada, al contrario, nos lo dio todo.

El dúo francés dijo que no quería el color rojo en la iluminación del escenario porque era demasiado agresivo y violento. Los italianos, fieles a una candidatura que abogaba por la contundencia de un mensaje muy duro pero real, precisamente eligieron el rojo como color principal de su representación para transmitir esa violencia, esa ira, esa agresividad y todo el odio que implica el terrorismo que vivimos hoy en día. Porque el rojo es el color de la sangre derramada en nombre de dioses que seguramente lo que menos deseen sea que se perpetren actos así en su nombre… Italia cerró el concepto escénico con la impresión de la letra de la canción en muchos idiomas distintos para que el mensaje fuera entendido por todo el mundo sin dejar de ser fieles a su idioma natal. Además utilizaron de forma muy inteligente los puentes, cruzándolos para unir culturas y mundos paralelos y terminar cantando entre el público.

Ermal Meta, que es el más delicado y dulce de los dos tanto interpretativamente como a nivel vocal, se encargó brillantemente de la estrofa y estribillos iniciales, además del puente; mientras que Fabrizio Moro, que es más rudo e intenso, se dedicó a cantar la segunda estrofa y un estribillo poderoso y directo, además de las repeticiones del título del final. Con ello la canción crece de menos a más, de la delicadeza a la fuerza, un crescendo muy estudiado. ¡Sin duda hacen un equipazo!

Con un estilismo tan exquisito como tienen siempre los italianos, que para eso son los que mejor visten al hombre a nivel mundial, conjugaron el toque elegante y clásico sin ser encorsetado de Meta con el aire más rockero y juvenil sin ser desgarbado de Moro.

Ojo al detalle de la última frase antes del puente: “La sonrisa de un niño”, con un plano del escenario vacío ya que ellos estaban en los puentes y el texto holográfico en hebreo… ¿Una puyita para Israel y sus ataques a Palestina? Me da a mí en la nariz que sí…

Y así Italia se hizo su tercer top 5 desde que regresaron hace 8 ediciones. Y así Italia demostró de nuevo que de un festival con la calidad de Sanremo solo pueden salir candidaturas maravillosas. Y así Italia se metió de nuevo al público en el bolsillo, aunque no tuvo el apoyo del jurado, como en 2015… Pero pronto ganarán… Aunque lleve ocho años diciéndolo y aun no se haya cumplido, el que la sigue la consigue y Nicola Caligiore no cesa en su cometido. ¡Grande Italia!

Y tras unas votaciones que todavía nos tienen sorprendidos y que no comprendí en el Altice Arena pero sí cuando vi el festival por televisión en casa, ha llegado la hora de cerrar con las conclusiones por si no he dado todavía bastantes… Pero antes quiero decir que me encantó la retransmisión de los comentaristas españoles, Tony Aguilar y Julia Varela, que hablaron cuando tenían que hablar y tradujeron cuando tenían que traducir, y estuvieron muy simpáticos y divertidos con el fallo incluido de dar paso a Dinamarca cuando le tocaba a la República Checa. Me gusta mucho lo que contaron y cómo lo contaron. Y enhorabuena también a mi querido Víctor Escudero que por primera vez tiene voz en directo y le pudimos escuchar. ¡Felicidades porque te lo has ganado a pulso!

Me da pena que en un festival tan bonito haya habido dos momentos tan feos al final… El primero y menos importante fue cuando Doron Medalie, compositor del tema y diva de medio pelo que pasa a engrosar mi lista negra junto a Rybak, Waylon y Sobral, quiso ser más protagonista que la propia Netta y echó de forma muy poco elegante al austriaco Cesár cuando se acercó a felicitar a la israelí como si fuera Ruth Lorenzo con la propia Conchita en 2014. ¡Muy mal Doron! NETTA HACE GRANDE A TOY, NO TOY A NETTA. Aunque es imposible negar que la calidad de la materia prima (canción) es indiscutible.

Y el segundo momento, que sí es importante y tremendamente feo es cuando Mr. Sobrado, golpeado con un zas en toda la boca por la misma Europa que lo hizo ganador un año antes, salió a entregarle el trofeo a la niña gallinácea con cara de circunstancias, una forzada sonrisa y el desprecio de no quedarse a ver como lo levantaba… ¡Siempre la lías en el momento del premio, hijo mío! ¿Te crees Dana International? Por como ella solo hay una… Ah y por cierto, también era de Israel, también era una petarda, y también ganó como tú… ¡Dedícate a cantar tus canciones infumables con tus caras infumables acompañado de Caetano Veloso, que los dos sois dos grandes cantautores que no nos merecemos los oídos de los mortales, mientras nosotros disfrutamos de la victoria de Israel, Netta y Toy como buenos amantes de los fuegos artificiales!

Creo que tengo buen ojo, sinceramente… He tenido 9 fallos y 17 aciertos. Así que mi ojo clínico dice que mi fiabilidad en el vaticinio es del 65%. ¡Qué es mucho en un año tan abierto y competitivo como este! Sigo pecando de iluso con una España que nunca quiero que me emocione y siempre me acaba atrapando en sus redes al oír el clamor de mis ilusionados amigos eurofans españoles y de una Francia en la que tengo fe ciega porque uno ha de ser leal a lo que ama. Quitando eso y mi incomprensión ante el descalabro búlgaro, que imagino que algún año superaré… dentro de mucho tiempo… Todo lo demás era bastante obvio desde el primer momento.

He aprendido muchas lecciones este año. Porque lo mejor de que finalice otro festival de Eurovision más es hacer feedback y analizar con calmalo sucedido, dejando reposar todo en su justa medida. Siempre os he dicho que la mejor forma de conocer el futuro es sabiendo lo que ha ocurrido en el pasado, y lo que ocurre en el pasado hay que observarlo con lupa, a conciencia, para aprender de él y ver lo que es positivo y las cosas que se hacen mal para no volver a repetirlas. Además así sabe uno a que enfrentarse cuando haya situaciones similares y puede tener capacidad de reacción… Siete lecturas como los siete pecados capitales que hay que sacar de Eurovision 2018:

  • Ningún país del este en el top 5, la excepción que confirma la regla.
  • Dos mediterráneos, uno centroeuropeo y dos big 5 en lo más alto de la tabla de clasificación.
  • Cuanto mayor es el nivel más difícil es acertar el ganador por previsible que sea. Pero la unicidad siempre es síntoma de triunfo.
  • Europa quiere sorprenderse y emocionarse con cosas que no se hayan visto antes; aunque es capaz de dejarse llevar por un desgarrado grito como el italiano, una verdad sincera como la alemana, un espectáculo exquisito como el austriaco o una radio fórmula sensual y adictiva como la chipriota, al final sobresale quién marca la diferencia.
  • Ningún país tiene más privilegios que otro a la hora de ser tratado por la UER y la televisión anfitriona. Solo hay que llevar los deberes bien hechos. Chipre no tuvo ningún problema a la hora de los ensayos mientras que Dinamarca que parece siempre tiene todo de cara si los sufrió.
  • La nueva forma de votar beneficia a los que son más favoritos y perjudica a los que no lo son. Pero no hay grandes cambios sustanciales. Me gustaría saber que pasaría si se votarán las 26 canciones del 25 al 1, siendo la más votada con el 25 y la menos con un 0… ¿Cambiaría algo?
  • Se confirma la conclusión de los últimos años: Siempre que se haga lo adecuado para destacar y marcar una diferencia positiva, EUROVISION LO PUEDE GANAR CUALQUIERA.

Vaticinio: RUSIA GANARÁ EUROVISION 2019.

¿Y vosotros cómo lo vivisteis? ¿Ha cambiado mucho vuestro top tras ver todo? ¿Cuál es vuestro top 5? ¿Pensáis qué España mereció ese resultado? Mientras os lo pensáis y me lo contáis en el grupo de Facebook y con vuestros tweets, os recuerdo que “Eurovision es música y la música es para disfrutar. Así que disfrutemos de Eurovision”. Ahora a descansar y coger fuerzas para peregrinar a la incierta sede de Eurovision 2019, que visto lo visto va a traer cola y nos va a mantener expectantes unos cuantos meses… ¡Parar variar!

Eurobesos para todos.

Firmado: Juan Manuel Jiménez Díaz

@juanmajd

*Todas las afirmaciones e ideas expresadas en este artículo de opinión pertenecen única y exclusivamente a su autor, y son totalmente ajenas a la Asociación OGAE Spain.

Deja un comentario